EmbarazoGinecologíaPSB

Embarazada: ¿Cuándo tengo que ir a urgencias?

via GIPHY

 

Hola queridas bellas! Como va ese caluroso verano? Espero que disfrutándolo a concho.

Algo que siempre es una duda frecuente, sobre todo en aquellas que tienen su primer embarazo o que han tenido una mala historia obstétrica, es cuáles son las razones por las que debemos consultar a nuestro médico o matrona, o directamente, en un servicio de urgencia. Y, aunque muchos lo crean, por muy mujeres que seamos y por mucho instinto maternal presente, nadie nos enseñó a ser madres ni lo que tenemos o no tenemos que hacer mientras estamos embarazadas.

Como todo en el embarazo, siempre depende un poco del trimestre de embarazo en que nos encontramos, porque las patologías y riesgos son distintos, por lo tanto, haremos una guía corta de consultas divididas por etapa del embarazo en que nos encontramos.

  1. Vómitos y náuseas: Durante el primer trimestre de embarazo, son frecuentes las náuseas matinales, principalmente. Es importante consultar con nuestro médico si es que se hacen muy frecuentes y simplemente, no nos permiten comer ni tomar nada. En casos como éste, corresponde consultar para recibir un eventual tratamiento sintomático. Se habla de hiperémesis gravídica cuando estos vómitos son frecuentes, no nos permiten ingesta de ningún alimento y además, se asocian a baja de peso. Si esto nos ocurre, debemos consultar y seremos hospitalizadas en caso de ser necesario.
  1. Sangrado genital: Motivo de consulta de urgencia en cada uno de los trimestres del embarazo. En la primera mitad del embarazo, puede ser asociada a varias causas, entre ellas: amenaza de aborto, embarazo ectópico, sangrado desde cuello uterino, sangrado post coital, placenta previa. En la segunda mitad del embarazo las causas pueden ser: sangrado post coital, sangrado de cuello uterino, inicio del trabajo de parto (sangrado escaso asociado al inicio de las contracciones), sangrado por placenta previa o marginal, llegando a su presentación más grave, el desprendimiento de placenta. Las formas de sangrado genital que más nos deben preocupar, son aquellas que tienen un flujo mayor al de una menstruación común, que se asocian a dolor abdominal, dolor pélvico intenso o contracciones uterinas mantenidas.
  1. Molestias urinarias: Las infecciones urinarias, son una patología frecuente en todas las mujeres, y el periodo de embarazo no es la excepción. El tener infecciones urinarias a repetición es un factor de riesgo de parto prematuro, por lo cual es importante tratarlas a tiempo y, a la vez, prevenir su reaparición. Si bien, no son un motivo de consulta de urgencia, sólo de consulta ambulatoria, es importante tener en cuenta los síntomas sugerentes: dolor o ardor al orinar, orina turbia, oscura o de olor fuerte, quedar con ganas de hacer pipí una vez terminado de orinar (tenesmo vesical), ir a hacer pipí varias veces, en cantidad escasa o gotitas, asociado a dolor local, ocasionalmente, sangrado escaso asociado a la micción. También, puede presentarse sin estos síntomas y sólo un leve dolor pélvico. Es importante distinguir una infección urinaria baja de una Pielonefritis aguda, que sí es una patología más grave en el embarazo, ya que es la infección de la vía urinaria alta. ¿Cómo la sospechamos? Los síntomas más frecuentes son: dolor lumbar intenso y fiebre o sensación febril, no siempre acompañados de los síntomas urinarios que describí anteriormente.
  1. Flujos vaginales: No son un motivo de control en urgencia, sólo debemos consultar a nuestro médico tratante o a nuestra matrona, de manera ambulatoria. Como hemos hablado en notas anteriores, durante el embarazo, se producen cambios locales a nivel vaginal, lo que favorece la presencia de infecciones vaginales, aunque muchas veces, sólo es un aumento del flujo vaginal habitual, sin ninguna implicancia mayor. ¿Cuándo nos debe llamar la atención? Si ese flujo es de color amarillo-verde (aspecto purulento), si nos produce ardor o picazón local, ya que, en estos casos, pueden estar siendo causados por una infección vaginal.
  1. Pérdida de líquido: El líquido amniótico, clásicamente es descrito como líquido claro, tipo agua de roca, con un leve olor a cloro. No siempre las características que vemos cuando este se pierde son así, pero esta descripción se acerca bastante a la realidad. ¿Qué significa perder líquido amniótico? Es simplemente la traducción de la rotura prematura de las membranas ovulares, es decir, romper el saco, que se rompa la fuente o todos los sinónimos que pueden haber escuchado alguna vez. Esta pérdida de líquido es una salida de agua incontrolable por vía vaginal, en gran cantidad, asociado o no a contracciones. Es un motivo de consulta inmediato en el servicio de urgencia y puede ocurrir en cualquier trimestre del embarazo.
  1. Hipertensión arterial: Si bien es difícil que sin tomarnos la presión sepamos que estamos hipertensas, hay síntomas que pueden sugerirlo como: edema o hinchazón en piernas, manos y cara que no ceden con el reposo, dolor de cabeza persistente, que no cede con la analgesia habitual, ver puntos o manchas de luz (fotopsias), sensación de zumbido de oído persistente (tinitus) y dolor en la boca del estómago (epigastralgia) tipo gastritis, que no cede con la dieta liviana o el tratamiento sintomático. Si aparece alguno de estos síntomas, se sugiere consultar en un servicio de urgencia.
  1. Disminución de movimientos fetales: Los movimientos de nuestra guagua serán perceptibles a partir de la semana 20-24, de acuerdo si es nuestro primer embarazo o ya tenemos hijos. Por lo tanto, antes de esa fecha de embarazo, no es un motivo de consulta. Si ya estamos en el 2do o 3er trimestre de embarazo, será frecuente que percibamos sus movimientos durante el día, muchas veces de forma mayor durante la noche, sobre todo porque nosotras estamos en reposo y los percibimos más o estamos más tranquilas para sentirlos por el reposo. Si estos movimientos habituales disminuyen o, simplemente, no los sentimos, debemos comer algo dulce o calórico (jugo de frutas, chocolate, etc) y nos acostamos con nuestra pancita hacia el lado izquierdo y debemos contar los movimientos. Nuestra guagua debiera moverse, al menos, 5-6 veces en una hora. Si esto no ocurre, a pesar del estímulo, debemos consultar en nuestro servicio de urgencia correspondiente.
  1. Prurito de manos y pies: En algunas embarazadas, se presenta una patología llamada Colestasia Intrahepática del embarazo. La forma de presentación común, es la picazón o prurito en el cuerpo, principalmente en palmas de las manos y plantas de pies, de predominio nocturno. Si bien, no es un motivo para correr a la urgencia, si estos síntomas se presentan, debemos, al menos, consultar a nuestro médico tratante para la evaluación clínica y toma de exámenes si corresponde. Quiero que tengan muy claro que no todo prurito en el embarazo significa colestasia, por lo tanto, esta evaluación es para descartarla.
  1. Contracciones: Al término del embarazo, es decir, en el 3er trimestre, es probable que aparezcan contracciones aisladas, que son fisiológicas, llamadas contracciones de Braxton Hicks. Éstas, son contracciones aisladas, poco intensas, con un dolor mínimo y que ceden espontáneamente con reposo. Entonces, ¿cuándo son importantes las contracciones? En cualquier edad de embarazo, principalmente si tenemos antecedentes de partos prematuros previos, más hacia el término, cuando nos acercamos a nuestra fecha probable de parto, y se presentan entre 3 a 4 veces en 10 minutos por, al menos, 2 horas continuas.

Si bien, hay muchos otros síntomas frecuentes en el embarazo, estas son las consultas más frecuentes en los distintos servicios de urgencia y los que significan o requieren una evaluación de manera más rápida y que no permiten esperar a un control ambulatorio varios días después.

Como siempre, espero que haber aclarado algunas dudas y prestar una orientación clara a las necesidades reales de control en una urgencia de maternidad.

Quedo atenta a sus comentarios y preguntas. Les dejo un gran abrazo.

 

Aurora.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X