NovedadesPSB

¿Blancas o metálicas? ¿Hay alguna diferencia entre las tapaduras?

Hola a todas! Se han preguntado alguna vez por qué algunas “tapaduras” son blancas o del color del diente y otras no? Bueno, antiguamente se utilizaba mucho la amalgama, que es una aleación de plata y mercurio de color plateado. Al pasar el tiempo, se iba poniendo oscura (sobretodo si no había quedado muy bien pulida) tomando un color más bien negro. Quienes tenemos alrededor de 30 años es muy posible que contemos con 1 o más restauraciones de este tipo en nuestra boca.

La amalgama aún se sigue utilizando en algunos casos, ya que es un material barato y que tiene un excelente comportamiento funcional a lo largo del tiempo. La gran desventaja de este tipo de restauración es la estética. Además, debido a que la manera de retener el material en el diente es mecánica (no se utiliza ningún tipo de adhesión química para evitar que se salga) se debía a veces sacrificar diente sano, en pos de la retención del material.

Es por esto que hace ya muchos años se viene utilizando un material llamado “composite”: una resina que se adhiere al diente de manera química y se endurece a través de una luz de color azul, que muchas de ustedes deben conocer bien. Este material permite realizar restauraciones del color del diente y “hacer maravillas” en la boca, como por ejemplo cuando se quiebra un diente delantero. Una de sus muchas ventajas es que permite realizar restauraciones muy pequeñas, eliminando solamente el tejido cariado y conservando la estructura del diente. Además, es una técnica dominada por la totalidad de los odontólogos, no excesivamente cara y ya de uso muy común en consultas dentales de la red pública y privada. Generalmente aparece en los presupuestos o planes de tratamiento con alguno de estos nombres: resina compuesta, composite, restauración directa.

Sin embargo, este tipo de restauraciones no se pueden realizar en todos los casos, ya sea por la extensión de la caries o por el tipo de diente a restaurar, entre otras. En estos casos, se debe optar por opciones más costosas para mantener la estética, que usualmente incluyen trabajos de laboratorio que encarecen el presupuesto.

Como pacientes, no siempre podemos “elegir” si queremos una tapadura blanca o metálica, ya que la selección del material a utilizar depende de muchos factores que no siempre tienen relación con el costo. Por ejemplo, en una caries demasiado extensa, que llegue muy cerca de la encía provocando sangramiento, un composite se comportará mal, aún cuando se vea muy bonito a simple vista; puede presentar problemas de sensibilidad, retención de alimentos y finalmente se puede quebrar, dejando el diente mucho peor de lo que estaba en un comienzo.

Por esto, las invito a informarse al respecto y a buscar más de una opinión, ya que con la magnitud de la oferta odontológica actualmente, la aparición de cupones y demases, podemos confundirnos y optar por algo que a simple vista parece mejor, pero que a la larga puede traer más problemas que beneficios.

Sé que este es un tema largo y que depende mucho del caso particular, por lo que las dejo invitadas a hacer sus consultas de éste y otros temas en los comentarios.

 

Un abrazo!

 

 

 

 

 

Hola a todas! Se han preguntado alguna vez por qué algunas “tapaduras” son blancas o del color del diente y otras no? Bueno, antiguamente se utilizaba mucho la amalgama, que es una aleación de plata y mercurio de color plateado. Al pasar el tiempo, se iba poniendo oscura (sobretodo si no había quedado muy bien pulida) tomando un color más bien negro. Quienes tenemos alrededor de 30 años es muy posible que contemos con 1 o más restauraciones de este tipo en nuestra boca.

 

La amalgama aún se sigue utilizando en algunos casos, ya que es un material barato y que tiene un excelente comportamiento funcional a lo largo del tiempo. La gran desventaja de este tipo de restauración es la estética. Además, debido a que la manera de retener el material en el diente es mecánica (no se utiliza ningún tipo de adhesión química para evitar que se salga) se debía a veces sacrificar diente sano, en pos de la retención del material.

 

Es por esto que hace ya muchos años se viene utilizando un material llamado “composite”: una resina que se adhiere al diente de manera química y se endurece a través de una luz de color azul, que muchas de ustedes deben conocer bien. Este material permite realizar restauraciones del color del diente y “hacer maravillas” en la boca, como por ejemplo cuando se quiebra un diente delantero. Una de sus muchas ventajas es que permite realizar restauraciones muy pequeñas, eliminando solamente el tejido cariado y conservando la estructura del diente. Además, es una técnica dominada por la totalidad de los odontólogos, no excesivamente cara y ya de uso muy común en consultas dentales de la red pública y privada. Generalmente aparece en los presupuestos o planes de tratamiento con alguno de estos nombres: resina compuesta, composite, restauración directa.

 

Sin embargo, este tipo de restauraciones no se pueden realizar en todos los casos, ya sea por la extensión de la caries o por el tipo de diente a restaurar, entre otras. En estos casos, se debe optar por opciones más costosas para mantener la estética, que usualmente incluyen trabajos de laboratorio que encarecen el presupuesto.

 

Como pacientes, no siempre podemos “elegir” si queremos una tapadura blanca o metálica, ya que la selección del material a utilizar depende de muchos factores que no siempre tienen relación con el costo. Por ejemplo, en una caries demasiado extensa, que llegue muy cerca de la encía provocando sangramiento, un composite se comportará mal, aún cuando se vea muy bonito a simple vista; puede presentar problemas de sensibilidad, retención de alimentos y finalmente se puede quebrar, dejando el diente mucho peor de lo que estaba en un comienzo.

 

Por esto, las invito a informarse al respecto y a buscar más de una opinión, ya que con la magnitud de la oferta odontológica actualmente, la aparición de cupones y demases, podemos confundirnos y optar por algo que a simple vista parece mejor, pero que a la larga puede traer más problemas que beneficios.

 

Sé que este es un tema largo y que depende mucho del caso particular, por lo que las dejo invitadas a hacer sus consultas de éste y otros temas en los comentarios.

 

Un abrazo!

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

1 comentario

  1. Al menos en los tratamientos dentales que me he venido haciendo hace como un año los dentistas no me han dado a elegir, simplemente usan el composite, debe ser porque aún no tengo nada realmente grave. A mi me parece buenísimo, sobretodo con un diente delantero que se me quebró. Saludos y gracias por escribir esta entrada.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X