PSBSalud

5 sencillas cosas que nos pueden hacer felices

Ay chicas… a veces nos esforzamos tanto buscando ser felices y gran parte del tiempo buscamos esa felicidad en cosas que nos parecen inalcanzables y difíciles, lo que nos entristece. El punto es que la felicidad está en las cosas más simples y cotidianas.

La neurociencia ha demostrado que nuestro cerebro es capaz de sobrevivir e incluso alcanzar la felicidad a base de pequeños placeres cotidianos.

Y es que, como decía Benjamin Franklin, “la felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.

La revista Time, publicó un artículo con ayuda del experto Alex Korb, investigador  en Neurociencia en UCLA, donde explican que existen infinidad de hábitos que nos hacen (muy) felices sin grandes esfuerzos. Alex Korb señala concretamente cinco, así que toma nota para ponerlos en práctica.

  1. Escuchar música perteneciente a la época más feliz de tu vida: la música es un gran medio de transporte, nos puede conectar profundamente con nuestros recuerdos y sentimientos.
  2. Sonreír y llevar anteojos de sol: Esos momentos en los que ni tú mismo sabes cómo te sientes, tienen una explicación simple, y es que el cerebro a veces necesita alimentarse de su alrededor para definir el estado anímico. Esto se llama “biofeedback” y consiste básicamente en revisar la información para decidir cómo responder a los estímulos externos. Precisamente por eso, se puede actuar a la inversa: si sonríes, tu cerebro percibe que estás feliz. A su vez, llevar anteojos de sol evita el estrabismo y, como consecuencia, al  no entrecerrar los ojos, no se envía una señal errónea que se puede malinterpretar como infelicidad.
  3. Establecer y pensar en metas a largo plazo: Es un remedio contra el estrés o la tristeza. El cerebro siente que tiene la situación bajo control y libera dopamina para hacernos sentir más motivados.
  4. Dormir bien: Lo hemos escuchado mil veces y parece no quedar suficientemente claro. El sueño es una calle de doble sentido: la gente deprimida tienen problemas para conciliarlo, pero su carencia también puede conducir a la depresión.
  5. Y demorar el despertar, despertar tranquilos y no partir como caballo de carrera a hacer mil cosas a la vez.

VOGUE

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X