EmbarazoMujerPSB

Parto natural: vuelta al origen sin perder la seguridad

Hola Mujeres bellas! Hoy quiero que conversemos de un tema que está bastante en boga: el parto natural.

Durante el último tiempo se ha puesto en el tapete la discusión sobre el exceso de cesáreas tanto en el sistema público como privado, junto con la petición de las mujeres de disminuir la medicalización del proceso de parto.

Primero que todo, lo más importante al momento de hablar del parto que cada una quiere tener, es que tengamos muy claro que nosotras somos las grandes protagonistas de ese momento y que tenemos 9 meses con nuestro hijo para prepararnos para este que es uno de los días más importantes de nuestra vida. Es por esto, que debemos plantear a nuestro médico y/o matrona la forma en que nos gustaría que fuera nuestro parto.

Cuando hablamos de parto natural, debemos tener claro que el concepto, en general, es disminuir la intervención médica en el proceso, incluyendo la no administración de anestesia.

Por lo tanto, lo primero es conocer las distintas técnicas de relajación disponibles, que nos ayudarán a manejar el dolor.

  1. Método de Lamaze: Conocido como ‘método psicoprofiláctico’. Consiste en clases de parto, respiración y relajación, que le entregan a la mujer la capacidad de responder al dolor mediante técnicas de relajación. Parte importante, son el apoyo emocional constante tanto del padre como del personal médico tratante.
  2. Método Grantly Dick-Read: Está basado en la enseñanza de técnicas de respiración, para lograr que la mujer se relaje durante las contracciones uterinas. Esto parte desde el concepto que el temor y la anticipación al dolor generan tensiones tanto psíquicas como musculares, exagerando los dolores del parto. Plantea el uso de respiración abdominal durante el trabajo de parto y el jadeo en el expulsivo.
  3. Método de Bradley: Conocido también como el ‘método del marido entrenado’, ya que da importancia al entrenamiento de la madre como de su compañero. Los padres deben asistir a sesiones de entrenamiento que se enfocan en: técnicas de respiración y relajación, herramientas naturales de alivio del dolor, nutrición en embarazo y preparto, entre otras.
  4. Método de Leboyer: Conocido como ‘nacimiento amable’, ya que está centrado en el recién nacido que debe enfrentar este nuevo escenario de vida, por lo cual plantea acciones como: nacimiento en una sala oscura sin ruidos fuertes, extracción lenta, sin corte precoz del cordón umbilical, sumergir al bebé en agua caliente para que él mismo se extienda.

Bueno, ya conocemos las técnicas que nos ayudarán a prepararnos para nuestro parto. Como les dije, el parto es nuestro y tenemos nuestros 9 meses para apoderarnos y empoderarnos de él.

Les dejo un gran abrazo y espero como siempre sus comentarios.

 

Aurora.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X