NutriciónSalud

Zapallo bendito!

Aunque no lo parece aún quedan algunos días de este invierno, y en esta época el zapallo amarillo o calabaza se transforma en un elemento esencial en nuestras comidas.

Vamos a revisar hoy cuáles son los beneficios de este alimento

El zapallo  es más nutritivo de lo que pensamos

Una taza de calabaza cocida (unos 122 gramos) nos aporta vitamina C, E y  B6, ácido fólico, hierro, magnesio, y fósforo. La calabaza además, es una de las fuentes más conocidas de betacaroteno, un poderoso antioxidante.

Reduce la presión sanguínea

La calabaza es buena para el corazón. Su contenido de vitamina C, fibra y potasio nos ayudará a reducir la hipertensión.

La calabaza nos ayuda a perder peso

En una taza de calabaza fresca vas a encontrar alrededor de 40 calorías. Gracias al agua y la fibra, uno logra conseguir una adecuada sensación de saciedad. Una forma original y sana de ir perdiendo peso es tomar a lo largo de la semana purés de manzana y de zapallo y es muy rico.

El puré de zapallo también es una buena fórmula para reemplazar a la papa y mezclarlo con algo de proteína (un poco de pechuga de pavo, por ejemplo)

Nos protege frente al cáncer

Si mantenemos una dieta rica en zanahorias y calabazas estaremos luchando frente a la aparición del cáncer. Queda claro que no lo podremos prevenir al 100%, pero una buena alimentación y unos adecuados hábitos de vida, siempre son garantía de una mejor salud.

Las semillas de calabaza son muy relajantes

Cada vez que te prepares una receta con zapallo, no deseches sus semillas. Son increíblemente ricas en triptófano, un aminoácido precursor de serotonina. Este neurotransmisor es el que favorece un adecuado descanso.

Vale la pena tostarlas un poquito y comerlas a modo de aperitivo –pero sin sal–.

Cuida de tu sistema inmunológico

No hay nada mejor que mantener una dieta equilibrada y balanceada para nuestro sistema inmune. En esta época, una sopa de zapallo es una  receta deliciosa y saludable con la que puedes perder peso y aumentar las reservas de vitamina C y con jengibre es mejor aún.

sopa zapallo

Adiós al estreñimiento

Las personas que sufran estreñimiento crónico deben introducir en su dieta vegetales como la calabaza, los espárragos, las zanahorias, las alcachofas o las acelgas.

El aporte de  agua y fibra de la calabaza es tan elevado que favorece el tránsito intestinal y, además, mejora nuestras digestiones. Para beneficiarnos de ella, recuerda que siempre será mejor consumirla lo más natural posible.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X