Novedades

Mi plan detox de 3 días

Marzo es un gran mes para dedicar unos días a desintoxicar tu cuerpo

Resetear el cuerpo es una buena idea. Partir de cero. Liberarlo de todas sus toxinas. Sobre todo en esta fecha justo de vuelta de los meses de vacaciones. Cuando sientes que tu cuerpo necesita una pausa una buena respuesta puede ser un cleanse. ¿Qué es? una limpieza profunda o  un receso de tanto alimento procesado que metemos a nuestro organismo.

Así estaba cuando decidí que necesitaba un cleanse. Me sentía cansada, sin energías y sentía que no había comida tan sanamente durante el último mes. Necesitaba que me cuerpo se desintoxicara. Quería hacer un plan detox, de esos que venden con los jugos hechos, pero sabía que necesitaba alguien que me apañara, no iba a poder sola. Así que sumé a una amiga en esto, así iba a ser mucho más fácil.

Investigué primero cuáles eran los beneficios de un cleanse, si bien son distintos para cada persona, hay detalles generales, por ejemplo con un programa de 3 días se puede lograr una sensación de limpieza y liviandad, claridad mental, una piel con mejor aspecto, una disminución en las ganas de comer alimentos procesados, un aumento de energía e inclinación por consumir más frutas y vegetales.

Después de investigar un poco los resultados me animé y me contacté con los chicos de Jugos Bless, que ya había probado una vez y me llamó la atención lo rico que eran (había probado otros y nos que son verdes no eran tan ricos como estos). Ellos llevan a tu casa u oficina las cajas de jugos que debes tomar cada día, lo importante eso sí, es mantenerlos siempre refrigerados.

Y empecé. Averigué algunos tips. Primero, antes de comenzar un cleanse había que mantener fuera de la dieta, al menos durante los dos días anteriores, alcohol, cafeína, lácteos, carnes rojas, y productos con azúcar refinada. Mi día uno fue un martes. Es ideal partir un martes, porque tu último día es un jueves y cuando llega el fin de semana nadie tiene ganas de estar tomando solo jugos todo el día.

Día 1: Dificultad media. Cuando uno parte una dieta, sea cual sea, parte con todo el ímpetu. Puede ser fácil o no, pero el primer día es con ganas.  Me recomendaron, eso sí, partir los días de cleanse con un vaso de agua pura o agua tibia con limón. Luego, durante el día, junto con los jugos tomar té blanco o verde, y toda el agua que puedas. Si las ganas de masticar te devoran puedes comer apio o zanahoria por ejemplo, pero sin nada. Hambre no tuve el primer día, pero sí la necesidad de masticar, así que me compré de esos bastoncitos que venden en el supermercado. Y lo logré. Me tomé mis 6 jugos y mi primer día de cleanse no fue tan complejo.

Día 2: Dificultad media – alta. Este día me costó un poco más. Eso sí, debo reconocer que me despertaba con las ganas de tomarme mi jugo de naranja – zanahoria –  tipo 7:30 am, que es delicioso, lejos mi favorito. Después iba intercalando: uno verde  tipo 11:00 am, a las 13:30 me tomaba otro verde de todos con algunos bastones de apio y pepino, a las 13:30 me tomaba otro que no fuera verde, y así hasta llegar al último tipo 22 horas. Nivel de hambre: medio pero super aguantable.

Día 3: Nivel de dificultad alto. Para mí fue el más difícil. Soñaba con comerme un plato de ensalada, tan simple como eso. Quería terminar, pero lo logré. Debo reconocer que ese día comí mucho más apio con pepino.

Pero el resultado fue bueno. Tenía la sensación de que mi organismo estaba limpio por dentro y que tenía un aspecto más sano en mi cara, como de menos cansancio.

De verdad es una buena experiencia. Creo que la instauraré como un hábito para al menos 2 veces al año.

Para los que estén interesados en los programas de cleanse los invito a entrar a http://www.jugosbless.cl/

Mi recomendación es hacerla en grupo, para poder apoyarse mutuamente en el proceso.

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.
a

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X