EmbarazoMujer

Parto Natural: Vuelta al origen, sin perder la seguridad (2da Parte)

Hola queridas! Retomando el tema que empezamos a hablar en la nota pasada sobre parto natural, quiero terminar de hablarles del parto natural, hoy, desde las cosas que nos pueden ayudar en el proceso de parto mismo.

Anteriormente, conversamos sobre distintos métodos que nos ayudarán con técnicas de respiración y relajación

Pero empecemos por el principio: como les dije en la nota previa, el parto es nuestro y debemos ser las protagonistas, pero independiente de lo natural que queramos que sea, siempre debe haber un control médico para conocer el estado en que se encuentra nuestro hijo, por lo tanto, es importante no empecinarnos en lo natural olvidando el bienestar de la otra persona protagonista de este momento: nuestro hijo.

  1. Apoyo y compañía en el trabajo de parto: es muy importante contar con nuestra pareja o alguien significativo a nuestro lado en este proceso, ya que ayuda a disminuir la ansiedad y el stress al sentirnos apoyadas. Otra opción es contar con el apoyo de una doula, que estará a nuestro lado en todo el proceso.
  2. Ejercicios respiratorios y visualización: lograr una relajación progresiva y controlada que nos permita concentrarnos en un músculo en particular, facilitando su relajación y contracción. Junto con esto, ejercicios de visualización, es decir, imaginar un lugar que nos entregue la tranquilidad necesaria para sobrellevar el proceso, incluso, podríamos llevar una fotografía que nos de calma o escuchar nuestra música favorita. Además, control con técnicas de respiración.
  3. Posición y movimiento: El parto es un proceso dinámico, por lo tanto, no es necesario permanecer acostadas e inmóviles. Podemos caminar, hacer ejercicios en cuclillas o con un balón kinésico (clásico balón usado en pilates). Si nos cansamos, podemos adoptar distintas posiciones en la cama, que nos entreguen mayor comodidad.
  4. Masajes, terapia de frío-calor: Ya que estaremos acompañadas, una buena opción es recibir masajes en la espalda baja que alivien el dolor, además de la opción de usar compresas de frío-calor en la zona donde se siente dolor, la temperatura elegida, depende de cada una.
  5. Hidroterapia: Otra opción de relajación es tomar una ducha tibia al inicio del trabajo de parto o, en los lugares donde esté disponible, estar en una tina con agua tibia, lo cual disminuye la presión, ayuda con la relajación muscular, disminuyendo la ansiedad, el dolor y la necesidad de medicación.
  6. Acupuntura: consiste en el uso de medicina tradicional china en el manejo del dolor del parto, pero su limitante es la necesidad de un profesional entrenado, sin embargo, si lo planeamos, podemos contar con ello y ayudarnos en el parto.

 

Amigas, lo más importante es estar preparadas para este día, apoderarnos y empoderarnos, porque el parto es nuestro, pero sin perder de vista tanto la seguridad nuestra como de nuestro hijo, por lo tanto, si es que alguna intervención médica se hace necesaria por este bienestar, nuestro tratante deberá realizarla.

También puede interesarte...

autoestima amor propio como mejorar

Otro punto importante es que siempre podemos cambiar de opinión, si no logramos un buen control del dolor o no nos sentimos cómodas, no seremos peores madres si pedimos anestesia o nuestro hijo no logra nacer de la manera tan natural como lo pensamos desde el comienzo.

El parto es nuestro, pero no podemos olvidar la seguridad de ambos, que es lo más importante al final del día, para poder disfrutar de nuestro hijo una vez terminado este proceso.

 

Les dejo un abrazo y quedo, como siempre, atenta a todos sus comentarios.

 

Aurora.

 

 

2 comentarios

  1. La verdad es que fisiológicamente estamos PREPARADAS PARA ESTO DEL
    PARTO NATURAL! En mi caso me preparé desde que supe q estaba enraizada para un parto natural en el agua en mi casa, y gracias a la
    Preparación prenatal de un Kine particular hice ejercicio durante todo el embarazo y al último hice hidrogimnasia esa que hace la tercera edad XD, aunque también fui cautelosa y fui atendida por dos matronas especializadas en parto en domicilio en el centro médico Obsnatura en viña del mar! Realmente es impagable tener a tu bebé en la casa donde el apego es inmediato nace en su propio entorno nadie que no sea tu familia lo toca! Etc etc
    Lo más importante fue pensar que estamos preparadas para esto sin excluir las complicaciones que obvio tienen que ser resueltas quirúrgicamente! Las invito a parir de manera natural! Saludos

  2. A pesar de estar anatómicamente apta para parir vaginalmente, tengo una contraindicación, que si no la tomo en cuenta puede ser riesgosa: alta miopia. Resulta que esta afección hace que las retinas sean más delgadas que lo normal, y pueden desprenderse en el trabajo de parto, a menos que éste sea rápido. Es un tema bastante controversial, del cual hay poca evidencia, pero ante el riesgo, mejor prevenir. Después de consultar con varios profesionales, en Obsnatura me guiaron con mucho respeto , y me sugeririeron cesárea por el mismo motivo. La dra Cabellos hizo averiguaciones y en conjunto con lo que yo sabía, me dio la tranquilidad que necesitaba. Ahora seguiré haciendo ejercicio, lo que más hago es caminar…Espero que se dé todo para que sea parto normal pero si no, ya no me angustiaré por que me siento respetada. En mi primer embarazo el médico no se tomó la molestia de averiguar nada y sólo programó la cesárea.Ahora esperaré que mi nueva hija quiera llegar al mundo, no es necesario tanta programación para un cesárea y no quiero que sea de emergencia.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X