MujerPsicología

Meditar, ¿Cuán efectivo es?

Guapetonas queridas, hoy más que contarles de mi experiencia, quiero que conversemos y nos ayudemos a entender… ¿Qué tan efectiva es la meditación? 

Hace dos meses reemplacé mi tan adorado gym fit, por una rutina de pilates, yoga y trote. Necesitaba hacer un cambio y buscar la manera de eliminar estrés y ansiedad. Sinceramente, volví a enamorarme de pilates, sigo sufriendo con lo del trote matutino (hasta que me acostumbre), pero yoga me ha fascinado.

Es un tipo diferente al que había probado antes, tiene la mezcla perfecta entre meditación y ejercicio o posturas de exigencia física. Al principio tanto silencio y meditación me desconcentraba y tentaba de la risa (sólo de nervios, porque como les he contado antes, la elongación no es mi fuerte). Pero después de unas clases, me di cuenta que lograba desconectar mi cabeza y relajarme. Sí sufría con las posturas porque estoy empezando, y esa es la idea, avanzar, mejorar y aprender, pero después de una hora y media salía relajada y lista para partir mi día.

Buscando definiciones, la meditación sería “oración o rezo que se hace en silencio, o reflexión intimista sobre algún tema espiritual o trascendente”, “el objetivo principal de la meditación es concentrarse y poco a poco relajar la mente hasta liberar la conciencia”. Yo lo definiría como los minutos que dedico a pensar en la nada, olvidar el mundo y conectarme con la respiración… 

Requisitos básico que he conocido:

También puede interesarte...

        Buscar un lugar tranquilo: con experiencia puedes meditar en cualquier parte, pero como cuesta no tener distracciones al principio, hay que buscar un lugar tranquilo.

        Estiramientos o elongación previa: para preparar el cuerpo y estar cómodos.

        Posición cómoda: para que dolores o incomodidad no distraiga tu meditación. También es importante que tengas puesto ropa cómoda, nada debe molestar.

        Respiración: es muy importante respirar naturalmente, inspirando y exhalando por la nariz para lograr relajarse. Más que levantar los hombros, se debe inflar el abdomen y abrir las costillas.

        Cerrar los ojos y pensar en la nada: este paso lo agrego personalmente porque es lo imprescindible para mi.

Expertos tienen mantras, tiempos definidos y otros puntos importantes a seguir, pero estos son mis básicos de principiante. Sólo llevo un mes, pero ya he visto cambios en mi ánimo que me estaba matando con la ansiedad.

Algunos de los beneficios que he podido comprobar hasta ahora:

        Descanso mental: olvidar el momento y liberar la mente de las preocupaciones diarias.

        Relajación: libera el estrés y la ansiedad.

        Concentración: potenciar el estado de concentración.

Bellas, espero poder contarles mis avances con este cambio de rutina en un par de meses. Ustedes, ¿han probado con la meditación? ¿Qué recomiendan para relajar y desconectarse?

Atenta a sus datos.

Un beso,

Ale.

1 comentario

  1. I tense up every time I’m out in public with the kids. Heck, I tense up at home. Tamnturs are running amok here too. I’m clicking my beer bottle against your wine glass and saying, “Hang in there, it’s got to get better.”

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.