PSBSalud

Respiración consciente

Hay muchas cosas en nuestra vida diaria que realizamos de modo automático, sin ser conscientes de ello, y una de esas cosas es respirar…,  y hasta nos olvidamos que estamos respirando.

La respiración es lo primero que realizamos al nacer y lo último que hacemos antes de morir; es fuente de vida, aunque no necesariamente lo hacemos de manera adecuada y la calidad del aire no es siempre la mejor.

Cada una de las células de nuestro cuerpo dependen de la sangre para su provisión de oxígeno, y  la cantidad de oxígeno en la sangre determina la vitalidad y salud de nuestras células, por lo que si la respiración es inadecuada, también se verá afectado el oxígeno en la sangre. Por otra parte, la respiración está muy vinculada a los estados emocionales, así por ejemplo, en una persona asustada la respiración se vuelve irregular, mientras que si alguien queda muy impactado por algo contiene la respiración.

Al hacernos conscientes de nuestra respiración nos permite tener muchos beneficios, como por ejemplo:

  • El cuerpo se fortalece y se vuelve saludable.
  • La respiración permite cambiar el estado de ánimo rápidamente, por lo que realizar respiraciones profundas, pausadas, suaves y lentas nos producirá calma ante estados de estrés, ansiedad o angustia, porque se regulan los niveles de cortisol en el cuerpo.
  • Incrementa la capacidad de concentración y la creatividad.
  • Mejora la capacidad del cuerpo para digerir y asimilar los alimentos.
  • Reduce la carga de trabajo del corazón.
  • Mejora la calidad del sueño, por nombrar algunos.

Podemos hacer un ejercicio muy sencillo que puedes realizar en cualquier momento:

Concéntrate en el ritmo de tu respiración y revisa si es rápida o pausada. Siente el flujo de aire entrando y saliendo. No fuerces tu respiración sino que acéptala tal cual es y te darás cuenta que en pocos minutos de hacer el ejercicio tu respiración se hará más profunda y armoniosa. Inspira notando como tu respiración es más profunda y expira notando como tu expiración se vuelve más lenta. Ahora podrás sentir paz y armonía que puedes entregar a tu cuerpo. Inspira, siendo consciente de tu cuerpo y expira librando toda la tensión de tu cuerpo. Disfruta de tu respiración y sonríe mientras realizas el ejercicio 😉

Con amor

Carolina Wachtendorff

Aura K-line: Sanación y Coaching Espiritual de Vida

hola@sanacionycoaching.com

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X