NutriciónPSB

Embarazo y alimentación ¿qué cosas no puedo comer?

Hola bellas. Seguro las que están embarazadas siempre les están diciendo que no pueden comer ciertos alimentos. En esta nota les comentaré cuales deben evitar durante la gestación.

Durante el embarazo es importante cuidar la alimentación no solamente pensando en no querer subir más de la cuenta, porque sabemos que mientras más kilos se suba habrá que hacer un esfuerzo mucho mayor para bajarlos, sino también hay que preocuparse de la inocuidad de los alimentos que se ingieren.

La inocuidad de define como “la garantía de que el alimento no causará daño al consumidor, cuando sea preparado o ingerido y de acuerdo con el uso a que se destine”. Para que un alimento sea de buena calidad necesariamente debe cumplir con esta característica. En el embarazo esta característico cobra mayor importancia ya que en este periodo el sistema inmune se deprime.

Una infección puede traer complicaciones de diferentes tipos. Algunas pueden ser causa de problemas serios para el feto e incluso la muerte. Algunas de las infecciones más frecuentemente asociadas con problemas en el recién nacido son la toxoplasmosis, listeriosis, salmonelosis.

A continuación les nombraré algunos alimentos prohibidos durante el embarazo:

Verdura cruda mal lavada: La recomendación de lavar bien la verdura y las frutas cuando se van a consumir cruda no es exclusivo para las embarazadas sino que para la población en general.

Pescado y marisco crudo: En la consulta siempre me preguntan por qué no pueden comer sushi o ceviche. Los pescados crudos podrían tener parásitos como Anisakis, Diphyllobothrium latum, Gnathostoma. El riesgo de adquirir estos parásitos, la manipulación y la conservación inadecuadas del pescado pueden generar diarreas y vómitos agudos y todas las complicaciones que esto conlleva. El limón no elimina los parásitos. El pescado bien cocido si elimina a los parásitos. No habría riesgo con el pescado cocido. En el caso de los mariscos, también son muchos los riesgos de consumirlos crudos, como el “Vibrion Parahemolítico”, una bacteria asociada al consumo de mariscos crudos que produce molestias como diarrea, vómito, dolor abdominal, y en algunos casos puede llegar a ser mortal sin su debido tratamiento. En algunos restoranes tienen “sushi para embarazadas” que tienen todos los ingredientes cocidos. Esos la verdad yo tampoco los recomiendo porque el sushi es un alimento que tiene tanta manipulación que aunque esté todo cocido, al momento de prepararlo lo “manosean” demasiado. No sé, al menos yo si estuviera embarazada no lo comería.

Embutidos, carne cruda o mal cocida: Los embutidos yo recomiendo no consumirlos durante la gestación, por la cantidad de sodio y grasa que contienen y no sólo por el riesgo de contraer alguna enfermedad transmitida por los alimentos. La carne es un buen alimento siempre que se consuma de forma adecuada. Existen riesgos al consumir la carne cruda como la toxina producida por un tipo de E. coli es capaz de provocar graves diarreas y una enfermedad potencialmente mortal denominada síndrome urémico hemolítico (que se caracteriza por anemia, plaquetas bajas y fallo renal agudo). Esto es conocido como “la enfermedad de la hamburguesa”.

Quesos y leche no pasteurizados: La pasteurización protege contra la contaminación por microorganismos. La leche no pasteurizada podría contener E. coli, listeria, Campylobacter y salmonella. Lo mismo ocurre con el queso no pasterizado.

Huevos crudos y mayonesa casera: Por ningún motivo consumir estos alimentos. En el caso de los huevos hay que tener mucho cuidado con la contaminación cruzada. A veces puede ocurrir que rompemos un huevo para cocinarlo y la clara que nos quedó en los dedos la limpiamos con el paño con el que secamos los platos. Mucho cuidado con esto. Los huevos podrían contener la bacteria salmonella que podría causar samonelosis. Para que un huevo no transmita la bacteria si es que la tiene, lo único que debemos hacer es cocinarlo bien. Por favor no piensen que no pueden comer huevos. Es un alimento maravilloso que se debe incluir en la dieta de las embarazadas. Sólo hay que preocuparse de comerlo bien cocido.

No se asusten con esta nota. Pueden comer de todo pero tomando las precauciones que corresponden.

Quedo atenta a sus comentarios.

Cariños.

María José Acevedo B. Nutricionista. Master en Nutrición y Coach Nutricional

1 comentario

  1. Yo lo único que dejé de comer fue carne y productos del mar crudos (incluido el sushi, para mi tristeza). Subí sólo 6 kilos porque los primeros 3 meses bajé 3 kilos, el ginecólogo me dijo que podía darme ese lujo porque al comienzo el feto no pesa nada. Entonces quedé embarazada pesando 61 kl y terminé el embarazo pesando 64 kl. Y como dices en la nota, no me costó nada bajarlos. Ahora con la leche estoy pesando 56. Entonces, más allá del peso es suuper importante comer sano, hasta temprano y hartas veces al día (snacks incluidos). Si me daba hambre en la noche, infusión de jengibre, cáscara de limón, etc.
    Mi guagua pesó 3,230 y midió 48 cm y gracias al limón, salió con la piel impecable! Espero que ayude mi comentario

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X