MujerSalud

Lucha contra el cáncer de mama: los días después de la quimio AC

Al día siguiente a la primera quimio AC (adriamicina y ciclofosfamida), desperté y sentí como si la noche anterior hubiera ido el carrete más destructivo. Dolor de cabeza tipo “hachazo”, sentir olor a comida y un profundo asco. Náuseas, sin apetito, sueño. Me acordé de una vez que me curé con tequila, a los 16 años. Era igual, pero multiplicado por 10. A medida que pasan los días los síntomas se van acentuando, llegan a su pick el día 3 y luego disminuyen. El día 7 post quimio, volvía de las tinieblas.

Yo vivo en Valdivia, en el sur de Chile, y viajaba cada 21 días a Santiago a las quimios. La primera vez me quedé por 3 días, porque como no sabía cómo iba a reaccionar mi cuerpo, prefería estar allá. Así que me tocó viajar de regreso el día en que los síntomas son más intensos. Luego, para los otros ciclos, viajaba al día siguiente.

Como decía en el post anterior, la piel se pone gris de inmediato. El color de los labios, pálido y la piel cada día más naranja.

Recuerdo que lo que más asco me daba era el olor a café de grano y eso que es un olor que me encanta. El día de la quimio y los 6 días posteriores no usaba perfume ni cremas con olor. Evitaba usar ropa recién lavada porque hasta el olor a limpio me molestaba. También es importante no comer cosas que a uno le gusten mucho. Por ejemplo, mi desayuno siempre ha sido frutas con chia y avena. Al día siguiente de la primera quimio desayuné plátano molido con chia y han pasado 6 meses y todavía no puedo comer plátano ni chía. Snif! Me acuerdo y me da asco.

Si alguien quería ir a verme a la casa les pedía que no se pusieran perfume. Guardé todos los desodorantes ambientales y la limpieza debían hacerla sólo con un paño con agua, porque detestaba el olor a cualquier producto de limpieza.

Me transformé en una pequeña dictadora: prohibí hacer café y tostadas en la casa (por el olor) y cocinar en los 6 días posteriores a la quimio (cualquier olor a comida me daba asco). Le pedía a mi mamá que cocinara en su casa y mi marido iba a buscarla a la hora de almuerzo. Si tienes algún familiar o amiga a quien le puedas pedir ayuda por esos días, es lo mejor. Por último que te cocine una vez y lo dejas congelado.

Durante esos días comía muy liviano, sopas de verduras o de pollo pasadas por la juguera, como colado de bebé, así era más fácil digerir las comidas. Y ahora tampoco las puedo ver. Desde que comencé con las quimioterapias me puse súper mala para comer proteína animal. Fui vegetariana toda mi vida y a los 30 años comencé a introducir de a poco proteínas animales: huevo, pechuga de pollo y algunos pescados. Pero extrañamente durante la quimio me producen rechazo. He conocido a varias personas que les ha pasado lo mismo, incluso personas que han sido carnívoras toda su vida. Yo creo que es porque la proteína demora mucho en digerirse y el cuerpo está enfocado en desintoxicarse de los venenenos de la quimio. No tiene ningún fundamento mi opinión, pero creo que hay que escuchar al cuerpo y darle lo que pide.

Para el tercer ciclo las náuseas fueron horribles, prácticamente no comí nada durante esos 6 días. Lo que comía eran tallarines con un poco de aceite oliva, era lo único que no me daba tanto asco.

Existen medicamentos para controlar las náuseas (dexametasona y ondansentrón), pero no sé por qué a mí no me hacían mucho efecto. He conocido a varias mujeres que con el ciclo AC pueden comer de todo. ¡Incluso conocí a una chica que después de la quimio llegaba a comer porotos granados! Lamentablemente, en mi caso no fue así.

Lo otro es el cansancio. Esos 6 días post quimio el agotamiento es indescriptible. Yo me quedaba tirada en el sillón por horas, mirando el techo. No era capaz de leer, ver TV, ni siquiera hablar. Quedaba como catatónica. Al tercer día de la primera quimio dije: “¡¡Si estos 6 meses van a ser así, me voy a volver loca!!”. Pero no, no me volví loca. A medida que pasan los días los síntomas van disminuyendo hasta que un día uno se despierta y vuelve a ser la misma de antes (más cansada, pero la misma al fin cabo).

 

Otra cosa importante es no sobrecargar el estómago, comer poquito para que no se acentúen las náuseas e idealmente cada 2 o 3 horas, para que los ácidos gástricos no te produzcan gastritis.

Un beso,

CONSUELO

http://quimiotips.wordpress.com/

11 comentarios

  1. Que bueno leer este tipo de post, esto es algo que nos puede pasar a todos y es bueno estar informados de que se trata para ir alejando los fantasmas e ideas terroríficas al respecto, en mi caso auna persona muy cercana le diagnosticaron leucemia hace casi 4 meses, hoy ya paso por su transplante de medula y de a poco esta comenzando a funcionar, si bien ha sido un camino muy desgastante y lleno de preocupaciones, también ha estado lleno de amor y admiracion de verlo a el fuerte y con ganas de salir adelante, creo que la actitud de la persona y sus cercanos es esencial para la mejoria.
    Saludos y me alegra que vaya todo bien en tu tratamiento!

  2. Que complicado y es verdad lo que dice tamar, el cancer ahora es tan común que creo que a todas nos preocupa y leyendo tus síntomas es terrible, las mejores vibras y que salgas de eso luego 🙂

  3. Primero gracias por compartir con nosotras tus experiencias. Cáncer es la palabra más feroz que te puedan decir; te felicitó por tu fuerza interior y tú gentileza para compartir estas plabras Eres una mujer muy fuerte. un abrazo lleno de fuerza y amor para tí.

  4. Fuerza hermosa … estoy en buenos Aires pero soy de viña, gracias por compartir con nosotras tu experiencia que mucho nos alienta… yo uso este mantra para mi y mi flia” NAM MIOJO RENGE KYO “.. todo va a salir bien fuerza… besos por alli.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X