MujerPSB

¿Le faltan horas a tu día?¿Te consume la rutina?

Les advierto que este será un post en el que no hablaré de lo bueno o malo que es un producto, solo las invitaré a comentar cuál es su solución para no dejar que las atrape la rutina.

Soltera o casada, con hijos, mascotas o libre de responsabilidades, no importa cómo hayas decidido disfrutar tu vida, siempre llega ese momento en que te preguntas: ¿por qué el día tiene solo 24 horas? Creo que muchas de ustedes se pueden sentir identificadas con esa típica preguntas.

En vez de alegar por qué a la sociedad se le ocurrió tener solo dos días de descanso, nos preguntamos por qué nos faltan minutos para terminar nuestros pendientes en un día. Ya no nos importa el tiempo libre, estamos enviciados con el tiempo trabajado.

estrés 2

La rutina diaria nos puede atrapar, sin darnos cuenta solo pensamos en lo que nos queda por hacer y no en lo bien que estamos haciendo lo logrado. La obligación de ser buena mamá, esposa, hermana, amiga y profesional, nos hace olvidar vivir el día a día y disfrutar de tonteras. Sí, puras tonteras que te apuesto ni te das cuenta que pasan todas las semanas!!

Hubo una semana en que realmente las reuniones me consumieron y las horas que me quedaban para trabajar no eran suficientes. Además, quería juntarme con amigas pero estaba muerta, quería compartir con mi familia pero ya era muy tarde… Todo mal, hasta que vi un video de la psicóloga Pilar Sordo, no soy fanática de sus charlas la verdad, pero sí le encontré mucha razón cuando explicaba que uno elige, TÚ ELIGES, ser feliz y disfrutar de esos pequeños detalles que dejamos pasar inadvertidos por seguir en una rutina fome y estresante. Nosotras elegimos hacer entretenido el trabajo, rendir el tiempo con amigos y familia.

estrés 1

Entonces, ¿de quién debe salir la iniciativa para dejar de querer que el día tenga más horas? ¿Quién debe darse cuenta que no pasa nada si quedan algunos pendientes para el día siguientes? ¿Quién debe buscar salir de la rutina y tomar las riendas de su día?

Yo decidí bajar un poco la cuota de estrés por estupideces, dejar de buscar la perfección en todo (porque seamos sinceras, es un problema de las mujeres en general el querer hacer todo, TODO bien por la cresta).

Yo cambié el switch y decidí disfrutar. No les mentiré, hay días malos, pero si no tenemos día malos y obstáculos, ¿cómo aprendemos y mejoramos la vida?

Tú, ¿qué eliges? ¿Cómo evitas caer en la rutina para disfrutar el día y aprovechar las horas?

*Aclaro que no soy psicóloga, psiquiatra o terapeuta, solo una más de ustedes que a veces quiere reflexionar y dar un empujoncito de ánimo.

Un beso,

Ale.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X