MujerNovedadesPSB

Yo te digo, adiós banca rota

Estos consejos nos han ayudado a mantener las finanzas en orden

Hola Bellas, ¿cómo están? Le cuento que hace poco tiempo me estoy comenzando a independizar, ¿por qué comenzando? Porque para mí es un proceso largo, que necesita preparación física, sicológica y obviamente monetaria.
Como mis padres ya no me dan dinero, descubrí lo mucho que cuesta tener mis luquitas y la verdad es que me estoy convirtiendo en mi más grande temor: mi padre. El siempre ha sido un hombre súper racional, cero compulsivo, cero emocional. En cambio, yo era todo lo contrario, emocional, compulsiva. Gastaba lo que tenía y lo que no también, mientras que él siempre fue más austero, porque si no lo necesitas, no debes comprarlo.
Sin embargo, hoy me he convertido lentamente en ese hombre que desde que era chica detesté, salió todo mi lado ahorrativo, pienso antes de comprar todo, y si gasto mucho empiezo a pensar en que el fin de mes tendré que comer fideos con fideos.
Es por eso, que quiero aclararles algunas de las maneras en las que estás desperdiciando tu dinero sin siquiera darte cuenta.
Lo más lógico es ajustar nuestro presupuesto y evitar las tarjetas de crédito porque ellas harán que tus finanzas se descontrolen. Pero cuando tienes que tenerlas, elige el banco que más se ajuste a ti, el que tenga menos tasa de interés. Y paga en las fechas porque sino tus deudas aumentarán por morosidades.
Otra cosa que tienes que tener súper en cuenta, sobretodo en estos días cuando el invierno llega, es no tener bien regulada la calefacción de tu casa, esto hará que tengas que prender más artefactos para hacer más agradable tu estadía. Y obviamente no te olvides de apagar las luces cuando salgas, esto aumentará considerablemente la cuenta de La Luz a finales de mes.
A menudo, tenemos cosas para cocinar en nuestra casa, y obvio hacer una comida casera, que probablemente se más rica y económica que la que compras en la oficina todos los días.
Elimina de tu vida todas esas suscripciones que ya no te sirven de nada. Dile adiós a esa revista que te suscribiste en tu adolescencia, a la aplicación de música que descubriste, pero no te convenció tanto y a todas las cosas que te restan dinero en tu cuenta.
Tal vez eres de las que no vive sin un café o agua en la mañana, y cómo no alcanzas a prepararlo en la mañana, camino al trabajo, compras uno, ¡Olvídalo! Prepara tu café para llevar y compra aguas que puedas rellenar después, ese es un gasto considerable que muchas veces no tenemos en cuenta.
Otra de las cosas que probablemente no nos percatemos, es el pago de la televisión paga o cable, pregúntate ¿realmente sigues viendo TNT con la llegada de Netflix?
Y finalmente la primera de las cosas que debes olvidar cuando tus financias andan marcando números negativos, es comprar solo cosas de marcas, da lo mismo dónde compras tu próximo pantalón, lo importante es cómo llevarlo y solo tú tienes esa respuesta. Finalmente, no salgas a comer o a tomar un trago o un café con todos tus conocidos todos los días de la semana, elige cuándo y cuál será tu gasto límite.
Espero que estos consejos les hayan servido tanto como a mi, porque irse a vivir solo no es tan fácil como yo pensaba.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X