ModaPSBTendencia

Buscando mi estilo, parte tres: mis trancas al vestirme

Buscar -o encontrar- el estilo es de por sí ya difícil, como les contaba en la primera  y segunda parte de esta ya trilogía de post que se va a alargar. Me disculpan. Pero es más difícil aún si tienen un montón de manías al momento de vestirse o de comprar ropa. Algunas he podido manejarlas, otras no mucho, pero he aprendido a aceptarlas como parte mía y a vivir con ellas, mientras las voy suavizando un poco. Acá van:

1.- Tengo una maña absurdísima de no repetir :

  1. Las mismas prendas:

Esta era una de mis peores mañas, porque lo que sucede con esto es que como es virtualmente imposible tener pura ropa linda que quede bien y no repetirla, terminaba poniéndome cosas que a lo mejor no me gustan tanto o no me quedan tan bien, sólo para no repetir. Ya se me ha ido pasando. Ahora si algo no me gusta, está feo, o no me queda bien, se va, aunque reduzca mis opciones.

  1. b) Las tenidas con las mismas personas:

Una vez en una pega, cuando llevaba un mes una de mis compañeras me dijo “¿Cuándo vas a repetir la ropa? ¡Me tienes nerviosa! Obvio que fue en buena y me dio mucha risa. Y es que tenía razón, si bien repetí algunas prendas como carteras, zapatos, abrigos, chaquetas, chalecos, faldas y pantalones, nunca repetí un vestido o una polera. ¡Y menos una tenida! Lo malo de esto, es que a veces, por no repetir tenida, armaba combinaciones que no había probado antes, me demoraba siglos en elegir la ropa y algunos días estaba todo el rato incómoda porque de frentón no me gustaba. Para solventar esto, he estado probándome las combinaciones “b” los fines de semana o los días que no tengo que ver a tanta gente, para ver cómo me siento y decidir si se queda o se va.

También puede interesarte...

  1. c) La misma combinación de colores – o algún color- dos días seguidos, o dos mismos días en diferentes semanas: Antes era atroz. Pero se me ha ido pasando un poco. Si las personas que veo los lunes son siempre las mismas y me ven dos lunes seguidos combinando blanco con negro, lo más atroz que puede pasar es que piensen que esa combinación me gusta. Mientras no sea TODOS los lunes y se den cuenta de que sí, estoy loca, no pasa nada.

2.- La manía de la rotación:

Este punto se desprende del punto uno. No me gusta repetir, pero a veces una tiene justo “el” chaleco negro que va con el vestido rojo y las medias rojas con negro, o con la falda escocesa verde con rojo, o con el vestido entero verde, etc. Para no repetir el mismo chaleco – por ejemplo- dos días seguidos, tengo una regla muy estricta de usarlo dos veces por semana. Pero jamás dos lunes o dos martes o dos miércoles (etc) seguidos. Pobre chalequito negro, vive estresado. En verdad, esta maña no me complica tanto, porque así estoy dándole buen uso a mi ropa sin que el chalequito negro se me eche a perder. Me costó mucho encontrar uno, en serio.

3.- Miss matchymatchy

Los gringos tienen un término para referirse a las personas o tenidas que combinan demasiado, y se llama “Matchymatchy” que podría traducirse como “combiniditacombinidita”. Antes era espantosa, llegando a combinar los pinches con los aros con la sombra con el labial con la polera con el pantalón con los zapatos y la cartera. Y no estamos hablando de un total black. No. El color podía ser rosado. Ya no más. Aprendí que la sombra que me queda bien para el día a día es beige-dorada y que con los labiales puedo jugar un poco más… pero que si ya tengo un vestido rojo, es mejor dejar guardados los zapatos de ese color, la cartera y la bufanda, y bajar todo con el chalequito, y el abrigo negro. Pero la semana pasada, no me resistí a unas pantis negras con círculos rojos. Círculo + vestido = bien. Círculo + vestido + cartera + zapatos = mal.  De esta forma, también he logrado deshacerme de algunas cosas que ya no eran para mí. No necesito tener aros rojos. Me puedo poner unos plateados. Pero que combinen con los anillos.

4.- Dios me libre de estar vestida muy ¨nada que ver”

Por motivos lesos que ya les explicaré algún día – mejor que no – tengo una especie de fobia a pasar calor, frío, a estar muy poco producida o demasiado elegante. Eso me obliga a mirar meteochile.gob.cl en la noche y de nuevo en la mañana, pensar mis compras en términos de ¿Ya tengo zapatos de ese grosor/largo? Y no tanto en lo que me gusta, tener que cargar con un cerro de camisetas, pantis de polar y doble calcetín si me lo tuve que sacar porque me dio calor, y preguntar 7 veces dónde vamos, qué vamos a hacer y quienes van a estar, si vamos a estar dentro o fuera  y si va a haber calefacción, estufa o nada. Por suerte, he llegado a un par de soluciones: andar con una bolsa de género en la cartera donde echar todas las capas que me saqué, – o que me pretendo poner-  y vestirme producida si así lo quiero. Y si voy a usar tacos, busco unos piola, con los que a lo mejor no puedo correr, pero sí caminar con dignidad. Si estoy muy sobrevestida, mala pata. Vestirse elegante debiese volver a estar de moda. Nunca tanto como un tío abuelo que mi mamá contaba bajaba a la playa con terno, corbata y en la cabeza se amarraba un pañuelito.

Bueno, esas son mis mañas de vestuario. Siéntanse libres de hacerme un poco de bullying, porque en verdad son súper tontas. Lo único que les pido, es que me cuenten las suyas. ¡Hasta el próximo post!

Camila

 

8 comentarios

  1. ¡como cuesta encontrar un chaleco negro sentador! lo digo muy muy en serio
    me gustó la sinceridad, compartimos algunas y pues, meteochile a veces se equivoca!
    saludos

  2. Jajajajaja yo veo meteochile como 3 veces antes de salir! La mitad del tiempo me arrepiento de cómo me vestí, no porque no sea bonito sino porque tenía calor, frío, era demasiado formal, etc…
    Lo estoy solucionando armando un closet con “básicos” , uno formalito, uno relax, una “primera capa” para el frío …etc
    Saludos
    Muy buen post

  3. Ha sido un deleite descubrir que no estoy sola en el mundo, que hay gente tan neurótica como yo para estas cosas xD
    Y que conste que es un cumplido.
    ¡Saludos!

  4. Jajajajajajaja
    Mañosa total. Te haré bullying toda la vida por este post.
    Yo tengo una fobia muy grande a verme muy “colorida” y es porque siento que la elegancia es muy importante y que el exceso de color resta elegancia. Y sí, tengo mucha ropa informal y poca ropa dentro de lo que se entiende universalmente por “elegante”, pero no siento que la ropa informal sea incompatible con la elegancia. Entonces, uso mucha ropa negra. Creo que me favorece y en verdad le favorece a todo el mundo. Y en las prendas correctas, es sinónimo instantáneo de elegancia. Creo que esa es la razón por la cual uso mucho negro. Negro = elegancia (¿ya lo mencioné?) pero el problema es que me voy al otro extremo y uso super pocos colores jaja. Igual no es algo que me moleste mucho ya que siento que me queda bien, pero me pasa que de repente veo prendas bonitas y que le quedan bien a mi cuerpo, pero que solo por el color “chillón” o “extravagante” que según yo tienen, no me las llevo. No me hacen sentir cómoda. No puedo salir a la calle con una polera naranja o verde. Tengo una falda morada preciosa que nunca uso por lo mismo. Lo he intentado, pero no puedo, así que me resigno al negro, azul, burdeo, verde oscuro, blanco invierno, colores con los que me siento segura. Hasta con los zapatos me pasa: absolutamente todos mis zapatos son negros, excepto un par café que uso poquito. Así es la vida. En fin, lo que quiero decir es que por esta maña de no verme muy colorida, nunca uso más de tres colores en la misma tenida (que sí, siempre incluye negro) a menos que sea una falda escocesa azul y verde con una polera gris y un chaleco negro (oh, cuánto colorido!!!!) . Así que siempre estoy, por ejemplo, de pantalones negros + polera azul con rayas blancas + jeans negros pero menos negros que el chaleco (como un negro desgastado) + zapatos negros. Es lo más fome del universo pero me siento segura. El chaleco no podría ser rojo. Sentiría que ya estoy “exagerando”. Y de verdad, siento que eso es muy de persona loca.
    Y en lo que me sentí demasiado identificada fue en lo de “usar la tenida B” en un evento poco importante para “probar su comodidad”. Muy identificada. Siempre hago eso y creo que si todo el mundo lo hiciera, pasaríamos menos tiempo eligiendo la ropa durante la semana ji.
    Besitos c:

  5. jeje yo igual tengo mañas.. y a veces caigo en matchymatchy.. aros azules, pulsera azul, anillo azul, pañuelo azul.. jajajaj pero de a poco he ido metiendo mas colores para no ser tan fome.. pero en verdad me gustan muchos los colores! Vivo en Punta ARenas y en general en invierno es todo muy oscuro, negro, cafe… que pienso que si aparezco yo con mi pañuelo fucsia algo alegro o no? es difícil encontrar algo que te levante el animo con 10 meses de invierno.. En el trabajo uso chalecos y pantalones que voy tratando de combinar y no usar los mismos seguidos pero no es tanta la ropa que tengo por lo que no puedo evitar andar igual todas las semanas, así es que me compro pañuelos, aros y ahí voy variando.. en todo caso en mi oficina usan uniformes y yo no, entonces igual marco un poco la diferencia..
    me encanto tu post, en especial lo del frio-calor.. acá o te congeles o tienes mucho calor.. sino fuera por las capas seria atroz…
    Cariños a todas!!!

  6. yo no combino nada o mejor dicho no lo pienso tanto… dejo que las cosas se acomoden y se sienta armonioso.. tal vez una polera gris plata con un pantalón jeans negro sientan perfecto con la chaqueta cortita de ecocuero azul oscuro me quedaban de lo mejor no se. yo me sentía cómoda así.

  7. Me hacen mucho sentido tus mañas, tengo muchas parecidas, pero lo que más me incomoda es andar demasiado arreglada. Me gusta arreglarme, tengo ropa y zapatos lindos y un montón de amigas hippies, por lo que al lado de ellas siempre me veo muy producida y me carga un poco. Por otra parte está el como ir a cada lugar, cuando vivía en Australia odiaba eso que allá llaman el dress code, que es básicamente un consejo de cómo vestirte para cada ocasión, por ejemplo si vas a un bar o incluso a la casa de amigos es común que te hagan saber el dress code para no llegar dando jugo de vestido y tacos cuando andan todos en bikini y hawaianas, ahora lo extraño y creo que deberíamos aplicarlo más seguido

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X