MaternidadSalud

¿Existe el instinto maternal?

Una de las preguntas frecuentes que me hacían familiares y amigos tras el nacimiento de mi guagua era: apenas lo viste ¿te sentiste enamorada? Insinuándome de algún modo que el nacimiento y contemplación de mi bebe debía desencadenar algún tipo de respuesta emocional inmediata que condujera mis conductas posteriores. Era como si me preguntarán ¿sentiste el despertar de tu instinto maternal? Instinto al que socialmente se le atribuye el buen desempeño de una mamá.

Siendo honesta, tal instinto no se encendió en mí, ni me enamore a primera vista de mi bebe ni lo empecé a cuidar guiándome por un impulso inconsciente. Al contrario, el amor ha ido surgiendo producto de la convivencia y los actos de cuidados siempre han implicado mucha consciencia, aprendizaje y reflexión. Acaso ¿no les parece raro pensar que te debería nacer por intuición cambiar un pañal o que de antemano sepas como hacerlo? Sinceramente no creo que uno venga programada genéticamente para saber cómo ser mamá, uno se vuelve mamá en la práctica y el aprendizaje diario.

Entonces ¿deberíamos sentirnos mal si no estamos experimentando eso que llaman instinto maternal?¿Deberíamos creer que eso nos hace madres deficientes, menos cariñosas o que tenemos un serio problema si no nos guía el instinto? Mi respuesta como mamá y psicóloga es no. Y de paso quiero plantear que es altamente probable que eso llamado instinto maternal de partida no exista y digo esto porque al buscar la definición de la palabra instinto me encontré con lo siguiente:

  1. Es una conducta innata e inconsciente que se transmite genéticamente entre los seres vivos de la misma especie y que les hace responder de una misma forma ante determinados estímulos.
  2. Impulso natural, interior e irracional que provoca una acción o un sentimiento sin que se tenga conciencia de la razón a la que obedece.

Como notarán estas definiciones indican que para ser llamado instinto tiene que ser un saber que traemos de antes y no que surge con la experiencia, que debe manifestarse de igual manera en todas y que es irracional, como sucede con el instinto de protección que se puede observar en cualquier persona a la que inesperadamente se le lanza un objeto a la cara y que reaccionara cerrando sus ojos, encogiendo el cuerpo y tapando la cara con sus manos y brazos, esta conducta nadie nos la enseño y la desplegamos todos por igual sin pensar.

En definitiva, si a ti como a mi te pasó que no sentiste al ver a tu bebé que se te encendía el switch de tu instinto maternal ¡No te preocupes! Puedes ser una fabulosa mamá igual.

También puede interesarte...

 

Constanza del Rosario
Psicologa dedicada al sexo y el amor. Autora del libro Si la Cama Hablara. Creadora de http://www.fitnessintimo.cl

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X