Salud

Eso que llamamos Karma …

Hola bellas!, hoy les voy a hablar muy a grandes rasgos sobre cómo funciona la Ley del Karma.

En el Universo no existe la causalidad o el azar, sino que se utilizan estas expresiones para referirse a una ley no conocida y que corresponde a la Ley del Karma o Ley de Causa y Efecto.

Toda causa tiene un efecto; todo efecto tiene su causa; todo ocurre de acuerdo con la ley. (El Kybalion)

Este principio actúa sobre todos los planos de energía, es decir, materia, mente y Espíritu, inevitablemente.

Generalmente la palabra karma se le asocia a algo más bien negativo, pero no es así, también puede ser positivo; el éxito y la felicidad también es fruto de nuestro karma.

El Universo es un campo de infinitas posibilidades y por ende numerosas opciones para escoger. Muchas veces esas elecciones las hacemos de forma inconsciente, como un reflejo condicionado.

Las personas están acostumbradas a conocer sólo los efectos de sus elecciones. Todo lo que pasa en nuestras vidas, sean favorables o desfavorables son los efectos de cosas que nosotros mismos hemos puesto en movimiento y por lo tanto, no tiene ningún sentido culpar a otros, a la suerte o a Dios.

Popularmente se dice “cosechamos lo que sembramos”, así que te invito a mirar tu vida desde otra perspectiva y ver qué has cosechado hasta este momento. Si has obtenido una buena cosecha y eres feliz, perfecto!

Si no te gusta o no estás conforme con lo que has cosechado hasta ahora, entonces te invito a sembrar ahora las semillas de lo que te gustaría cosechar siendo conscientes de nuestras elecciones en todo momento.

Cuando te enfrentes a una situación que no te agrade, pregúntate:

¿Qué puedo aprender de esta experiencia?, ¿qué es lo que el Universo me está tratando de decir con esta experiencia?

Así también, cuando te enfrentes a una elección pregúntate ¿qué pasa si opto por esto? y entonces escucha tu corazón, sólo él sabe las respuestas correctas. ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión?, ¿traerá felicidad para mí como también para las personas que  esta decisión afecta?

Lo importante es que todas las decisiones sean sinceras, de corazón y no sólo por el interés de obtener un beneficio. Por ejemplo, si quieres abundancia tienes que dar, pero si das para obtener pierdes. Si das por el placer de dar, ganas.

Mantén tu círculo positivo: perdona, suelta, libera. Di buenas palabras, ten buenos pensamientos, haz buenas acciones.

Les deseo felicidad.

Carolina Wachtendorff

 

 

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.