NutriciónPSB

Keto: aquí desclasificamos la dieta de Kim Kardashian

Hola bellas, en la nota de esta semana les comentaré sobre una dieta que ha vuelto a ponerse de moda para bajar de peso, la dieta cetogénica, también llamada Dieta Keto. Esta dieta no es nada nuevo, de hecho es harto vieja, pero últimamente ha dado mucho de qué hablar.

Bueno, la obesidad, hoy en día, es uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial, debido a su elevada prevalencia y porque esta prevalencia no deja de aumentar.  En la desesperación por bajar de peso de forma rápida muchas de ustedes buscan en internet dietas mágicas que de una vez por todas haga el milagro de eliminar los kilos de más. Probablemente en la búsqueda de dietas apareció la dieta Keto que hizo perder 25 kilos a Kim Kardashian. Con esta promesa cualquiera se anima a seguirla, pero antes de elegirla es bueno informarse de qué se trata esta dieta.

Existe una gran cantidad de propuestas dietéticas diferentes para perder peso que se diferencian, principalmente por los aportes calóricos y distintas proporciones de nutrientes. Así encontramos las dietas proteinadas,  hipoglucídicas, hipocalórica estricta, moderada, etc.

En 1921, el Dr. Wilder de la clínica Mayo  acuñó el término dieta cetogénica. El objetivo de esta dieta es generar una situación de cetosis (formación de cuerpos cetónicos) similar a la del ayuno. Este enfoque dietético ha sido utilizado ampliamente para tratar la epilepsia reticente al tratamiento farmacológico.Más o menos desde la década del ´70 se ha popularizado como dietoterapiaen la pérdida de peso.

Partiendo de la base de que la pérdida de peso es una consecuencia del balance energético negativo, es decir, el gasto de energía es mayor que el ingreso, se podría pensar que el ayuno prolongado sería la mejor técnica para reducir peso, sin embargo no lo es por las siguientes razones: el ayuno provoca un hambre del terror, supone una pérdida de masa magra, causa neutropenia y aumenta los niveles de bilirrubina. La pérdida total de nitrógeno después de 3 a 4 semanas de inanición sería equivalente a una pérdida de 6 kg de masa muscular, de modo que se generaría un resultado de aspecto caquéctico y ante la reintroducción de alimentos se lograría la rápida recuperación del peso perdido. Es por esto que una dieta, que obviamente permita comer y que genere los efectos del ayuno sin provocarnos un desastre suena maravilloso. (¿Se acuerdan de una nota que escribí sobre el efecto rebote? Si no la leyeron les dejo el link aquí ).

El organismo tiene la capacidad de sintetizar hidratos de carbono a partir de otros compuestos; razón por la cual algunos autores los han considerado nutrientes no esencial. A pesar de esto las recomendaciones dietoterapéuticas clásicas sugieren un porcentaje de calorías provenientes de carbohidratos del  50 a 60% del total de calorías diarias.

Las evidencia científica indica que las dieta keto  han mostrado beneficios cardiovasculares y en el metabolismo de los carbohidratos, ya que promueve un perfil lipídico poco aterogénico, una disminución de la presión arterial y una menor resistencia a la insulina pero existe controversia sobre los efectos adversos en especial los relacionados con las funciones hepática y renal.

Las dietas Keto han demostrado incrementar los niveles de colesterol HDL (llamado de forma coloquial “colesterol bueno”) y generan reducciones significativas de las concentraciones sanguíneas de triglicéridos. Por este motivo algunos la denominan cardioprotectora. Además se ha visto que mejoran el metabolismo de la glucosa, disminuyendo los niveles tanto de glucosa como de insulina, así como también la presión arterial. Yo he indicado esta dieta a pacientes obesos con resistencia a la insulina y la verdad es que han tenido buenos resultados en cuanto a normalización de esta hormona. Es que con la cantidad mínima de carbohidratos es obvio que va a bajar.

El cambio metabólico que provoca la dieta ketose lleva a cabo cuando el contenido de carbohidratos de la dieta es suficientemente bajo para causar cetosis. Esta cantidad debe ser inferior a 0.2-0.4g/kg de peso por día, cubriendo el resto del porcentaje con consumo de lípidos y proteínas. Esa cantidad de Carbohidratos es bajísima y muy difícil de llevar.  Hay otros aspectos muy técnicos a los que no me quiero referir porque no van a entender ya que este no es un blog científico, pero en palabras muy muy muy simples, el organismo gasta más energía haciendo una dieta keto que haciendo una dieta baja en grasa. Ojo, me refiero a la eficiencia metabólica de la dieta per se.

Bueno, también de acuerdo a la literatura científica, hay más publicaciones que indican que se baja más de peso con dietas cetogénicas  que con dietas no cetogénicas, pero que quede claro que sí existen investigaciones publicadas que evidencian todo lo contrario, y de manera general, lo que se acepta es que tanto la dieta cetogénica como la no cetogénica, tienen efectos similares sobre el peso, ya que las pérdidas obtenidas no difieren significativamente entre ambas, siendo ligeramente mayores en las dietas cetogénicas. ¿Se entiende? O sea, con las dietas keto se baja más que con las no keto pero la diferencia no sería significativa desde el punto de vista estadístico. Bueno, cada uno deberá ver si es de los que baja más o de los que baja menos con dieta keto. Mi experiencia es que mis pacientes bajan más rápido y más kilos con dieta keto que con dieta no keto, pero así también se aburren más rápido porque con este estilo de alimentación sí sienten que están “a dieta”. Es que ¿quién puede vivir sin fruta? Generalmente cuando indico estas dietas es cuando los triglicéridos están disparados o mis pacientes necesitan bajar urgentemente de peso. Generalmente no las indico por más de un mes y habitualmente prescribo ciertos suplementos.

El uso de las dietas cetogénicas tiene desventajas que no se presentan en las dietas tradicionales.

Una desventaja no menor es el bajo aporte de ciertas vitaminas y minerales que ofrecen estas dietas que no cubre los requerimientos, lo que se debe a que la restricción de carbohidratos también limita en gran medida la ingesta de frutas y verduras, que son los alimentos más ricos en estos micronutrientes. Esta dieta también repercute en la ingesta de  fibra dietética, que igualmente va a ser muy baja y puede producir estreñimiento. También se describen calambres, halitosis por la producción de cuerpos cetónicos, astenia, y como ya mencioné son dietas muy difíciles de llevar.

Esta dieta SIEMPRE SIEMPRESIEMPRESIEMPRESIEMPRE se debe seguir bajo la supervisión de un profesional Nutricionista porque se deben ir evaluando aspectos bioquímicos (esto es estricto)  y también la composición corporal, y no sólo por esto sino que también se debe hacer una adecuada selección de alimentos y los únicos profesionales que tienen un conocimiento acabado de los alimentos en relación a la salud son los Nutricionistas. ¡No sirve sacar dietas de internet! La dieta debe ser personalizada para que tenga los efectos esperados. Un Nutricionista les va a indicar suplementos y todo lo que se necesite. El computador no las evalúa. Hay que ser responsables con la salud.

Yo considero un crimen a la salud mental seguir esta dieta en verano, con la cantidad de frutas ricas que existen! En esta dieta quedan prácticamente excluidas y los carbohidratos que se incluyen son los provenientes de las verduras, principalmente de hoja verde. Bueno, tampoco es muy agradable en ciertos aspectos ya que esta dieta produce un hálito cetónico que es del terror! Bueno, si se animan les deseo mucho éxito.

Espero haber aclarado dudas en relación a esta dieta de moda y en caso de que algo no haya quedado claro pueden dejarme sus preguntas. Estaré atenta a sus comentarios.

Cariños.

María José Acevedo B. Nutricionista, Master en Nutrición y Coach Nutricional.

7 comentarios

  1. Hola María José! Te consulto si esta dieta es recomendable para personas con hipotiroidismo, pues lamentablemente aún no encuentro respuesta para saber qué dieta llevar con esta condición y claramente necesito bajar más de 15 kilos acumulados durante mucho tiempo en el que ni el ejercicio ni la comida sana pudieron hacerlo.
    Cariños,
    Tita

  2. Hola tita, para el hipotiroidismo no hay una dieta especial, y la enfermedad de por sí no es lo que produce la obesidad. Podrías seguir esta dieta y cualquier otra mientras estés asesorada por un nutricionista. Es necesario que te hagas exámenes bioquímicos antes de comenzar, pero se ven otras cosas, más allá de la función tiroidea. En el hipotiroidismo son ciertos alimentos los que no se pueden consumir en exceso pero si son consumidos con moderación no habrían alimentos prohibidos para tu patología. Si estas en Santiago podría ayudarte.
    Cariños.

  3. hola, yo quiero bajar 3 kilos que no quieren irse, ya hice esta dieta y baje 2 kg. crees que hacerla por ciclos de 5 x 2 me funcione?? (5 días bajos en ch y 2 días un poco más altos los ch) mido 1.60 y peso 55 kg, es poco lo que quiero bajar, pero necesito hacerlo. también hago ejercicios aerobicos y pesas en casa. saludos

  4. Hola Emy, creo que sí te podría servir, pero es tan poco lo que tienes que bajar que, para que esos 3 kilos los bajes y no vuelvan, tal vez te convendría hacer una dieta hipocalorica, hiperproteica pero no restringir tanto los carbohidratos. Así la dieta es más fácil de llevar.
    Cariños.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X