NovedadesPSBTendencia

Fines de semana de tres días, ¿quién se suma?

Chicas, cómo están? Debo confesarles algo. Siempre he soñado con un fin de semana de tres días, y más aún cuando me convertí en madre … disfrutar de un día más con mi hijo. Por eso, cuando esta mañana en mi revisión de portales matutina y me encontré con esta noticia del Huffington Post, quise compartirla con ustedes. Quien sabe si alguna vez, si ejercemos presión de a poco, un día lograremos mi sueño.

Bueno, esta noticia expone los tres puntos que debes compartir con tu jefe cuando vayas a proponerle que todos los fines de semana sean largos (ojo que yo conozco gente que, al ser tan buena en su pega, ha negociado un día más de fin de semana, así que no es tan loco):

1. Planear viajes cortos durante el año ayuda a mantener el bienestar de los empleados.

Tomarse unas vacaciones cortas de vez en cuando puede ser la clave para la felicidad en el ámbito laboral, especialmente si se hace de manera regular.

Los trabajadores que se toman unas vacaciones de entre cuatro y cinco días experimentan una mejora en la salud y en el nivel de bienestar, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Stress and Health en 2011. Si los fines de semana fueran de tres días, sería mucho más fácil encontrar espacio para estas minivacaciones.

Los autores del estudio también descubrieron que cuanto más desconectaban psicológicamente del trabajo y cuando más se relajaban los participantes, mejor se sentían al volver a trabajar.

(Advertencia para los que miran compulsivamente el correo electrónico: los participantes del estudio que hacían actividades relacionadas con el trabajo durante las vacaciones experimentaban unos niveles más bajos de bienestar en los días posteriores a su vuelta a casa, importante para tener en consideración).

2. Trabajar horas extra puede ser peligroso para la salud.

Si te atrapa el escritorio durante un fin de semana largo, que sepas que no le estás haciendo ningún favor a tu cuerpo.

Un estudio publicado en agosto en la revista médica The Lancet llegó a la conclusión de que los empleados que trabajaban 55 o más horas a la semana tenían un 33% más de probabilidades de sufrir un derrame cerebral y un 13% más de probabilidades de sufrir un infarto que aquellos que trabajaban 40 horas semanales.

 

3. Una semana escolar de cuatro días puede tener beneficios para el aprendizaje.

Al parecer, los findes de tres días no serían beneficiosos solo para los trabajadores. Los niños de enseñanza básica  que participaron en un programa de semanas escolares de cuatro días (pero con las mismas horas lectivas a la semana) sacaron mejores notas en matemáticas que aquellos que iban al colegio cinco días, de acuerdo con un estudio realizado por las universidades de los estados de Georgia y de Montana y publicado en julio por la revista Education, Finance and Policy.

“Pensamos que cuantas más horas tengan al día, más oportunidades tendrían los profesores de utilizar diferentes tipos de procesos de enseñanza”, argumenta Mary Beth Walker, decana de la Andrew Young School of Policy Studies de Georgia (Estados Unidos). “También creemos que las semanas escolares de cuatro días harían disminuir el absentismo, ya que los estudiantes podrían dejar las citas con el médico o con el dentista para el viernes y no perder clase”. Y este punto no es menor, hay muchos niños que, por motivos médicos faltan al colegio o pierden horas de clases. Quizás esto es una buena solución.

En resumen, los fines de semana de tres días son la solución: buenos para la salud, para la felicidad y para el aprendizaje. ¡Olvídate del computador, del celular y la agenda  y relájate!

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X