NutriciónPSBSalud

¿Qué no comer? Te contamos los alimentos que los nutricionistas eliminan de sus dietas

Existen algunas comidas que, probablemente, consumamos de lo más normal todos los días sin detenernos a pensar lo mal que pueden hacerle a nuestro organismo

Cómo están Bellezas? Queremos contarles algunos alimentos, que si los nutricionistas tuvieran oportunidad, los eliminarían de la faz de la tierra. Si bien siempre se dice que para llevar una alimentación saludable es necesario comer de todo, es necesario que a veces nos restrinjamos de algunos para tener nuestro organismo lo mejor posible.

  • Combinados de alcohol con bebidas energéticas: la mayoría de lo que bebemos ponen a nuestro organismo ciertos efectos que la mayoría no tienen en cuenta. Esta combinación es una bomba para nuestro cuerpo, que puede traer varias consecuencias para la salud, y es que la cafeína y la taurina son excitantes, que con vitaminas como la B6 y 12 enmascaran los efectos negativos aportados por la bebida energética, acelerando el ritmo cardiaco y aumentando los niveles de azucares en la sangre. Su consumo constante puede afectar a tu hígado, al páncreas y al sistema cardiovascular.
  • Papas fritas en bolsa: lo más perjudicial de estas, son su alto contenido en sal. La mayoría contiene más de 1,5 gramos de sal por 100 gramos de papas, aunque algunas pueden llegar a los 2,3 gramos. Los días que comemos un paquete grande de papas fritas, superamos el límite de sodio que fija la OMS. Además la mayoría de los snacks en bolsa se venden bajo la leyenda que son saludables por contener “aceite vegetal” pero estos en verdad ocultan un alto contenido en ácidos grasos saturados que convierte al aceite de palma un potencial peligro para nuestra salud cardiovascular.
  • Rollitos primavera: los efectos que pueden acompañar a esta exótica comida elaborada en el menú oriental, son hinchazón abdominal, indigestiones, pesadez digestiva, e incluso diarreas o intoxicaciones leves. Esto por el alto contenido en grasas saturadas que tienen los aceites que suelen tener los restaurantes junto a las harinas refinadas promueven el aumento de colesterol y sobrepeso.
  • Bollería industrial (donuts, queques, berlines y demases): ¿a quién no le gustan unas ricas donuts rellenos de manjar? Pero lamentablemente, en la mayoría de los casos, su elaboración incluye grasas trans o aceites de alto contenido en ácidos grasos saturados, estos aceites están relacionados con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, porque son las que aumentan los niveles de colesterol. Todo esto, sin contar que tienen un alto contenido en azúcares, lo que genera obesidad.
  • Bebidas azucaradas: claramente este tipo de refrescos están relacionadas con la obesidad, pero no sólo genera aumento de peso, sino que también aumenta la posibilidad de desarrollar caries. Una lata de bebida puede tener 35 gramos de azúcar, cuando lo recomendado para consumo diario son 50 gramos.
  • Caldos para comidas: todos los usamos para darle mejor sabor a las comidas, sin embargo, esto no es lo único que le damos cuando lo agregamos, porque sus principales ingredientes son la sal, la grasa de palma y potenciadores de sabor, como el glutamato mono sódico, los que no necesitamos para una dieta saludable. Su alto contenido en sal favorece la hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Es importante que nuestra alimentación sea lo más saludable posible para que nuestro organismo este bello tanto por dentro, como por fuera.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X