NovedadesPSB

El Taj Mahal, un mausoleo al amor verdadero ¿Sabían eso?

Bellezas, la historia está llena de historias de amor realmente increíbles. Apasionadas, románticas, tortuosas, bendecidas y no tanto. Pero son historias en los que sus protagonistas entregaron todo sí. Y amaron, amaron de verdad. He decidido recopilar algunas para que, aprovechemos de aprender algo de historia, y de pasadita sacarles algún suspiro de por medio. Como con esta por ejemplo…  la del Taj Mahal.

La historia que se esconde tras las murallas de una de las más impresionantes maravillas del mundo, el Taj Mahal, es una de las más lindas y románticas de la cultura oriental.

Como era de costumbre entre los mongoles, el Sha Jahan, gobernador en ese entonces de la India, tenía más de una mujer. Pero por la segunda de ellas, con la que se había casado a los 20 años, en 1612, tenía una incuestionable debilidad. La amaba por sobre todas las cosas. Ella era Arjumand Bano, hija del Primer Ministro de la Corte, conocida como Mumtaz Mahal.

La primera vez que se vieron él tenía 15 y ella se estaba probando un precioso collar. El príncipe cuando la vio, se impresionó por su belleza y para conquistarla quiso regalarle el precio del collar, que él suponía que era de cristal. Pero el collar era de diamantes. Sin embargo, el sha, que se había obsesionado con su belleza, pagó sin dudarlo y así conquistó de inmediato el corazón de Mumtaz. Pero los novios tuvieron que esperar cinco años para casarse, tiempo durante el cual no pudieron verse ni una sola vez… Finalmente se casaron y desde ese día él la nombró su Joya del Palacio, su Taj Mahal.

Cuando tuvo su decimocuarto hijo con el Sha, Mumtaz Mahal murió y él, que tanto la amaba, quedó sumido en la más pura desolación. Cuenta la historia que ella antes de morir le susurró al oído a su marido que después de su muerte construyera un edificio que representara todo el amor que se tuvieron. Por eso en su memoria, el sha mandó a construir el Taj Mahal, con el que quiso ofrecerle el palacio y la corona que no tuvo en vida. Veintidós años de construcción, más de veinte mil obreros, toneladas de mármol que viajaban arrastrados por cientos de elefantes desde los países vecinos y como resultado, un mausoleo al amor en la ciudad india de Agra, a las orillas del río Yamuna, justo en el fin de la ciudad, donde las aguas del río reflejan la gran belleza del monumento.

Después de la muerte de Mumtaz, el sha quedó anímicamente muy débil y con el paso de los años la situación se fue haciendo cada vez más delicada. Dos de sus hijos quisieron aprovecharse del estado de su padre y en 1657, cuando el sha cayó enfermo, ambos hijos se declararon emperadores y para eliminar a su padre del camino, lo encerraron en el fuerte de Adra hasta el día de su muerte en 1666. Durante esos años su único consuelo fue ver desde su celda el Taj Mahal que le recordaba el amor por Mumtaz. Fue enterrado junto a su Joya del Palacio debajo de la cúpula del Taj Mahal, recordando al mundo su inmortal amor.

Aquí les dejo una ilustración del Sha Jahan y Mumtaz, el rey del mundo y la joya del palacio.

shah-jahan-and-mumtaz-rohit-sharma

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.
a

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X