EmbarazoMujerPSB

Mi primer hijo nació por cesárea y ahora quiero un parto, ¿Puedo?

Hola Bellas! ¿Cuántas de ustedes tuvieron su primer parto por cesárea y hoy quieren tener un parto?

Lo más importante frente a esto es saber y tener la certeza de que, si la razón de nuestra primera cesárea es permanente o no, de no serlo, tenemos toda la opción de tener un parto en nuestro próximo embarazo, por lo tanto, esto es lo primero de lo hablaremos.

  1. Indicaciones Absolutas:
  • Desproporción céfalopélvica evidente o comprobada: pacientes de talla baja o con pelvis estrecha.
  • Tumor previo: por ejemplo, la presencia de miomas que ocluyan el canal del parto.
  • Placenta previa oclusiva total: aquella placenta que ocluye totalmente el orificio cervical interno. Casos a evaluar son aquellos en que la placenta es marginal.
  • Enfermedad materna grave: aquellas madres con enfermedades tales que no permiten el esfuerzo de un parto vaginal.
  • Macrosomía fetal: fetos con peso estimado mayor a 4.500 g.
  • Antecedentes de 2 o más cesáreas previas, Antecedente de cesárea corporal (aquella que se realiza antes de las 32 semanas)
  • Antecedentes de miomectomías.

 

  1. Indicaciones Relativas: Aquellas debido a situaciones puntuales en este embarazo, que no necesariamente se repetirán en el próximo
  • Presentación distócica: esto quiere decir aquellas que no están en presentación cefálica, como presentación podálica (de nalgas), presentación transversa u oblicua
  • Sufrimiento fetal en ausencia de condiciones para un parto vaginal inmediato.
  • Problemas en la progresión del parto: dilatación estacionaria (falta de progresión de la dilatación), falta de descenso del feto en el canal del parto, prueba de trabajo de parto fracasada.
  • Algunas malformaciones fetales que no permiten parto vaginal: gastrosquisis, por ejemplo.
  • Antecedente de 1 cesárea anterior: cuando no hay condiciones maternas para un parto vaginal, cumplidas las 40 semanas de embarazo.
  • Macrosomía fetal: feto con peso estimado entre 4.000 g y 4.500 g

 

En relación a las macrosomías, si es que su guagua actual tiene un peso normal, es perfectamente posible tener un parto vaginal.

Entonces, hasta cuando esperar para tener un parto? Podemos esperar hasta las 40 semanas para el inicio del trabajo de parto espontáneo. De no ser así, al cumplir esta edad gestacional, podemos hablar con nuestro médico y matrona para que, según nuestras condiciones obstétricas se realice una inducción del trabajo de parto.

¿Qué métodos de inducción podemos usar si ya tenemos una cesárea? Los mejores métodos son la ocitocina que se administra por goteo endovenoso y estimula las contracciones uterinas. Otra forma disponible hoy en día es el balón cervical, una sonda de doble balón que se llena con solución fisiológica hasta 80 cc, la cual de manera mecánica genera dilatación del cuello e inicio del trabajo de parto. Ambos métodos, están disponibles en nuestro país.

Cómo lo he dicho en notas anteriores, el parto es nuestro, y su evolución y desarrollo depende mucho de nuestra actitud y predisposición en ese momento. Por lo tanto, las invito a empoderarse e informarse para poder disfrutar como corresponde uno de los momentos más importantes de la vida de una mujer.

Les dejo un gran abrazo como siempre y quedo atenta a sus comentarios.

 

Aurora.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X