MujerPSBPsicología

Mujeres reales, vidas reales

Chicas, hace poco me encontré con esta noticia publicada en la revista People y que creo nos sirve para detenernos y reflexionar un poco. Una fotógrafa ofreció sus servicios de Boudoir a una clienta de un poco más de 40 años, que llevaba 18 años de casada, con dos hijos y quería darle un regalo de Navidad “especial” a su esposo. Le pidió lo típico, que le borrara las arrugas, y la cellulitis y las estrías. O sea, ¿quien no le pediría eso a una profesional si tuviéramos la oportunidad? Para quienes no conozcan las fotos de Boudoir, son fotografías en las que los desnudos no son explícitos y las sombras y ángulos dan a entender más de lo que se muestra. Son preciosas y con un profesional detrás de la cámara, pueden ser de muy buen gusto. Pueden ver una muestra en la página de nuestra querida Paula Labra aquí

En fin, después de las fiestas, la fotógrafa recibió un correo del esposo y con el permiso de él, decidió compartirlo en su página de facebook
El original esta publicado acá
En el correo, después de felicitar a la fotógrafa por su buen trabajo, el esposo le explica lo que sintió cuando vió las fotos. Acá hay un extracto de la carta traducida por moi.
“…Estas fotos, a pesar de que son hermosas y que eres una fotógrafa muy talentosa, no son mi mujer…desapareciste todas sus ‘fallas’…. y aunque estoy seguro que eso es exactamente lo que ella te pidió, eso se llevo todo lo que hace nuestra vida…cuando borraste sus estrías, borraste la documentación de mis hijos. Cuando borraste sus arrugas, te llevaste 2 décadas de risas y preocupaciones. Cuando borraste su celulitis, te llevaste su amor por hornear y todas las cosas ricas que hemos comido a través de los años. No te digo esto para que te sientas mal, solo estás haciendo tu trabajo y lo entiendo. En realidad te escribo para agradecerte. Ver estas imágenes me hizo darme cuenta que honestamente no le digo a mi esposa lo mucho que la amo y la adoro tal cual es lo suficiente. Ella lo escucha tan escasamente que de verdad pensó que estas imágenes photoshopeadas eran como yo quería y necesitaba que se viera. Tengo que hacerlo mejor y por el resto de mis días voy a celebrarla en toda su imperfección. Gracias por el recordatorio.
Saludos”
Y acá es donde yo me pregunto, ¿por qué chicas? Por qué en ocasiones nosotras mismas somos nuestras peores enemigas? Por qué no somos capaces de creer que alguien que nos ama de verdad nos ve con otros ojos? Y por qué no entendemos que las acciones a veces hablan más que las palabras, que no porque no nos digan “te amo” 30 veces al día no significa que no lo sienten? Si bien esta comunidad de mujeres bellas nos ayuda a sentirnos con más confianza, más seguras y mas amadas, recordemos que la verdadera belleza es la que uno transmite cuando existe amor propio y nos aceptamos con debilidades y virtudes y estrías y celulitis y marcas de acné incluidas.
¿Qué les pareció el correo de este hombre enamorado?

Me encantaría escuchar sus comentarios chicas,
Un besito enorme
Tam

1 comentario

  1. Mi pololo a diferencia de este esposo, siempre me dice que “ama” todas esas imperfecciones, y sin querer me ha llevado a un camino de mirarme en detalle y aceptarme, me ha costado bastante, pero es un proceso genial y estoy muy feliz de vivirlo junto a el 🙂

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X