MujerPSBPsicología

No menor: la vocación

Hola bellas! Cómo están? Feliz año nuevo!!! Espero que este año venga lleno de cosas buenas. Por mi parte les cuento que terminé el 2014 como una profesional ya que me titulé de periodista, ¡POR FIN! Así que estoy feliz.

Como les dije, me acabo de titular y el año pasado fue de grandes cuestionamientos. Ad portas de transformarme en una profesional, me cuestioné sinceramente si esta era la carrera que me gustaba y a la cual quería dedicarle mi vida entera.

Tuve crisis vocacional, imagínense, en quinto año. Fue del terror. Pero luego de la tormenta siempre sale el sol.

Hoy estoy muy feliz y orgullosa de la carrera de la que egresé porque siento que me da muchas herramientas para desempeñarme en muchas áreas y no sólo en la tele o en los diarios como piensan muchos.

A veces uno cree que tiene que seguir el curso de la vida por el cual nos han “setteado”, es decir, jardín, colegio, universidad, trabajo, jubilación. Entrar a un trabajo donde te paguen bien y que te ayude a subsistir, sin importar si el trabajo es de tu agrado o no.

Hoy creo que las cosas son diferentes. Los jóvenes y la gente en general se cuestiona más su futuro y no sigue la típica corriente de acción.

Siguiendo con el tema de este post, la vocación muchas veces no está presente en la universidad o en nuestros primeros años de trabajo. Salimos tan chicos del colegio y nos vemos en la “obligación” o presión social de escoger una carrera que estudiar cuando muchas veces con suerte sabemos dónde estamos parados.

Yo por ejemplo entré a estudiar ingeniería comercial y al año me cambié a periodismo. Hoy después de haber terminado mi carrera me doy cuenta que claramente a los 18 años no tenía idea de nada, no sabía qué quería, y de hecho hoy tampoco tengo TAN claro qué es lo que me apasiona.

Pero creo que es parte de la vida. Son pocas las personas que encuentran su vocación a los 18 años, por lo general es un camino largo de búsqueda, de introspección, de ensayo-error para ir descubriendo qué es lo que nos apasiona y encanta hacer.

Muchas bellinas deben haber dado la PSU y deben estar algo confundidas, inseguras o perdidas sobre qué estudiar y les quiero decir que es TOTALMENTE NORMAL. Muchas personas recién encuentran su vocación después de hartos años de estar trabajando.

Eso no significa que se tienen que quedar de manos cruzadas hasta que una ”inspiración divina” les muestre el camino. Elijan una carrera que sientan que les gusta, que les acomoda y para la cual tengan habilidades (porque sí, todo es más fácil cuando le pegamos a esa carrera). Vayan viendo, testeando, si tienen dudas pueden ir tomando cursos de otras carreras e ir probando.

Lo peor es quedarse de manos cruzadas porque de verdad que así no se llega a nada. Es mejor hacer y equivocarse que no hacer nada.

Yo gracias a mi año en ingeniería comercial descubrí una carrera que me gustaba mucho más, que era periodismo, y gané amigas que sin ese año de “error” no tendría ahora.

Quizás muchas otras bellinas que son más grandes también han pasado por esto y recién hoy están descubriendo qué es lo que más les gusta hacer.

El tema es aceptar que hay que ir paso a paso, y que hay que hacer en vez de quedarse inmóvil, petrificada y sin hacer nada por miedo a escoger mal. Todo pasa por algo y la vida nos irá mostrando el camino.

Y ustedes bellinas, ¿qué experiencia han tenido ustedes sobre su carrera y su vocación?, ¿les gusta lo que hacen?

Un beso y espero sus comentarios.

coni

14 comentarios

  1. Yo estudié 4 años ingeniería comercial, y recién a punto casi de titularme me di cuenta que había tomado la peor decisión y me armé de agallas y decidí retirarme, dar la psu de nuevo y estudiar lo que siempre había soñado que era arquitectura, mi mamá y mi familia estaba de muerte pero tuve que afrontar toda la adversidad y salir adelante, además tuve la suerte de tener muy buen rendimiento en el colegio y estudie ingeniería gratis y ahora también estoy estudiando gratis en una de las mejores u del país, y no crean que el haberme cambiado a la carrera de mi vida se hizo todo fácil, al contrario los primeros tres años han sido durisimos porque he tenido que desmarcarme un poco del perfil de ingeniera cuadrada de la santa maría, pero a veces cuando las cosas más cuestan se disfruta más la victoria. Después de todo este camino recorrido quedé con un mensaje que se lo trato de comunicar a toda la gente más joven que conozco, y es que el éxito está sobrevalorado, que al final y al cabo debemos buscar el éxito que nos hace feliz primero a nosotras y que a la vez también nos hace ser mejores personas. Si tienes una pasión y un sueño debes seguirlos, luchar por ellos y cumplirlos. Cariños bellinas y recuerden que a veces el tomar malas decisiones es parte del aprendizaje para que seamos mejores =)

  2. Hola tocaya! Admirable tu coraje de salirte de una carrera casi terminada para escoger lo que realmente amas. Te felicito y muchas gracias por compartir tu historia.

  3. Yo también estudie una carrera y en la recta final comenzaron todas las dudas!! Fue un periodo emocionalmente espantoso. Tèrmine, me títule con muy buenas notas, pero aún así el estilo de vida que requiería esa carrera y el perfil de la gente que la ejercía a mi parecer no se parecían en nada a lo que yo esperaba de mi vida a futuro. Cuando me hice consciente de que por ese camino no seria feliz hable con mi familia y decidieron apoyarme en el estudio de otra carrera. A mi nunca se me hizo difícil la carrera que estudie y es tal vez por eso que me costo más aterrizar, coincido totalmente en que a los 18 años uno poco sabe lo que quiere. Mi pequeño consejo es que antes de hacer una elección tan importante hay que tomar en cuenta además de las habilidades nuestro ideal estilo de vida y si por a-b-c motivo nos equivocamos siempre tener la valentía de volver a empezar! C:

  4. Hola Naty! Tienes un muy buen punto, a mi me pasa un poco que me cuestiono el estilo de vida que tienen casi todos los trabajos, trabajar de 9 a 18 y entregar todo tu día a un trabajo me angustia un poco, pero por lo mismo estoy buscando algo que me guste mucho y que me de herramientas para más adelante poder independizarme. Un beso, éxito en tu nueva carrera y gracias por comentar!

  5. A los 18 ya sabía por dónde iba mi vocación, quería estudiar licenciatura en literatura hispánica, ahí sería bien aprovechada mi sensibilidad, mi facilidad por la escritura, mi disposición por aprender y mi amor por aprender.
    Pero el 2010 (año que daría mi PSU, y saldría de cuarto medio) el resultado de mi PSU, no fue malo, pero no para estar en la universidad que quería (me faltaron 15 minutos, me reconforta aparte que lo importante era mi puntaje de lenguaje-historia). Estuve en un dilema grande, pero quise probar con trabajo social, una carrera hermosa, que tiene mucho sobre la construcción de textos, la comprensión hacia las personas de diversos estratos sociales.
    Este año egreso, he conocido seres maravillosos. Sin embargo yo sí o sí estudiaré literatura, es una meta fija, un amor por la educación, por enseñar lo que sé, por conmoverme (y si es todo el rato, que importa!).
    Lo bueno es que mientras estudie mi carrera, pude optar a muchos talleres relacionados con la escritura, la literatura, y en mis tiempos libres escribo, escribo lo que veo y siento.
    Saludos.

  6. Encuentro espectacular que sigas tan convencida de lo que de verdad amas y quieres hacer! Mucha suerte en todo lo que viene y muchas gracias por compartir tu historia! Abrazos!

  7. Hola! Yo entre a estudiar Ingeniería solo por que era lo que mi mama quería, a mi igual me gusta pero no estoy segura de que sea lo que quiero hacer toda la vida. Hoy ya termine mi carrera y este año pienso hacer un curso de ingles y chino mandarin para completar mis aptitutes, aun asi mi sueño es ser estilista o periodista y dedicarme a la moda y a las tendencias femeninas. Lamentablemente como ingeniera me va super y gano bien, siento que si me dedico a otra cosa mi estabilidad economica se iria a las pailas.

  8. Hola Joselin! Lo que cuentas es algo que le pasa a muchas. Pero creo que puedes comenzar de a poco a hacer cosas que te gustan, como por ejemplo, abrir un blog u ofrecer escribir para algunos sitios donde puedas desarrollar esa otra área que tanto te gusta. Un abrazo y gracias por escribir!

  9. Yo estudie publicidad, como en cuarto año me di cuenta q no me gustaba pero termine igual x no botar los años, he trabajado y trabajo actualmente en una agencia de publicidad y de verdad q he confirmado q no es lo mio…. la guerra de egos q existe dentro de ese ambiente es lo peor q he visto en mi vida… sin hablar de la necesidad de sobreexposicion y de recibir halagos injustificados de la mayoria de las personas q trabaja ahi es insufrible… estoy pensando en estudiar psicologia q es una carrera q siempre me ha llamado la atencion y me he dado cuenta que se ajusta mas a mi personalidad y que me he propuesto concretar este 2015 🙂

  10. Yo estudié lo que creía que me gustaba en ese entonces….por que efectivamente hay mucho de suerte en que la elección a esa edad sea la correcta. Afortunadamente para mí le achunté, y me encanta lo que hago. Sin embargo, muchas veces hay factores externos, como inestabilidad laboral, bajos sueldos,… que terminan por desmotivarnos y uno termina pensando “¿porque no estudié ingeniería?”. No es exactamente el tema de la discusión, pero creo que de alguna manera lamentable afecta la vocación, como nos pasa a muchas docentes, profesionales de la salud no médicos, periodistas, actores,…. Da para pensar tb!

  11. Uf mis estimadas….yo estudié y trabajé sin parar durantes los 05 años que duraba la carrera; sin embargo en 5to año me dí cuenta que no era lo mío…fue un sufrimiento interno horrible ya que no se lo comenté a nadie y seguí, seguí seguí hasta que terminé la carrera que estaba pagando prácticamente de mi bolsillo. Una vez que terminé…ingresé a las filas de las FF.AA. con casi 30 años de edad! pero era lo que yo realmente siempre quise.

    Puedo sacar en conclusión que si uno es constante y perseverante por seguir sus sueños, éstos realmente s epueden cumplir.

  12. Me encanta que estés buscando algo que realmente te guste y te agrade para trabajar y dedicar a ello todos los días. Es algo súper difícil. Muchos saludos y éxito en esta nueva etapa.

  13. Sip, da para pensar. Es verdad que la plata desmotiva muchísimo y puede afectar nuestra vocación, lo importante es que también pongamos en la balanza que si es que lo que hacemos nos retribuye positivamente en el sentido anímico y la plata no es tan buena quizás podemos manejarlo, pero cuando las dos cosas son malas, ahí nada que hacer, hay buscar otras ocupaciones que nos llenen, no sólo los bolsillos, sino también el alma. Besos!

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X