MujerPSBSalud

Chicle: amigo o enemigo de nuestros dientes?

Queridas todas, hoy vengo a hablarles de un clásico de nuestra infancia y adolescencia: el chicle o goma de mascar.

Muchos creen que el chicle es muy malo para nuestros dientes y, por un lado, están en lo correcto. Cuando yo era chica, todos contenían azúcar, por lo que mi mamá no estaba equivocada cuando me decía que me hacía mal. Efectivamente, al tener azúcar, pasa a ser una golosina más y produce el mismo efecto en los dientes que consumir caramelos o calugas. Además, por estar bastante tiempo en la boca, estos chicles aumentan significativamente el riesgo de caries.

Sin embargo, con la aparición de los edulcorantes artificiales, el consumo de chicle pasó a ser un aliado de nuestra higiene bucal pues puede aumentar la secreción de saliva hasta en 10 veces.

Y ¿eso de qué sirve?

Pues bien, la saliva cumple un importante papel en la prevención de caries pues nos ayuda a arrastrar los restos de alimentos consumidos recientemente y  ayuda neutralizar el pH, que se torna más ácido después de comer, favoreciendo la aparición de caries.  La saliva además, contiene altas concentraciones de flúor y otros  compuestos que ayudan a la remineralización de los dientes, permitiendo revertir algunas lesiones de caries que estén comenzando.

Por esta misma razón, se recomienda masticar chicle sin azúcar después de las comidas, sobre todo en las siguientes situaciones:

–          Pacientes que tengan sensación de boca seca, ya sea por consumo de medicamentos o por alguna enfermedad específica

–          Cuando no podemos cepillarnos inmediatamente después de comer, por la razón que sea. Masticar chicle refrescará el aliento y además nos ayudará a retirar los restos de alimentos.

Sin embargo, hay que ser cuidadosos:

Si padecemos de bruxismo, es probable que las molestias se agudicen al consumir chicle en exceso. Estaremos forzando nuestros músculos masticatorios y nuestra articulación. Incluso puede generar dolor de cabeza.

Si tenemos muchas restauraciones en nuestros dientes, o estamos sometiéndonos a algún tratamiento rehabilitador (una corona, por ejemplo) el chicle va a producir una tracción sobre los dientes tratados, que pueden llevar a que arruinemos nuestro tratamiento o se nos fracture un diente.

No se recomienda tampoco en personas con gastritis crónica o presencia de úlceras, pues el chicle también aumenta la secreción de jugos gástricos, aumentando las molestias propias de estos pacientes.

Entonces, lo más importante es que si van a consumir chicle de vez en cuando sea SIN AZÚCAR, pues todos los beneficios mencionados no se logran si el chicle la contiene. En ese caso sólo contribuiría a la aparición de caries!!!

Ojo que por ningún motivo el chicle reemplaza al cepillo, la pasta y la seda.

Y ustedes, ¿sabían esto? ¿Consumen chicle regularmente?

anabesito

6 comentarios

  1. Para que mi hija no aprenda a masticar chicle es que procuro no consumir (sobre todo frente a ella), pero si estoy en la oficina o salgo a comprar como que me relaja la cosa de masticar …

  2. prfff…. y yo que tengo una cuñada que me dice que no coma chicle porque me hace mal… y ahora dicen que hace bien… ??!!

    Falto indicar que también sirve como medio de concentración y/o de relajación…

  3. Gracias Yayito por comentar. Tienes razón, se ha visto que el consumo de chicle puede ayudar en la ejecución de múltiples tareas y mejorar la concentración en algunas personas. Sin embargo, el exceso de consumo también tiene sus contras, tal como lo explico en la nota, por lo que tu cuñada no está tan errada. saludos!

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X