PSBSalud

De repente ¿abusamos de nosotras?

Hay muchas formas en que nos saboteamos nosotras mismas, incluso abusamos de nosotras sin ser conscientes de ello, y es que estamos tan sumergidas en nuestro quehacer diario; en modo de piloto automático, que no nos damos cuenta. Sin embargo, tarde o temprano estas incongruencias nos pasan la cuenta en nuestra salud.

Hay muchas formas de “abuso”, algunas menos evidentes que otras, sin embargo no por eso dejan de ser dañinas como por ejemplo:

  • Como alimentos perjudiciales para mi salud y/o como en exceso: la pregunta aquí es ¿qué se esconde detrás de esta necesidad de comer alimentos ricos en azúcares, en grasas, etc.?, ¿ansiedad?, ¿hambre emocional quizás?, y el problema es que mientras no identifiques el origen de lo que realmente te lleva a comer de esta forma, no importa la dieta que hagas, siempre volverás a tu peso anterior e incluso más porque adicionalmente en tu inconsciente se puede generar el sentimiento de culpa.
  • ¿Soy de las personas que vive en función de las opiniones de los demás?: Esto refleja inseguridad y baja autoestima porque pongo mi valor como persona en función de lo que digan los demás, es decir se está supeditando la felicidad en función de los otros. Si soy feliz siendo quien yo soy, con mis virtudes y defectos, las opiniones de los demás no me deben afectar.
  • Me juzgo y critico constantemente: Dependiendo del caso debemos revisar nuestra auto-exigencia, nuestra aceptación y si es que estamos tratando inconscientemente de validarnos ante los demás. Recuerda que no estamos para cumplir con las expectativas de nadie, estamos aquí para ser felices.
  • Guardo mis emociones y sentimientos: Como he mencionado antes aquí, todo lo que guardas y reprimes genera enfermedad.
  • Mis relaciones son dañinas: Es importante revisar cómo se encuentra la autoestima, el amor propio. ¿Estoy repitiendo un patrón de conducta de mi árbol genealógico quizá?
  • Renuncio a mis sueños por miedo: Es importante conocer qué se esconde detrás de ese miedo, por qué nos paraliza hasta el punto de dejar de ser quienes somos.
  • No me doy el tiempo de descanso que necesito: habitualmente el descanso no lo consideramos importante, sin embargo es fundamental para desconectarnos y recargarnos, o quizás replantearnos algunos temas pendientes que tienen que ver con nuestro bienestar.

“Si aprendes a soltar el miedo automáticamente experimentarás el Amor, porque el Amor es nuestra esencia natural.”

 

Con amor

También puede interesarte...

 

Carolina Wachtendorff

Aura K-line: Sanación y Coaching de Vida

hola@sanacionycoaching.com

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X