GinecologíaPSB

Ecografías ¿cuándo hacerlas y qué debe ir en el informe?

Hola, Bellas queridas! Terminada la locura festivalera y prontas a empezar el año laboral con todo, hoy hablaremos de un tema que es bastante comentado, las ecografías, tanto ginecológicas como obstétricas.

Si bien, este es un examen que hoy es día es casi parte del examen físico que hacemos a nuestras pacientes, no es un examen que deba hacerse por mero control, sino que, como todos los exámenes radiológicos y de laboratorio, debe tener un objetivo, y es eso lo que quiero que conversemos.

  1. Ecografía ginecológica: Se realiza a las mujeres no embarazadas, para definir las causas de la patología por la cual consultan o por seguimiento o control de algún cuadro clínico.
    • Seguimiento: Miomatosis uterina, lesiones ováricas, patología de endometrio
    • Diagnóstico: Dolor pélvico de larga data, sangrado uterino anormal, atrasos menstruales, infertilidad

Qué debe tener este informe:

  • Dimensiones del útero, junto con las características del parénquima uterino y el contorno de la pared del útero. Dentro de este punto, definir la presencia de lesiones como miomas, indicando claramente su ubicación dentro del útero, junto con sus dimensiones.
  • Medición del espesor del endometrio, junto con indicar el tipo. Además, de existir lesiones sospechosas como pólipos, definir sus dimensiones.
  • Dimensiones de ambos ovarios, indicando además sus características y la presencia o ausencia de lesiones como quistes o masas, junto con el tamaño y características de éstas.
  • Indicar si es que existe presencia de líquido libre.
  1. Ecografía precoz de embarazo: esta ecografía es aquella que se realiza antes de las 11 semanas de embarazo y ayuda, básicamente, a diagnosticar el embarazo en casos de atraso menstrual.

Qué debe tener este informe:

  • Indicar presencia o ausencia de saco gestacional. De estar presente, indicar sus dimensiones y contorno (regular o no). Además, definir si es un saco único o es un embarazo múltiple.
  • Indicar si existe o no el saco vitelino, junto con sus dimensiones.
  • Presencia o ausencia de embrión y cantidad de embriones si es que existe más de uno, con medición de la longitud céfalo nalgas, para precisar la edad gestacional.
  • Latidos cardiofetales: indicar su presencia o ausencia. De estar presentes, definir la frecuencia cardiaca fetal.
  • Trofoblasto: es la etapa inicial de la placenta, se definen sus características y si existe presencia o no de signos de desprendimientos.
  • Revisión de anexos: evaluar ambos ovarios, para identificar el cuerpo lúteo y descartar la presencia de lesiones, como quistes o masas ováricas.
  1. Ecografía 11-14 semanas: Es una de las ecografías que debemos realizar en nuestro embarazo, en el primer trimestre, entrega información acerca de marcadores de malformaciones (aneuploidías), junto con índices de riesgo de patologías de embarazo.

Qué debe tener este informe:

  • Longitud céfalo nalgas (LCN): es el tamaño que mide el bebé desde la cabeza hasta las nalgas, como su nombre lo dice, esto nos ayuda a relacionarlo con la edad gestacional de no tener una ecografía previa.
  • Medidas de biometría: además de la LCN, debe incluir la medida del diámetro biparietal, circunferencia abdominal y longitud del fémur.
  • Latidos cardiofetales: la presencia o ausencia de latidos, junto con la frecuencia cardíaca fetal.
  • Marcadores de aneuploidía: entre ellos se encuentra la translucencia nucal, que es el edema que forma atrás de la nuca del bebé y que debe medir menos de 3 mm. Otro marcador es la presencia del hueso nasal, el cual a esta altura no es necesario medir, pero cuya presencia disminuye el riesgo de aneuploidías. Otros marcadores son el doppler del ductus venoso y la presencia de reflujo tricuspídeo que se evalúa al medir la frecuencia cardiaca fetal.
  • Doppler de arterias uterinas: evaluar la resistencia al flujo de las arterias uterinas, lo cual nos indica pronóstico y riesgo de presentar patologías como preeclampsia o restricción de crecimiento fetal. Éste debe ser reevaluado en la ecografía de 22-24 semanas.
  1. Ecografía de 22-24 semanas: Esta es la ecografía fundamental en el embarazo, si es que podemos elegir sólo una, que sea esta. Se realiza a esta edad gestacional y es una ecografía principalmente anatómica y dónde podremos saber, entre otras cosas, el sexo de nuestra guagua.

Qué debe tener este informe:

  • Biometría fetal: Mediciones de perímetro cefálico, abdominal y longitud del fémur, para definir el peso y talla.
  • Evaluación anatómica: a esta edad gestacional se evalúa toda la anatomía fetal, esto incluye evaluación del corazón fetal, presencia de vejiga, riñones, indemnidad del diafragma, indemnidad de pared abdominal, columna, cara y perfil, cerebelo, cisterna magna, evaluación ventrículos cerebro, entre otras.
  • Marcadores de aneuploidía: existen diversas variantes anatómicas que nos indican mayor riesgo de malformaciones a esta altura del embarazo, que son mejor evaluadas en este examen.
  • Doppler de arterias uterinas: evalua la resistencia a nivel de las arterias uterinas, como fue descrito en el examen de 11-14 semanas, indicando mayor riesgo de patologías al término del embarazo de estar alterado.
  • Cervicometría: medición de la longitud del cuello del útero, junto con definir si existe presencia de modificaciones cervicales, lo cual es útil en la predicción de riesgo de parto prematuro.
  1. Ecografía de 3er trimestre: Esta ecografía es la última que debemos hacer en nuestro embarazo y nos ayuda, principalmente, a evaluar el peso y crecimiento de nuestro bebé. De estar adecuado el crecimiento, no es necesario hacer ecografías seriadas en esta etapa.

Si, por el contrario, encontramos una restricción de crecimiento fetal, es decir, nuestra guagua no está creciendo de manera adecuada, esta debe ser evaluada de manera seriada, de acuerdo con los hallazgos clínicos, para definir el mejor momento de interrupción del embarazo.

Bueno, queridas amigas, lo más importante es que debemos tener claro que, si bien la ecografía es un examen bastante común y rutinario, la razón por la cual se pide es específica y hay ciertos elementos básicos que cada una de ellas debe tener, de no ser así, el informe está incompleto y el examen no cumple su objetivo. En el caso de la ecografía ginecológica, debe haber un cuadro clínico que nos lleve a pedirla, y no es parte del examen ginecológico anual por regla.

Como siempre, les dejo un abrazo a todas, esperando que este año laboral comience con todo. Quedo atenta a todos sus comentarios y preguntas.

Aurora.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X