NutriciónPSB

¿Dejar de fumar engorda?

Hola bellas, espero que estén muy bien. Esta semana les comentaré sobre el hábito tabáquico y el peso. Es probable que ustedes conozcan a más de alguna persona que haya tratado de dejar de fumar y en ese intento haya subido de peso. Bueno, de esto trata mi nota de hoy.

Todas sabemos que el cigarro hace pésimo. Es una causa importante de muerte prematura y es un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

El peso es algo que a las mujeres nos preocupa mucho. Es cierto que quienes fuman tienden a tener un peso menor que quienes no fuman. Lo que se estima es que los fumadores tienden a tener en promedio un IMC de al menos 1 kg/m2 más bajo que los no fumadores. El gasto energético en los fumadores es mayor ya que la nicotina lo aumenta.

No es novedad que las personas que dejan de fumar comienzan a sentir más ansiedad y más apetito lo que se traduce en un aumento de la ingesta de alimentos. Aproximadamente el 70% de las personas que dejan de fumar comienzan a comer más y por consiguiente suben de peso. Según algunos estudios, la ingesta de kcalorías aumenta en aproximadamente 250 a 300 kcal diarias. Generalmente el incremento mayor de peso se produce los primeros meses de abandono del cigarro. El miedo a subir de peso muchas veces suele ser una razón para seguir con el hábito de fumar, por esto es muy importante que al momento de decidir dejar de fumar también se debe consultar a un nutricionista. Un nutricionista puede educar en cuanto a una adecuada selección de alimentos para disminuir la ansiedad que va a provocar el dejar el cigarro. No se trata de hacer “dieta”, ya es suficiente el estrés que podría generar dejar el cigarro como para sumarle una dieta estricta. Sólo se trata de aprender a alimentarse, cosa que puede contribuir a evitar ese aumento de peso.

Bueno, hasta el momento parece una buena noticia para los fumadores, el que ayude a ser “más delgado”, pero la mala noticia es que a pesar de que los fumadores tienden a ser más delgados que los no fumadores, tienden a distribuir centralmente la grasa abdominal, es decir, hay un mayor riesgo cardiometabólico. El perímetro de cintura es mayor en los fumadores que en los no fumadores. Y no sólo es mayor por el hecho de fumar sino que también tiene relación con cuántos cigarros se fuman. A mayor número de cigarros sería mayor el perímetro de cintura.

Bueno, bellas, en conclusión, fumar es horrible! No hay que tener miedo a dejar este hábito tan dañino. Si bien hay evidencia de que dejar de fumar contribuye a la ganancia de peso, son muchísimos los beneficios para la salud. Además, el subir o no subir de peso depende de cada persona. Si se hacen asesorar por algún profesional nutricionista pueden lograr mantener el peso a pesar de dejar el cigarro.

Quedo atenta a sus dudas y comentarios.

Cariños.

María José Acevedo B. Nutricionista, Master en Nutrición y Coach Nutricional.

4 comentarios

  1. Muy buenos datos, Jose! Lo más importante, es recalcar que incluso si llegaran a subir un par de kilos de peso, el beneficio por dejar de fumar es mucho mayor en todos los ámbitos de la salud, empezando por disminuir el riesgo cardiovascular.

  2. Muy buen artículo! Yo llevo 4 meses sin fumar y subí unos 5 kg, pero tengo mayor resistencia para correr y nadar que son deportes que me encantan y practico con mayor rendimiento ahora.. Así q vale la pena subir unos kg que después se pueden bajar, pero ya no eres esclava del tan dañino pucho!

  3. Felicitaciones, Valentina! seguro vas a bajar esos 5 kilos. Tienes que ponerte en el plan de cambiar hábitos de alimentación y hacer ejercicio.
    Cariños, gracias por tu comentario.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X