MujerPSBSalud

Químicos y cosméticos: qué hay en nuestros frascos y cómo leer etiquetados

Bellos envases, sublimes comerciales y presentaciones irresistibles. Nuestros cosméticos de belleza y e higiene personal están tan magníficamente comercializados que pocas veces o nunca leemos las etiquetas, reparamos en su contenido y nos preguntamos: ¿qué es esto que penetra cada día mi piel? Simplemente confiamos.

En esta y otras notas iremos develando qué contienen los cosméticos que usamos, cuáles son los ingredientes activos que harán el milagro promocionado una promesa cumplida y qué es todo el resto de químicos que hay en sus formulaciones. Cuáles son los controversiales, cuáles hay que definitivamente evitar y cuáles, a pesar de tanta mala publicidad, aún no existe evidencia científica concluyente que avale su nocividad.

Aunque parezca muy complicado y hasta aburrido, saber leer las etiquetas de los envases puede evitar caer en los consejos inexpertos de una vendedora, en la trampa del envase bonito, del precio o la marca.

Empezar por lo básico

Un cosmético según el Reglamento del Sistema Nacional de Control de Cosméticos es “cualquier preparado que se destine para ser aplicado externamente al cuerpo humano con fines de embellecimiento, modificación de su aspecto físico o conservación de las condiciones físico químicas normales de la piel y su anexos (uñas, sistema piloso, membranas mucosas de la cavidad oral, dientes y órganos genitales externos)”. Su acción siempre es local y externa, no se debe absorber sistémicamente (llegar a la sangre), si se absorbe deja de ser cosmético y pasa a la categoría de medicamentos.

Se establece que el rotulado debe contener un listado cualitativo de la fórmula completa que señale sus ingredientes, según la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos (INCI), en el orden decreciente de sus concentraciones, es decir, el primer ingrediente del listado siempre será el que se encuentre en mayor porcentaje en el producto. Por lo general, con el químico escrito en latín o en inglés según estándares establecidos internacionalmente, aunque también debe estar en español.

Lo que cumple la promesa

Los ingredientes activos o activos cosméticos son sustancias químicas naturales o sintéticas que van a ocasionar un efecto en piel y sus anexos y, son los responsables del efecto principal de la crema (antiedad, antiacné, hidratante, nutritiva). Mientras más arriba estén en el listado, más alto porcentaje tendrá el producto. Entre los activos más conocidos están las vitaminas (A,E,C), extractos de plantas, aceites esenciales (jojoba, palta, almendras, damasco, coco, argán), miel y propóleo, colágeno, elastina, ceramidas, ácido (hialurónico, láctico, glicólico, salicílico), urea, mantecas (karité, cacao, mango) y extractos de jugos de frutas.

En la actualidad existe una gran demanda de cosméticos antiage (antienvejecimiento) y entre los más demandados están los que contienen ácido retinoico y sus derivados, vitamina C (la mayor concentración en el mercado es al 17%), ácido hialurónico, ácido glicólico, colágeno y péptidos, explica la Magíster en Ciencias Farmacéuticas, la químico Olosmira Correa.

Además de éstos, en la composición de cualquier cosmético habrá el vehículo o base. La Dra. Correa, explica que en la cremas encontraremos: agua y grasas como vehículos, emulsionante, preservantes microbiológicos, otros conservantes y estabilizantes de ph, dependiendo de la fórmula y como optativos colorantes y perfumes.

En el champú: agua, detergente, surfactante, preservantes microbiológicos y otros conservantes, estabilizantes. También colorantes y perfumes. En la base de maquillaje una composición similar a las cremas pero, generalmente, se incluyen polímeros (como siliconas) para estabilizar y pigmentos inorgánicos (óxidos de hierro y dióxido de titanio) para el color.

Al mercado han salido productos promocionados como sin parabenos, sulfatos, PEG (glicol de propileno), productos derivados del petróleo, siliconas, ftalatos, surfactantes sintéticos, fenoxietanol, colorantes artificiales o fragancias sintéticas. ¿Pero es positivo que no contengan estas sustancias?

Alerta con base científica: Formaldehído

En el mundo, son la FDA (Administración de Alimentos y Drogas de EE.UU), EMA (Agencia Europea de Medicamentos); El panel de expertos CIR (The Cosmetic Ingredient Review); Personal Care Products Council (asociación de la industria cosmética norteamericana); EPA, Agencia de Protección Ambiental; CosIng (base de datos de la Comisión Europea con información sobre las sustancias e ingredientes cosméticos) o EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) los responsables de difundir al mundo alertas comprobadas sobre químicos nocivos que la industria debiera retirar o de hacer estudios que lo confirmen o descarten.

Hace dos años se dio a conocer la alerta mundial sobre el formaldehído y sus liberadores -una serie de conservantes cosméticos (lista abajo)-. Se usa como antiséptico, desinfectante y conservante. Es un comprobado carcinógeno, causante de alergias e inmutoxicidad y debe ser evitado.

El Programa Nacional de Toxicología (NTP) formado por diferentes agencias del gobierno de Estados Unidos, incluyendo la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA); el Instituto Nacional de Salud (NIH), el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establece el formaldehído como “un carcinógeno humano.”

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) -que es parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo principal objetivo es identificar las causas del cáncer- ha concluido que el formaldehído es “cancerígeno para los humanos”, basada en un mayor riesgo de cáncer de la nasofaringe (cuando es inhalado) y la leucemia.
La Agencia de Protección Ambiental (EPA), ha clasificado al formaldehido como un “probable carcinógeno humano.”

¿Cómo lo reconozco y dónde se usa?

Hasta hace poco el formaldehído era un ingrediente común de esmalte de uñas y lo sigue siendo, aunque en menor medida (ver prueba Good Guide). También se encontraba en los alisados de pelo con queratina (usados en ambientes cerrados, su inhalación y absorción por el cuero cabelludo supone los riesgos descritos). En Europa, los entes reguladores, exigen que la concentración de formaldehído en cosmética no supere 0,2%, y piden que los productos de cuidado del cuerpo que lo contienen o conservantes que lo liberen se etiqueten «contiene formaldehído». En EE.UU. no hay restricciones en los niveles de formaldehído permitidos en los productos del cuidado del cuerpo, ni en los conservantes que liberan formaldehído. Tampoco tiene la obligación de informar a los consumidores.

El formaldehído puede estar listado en la etiqueta como:
• Formalin
• Formic aldehyde
• Methanediol
• Methanal
• Methyl aldehyde
• Methylene glycol
• Methylene oxide

Sustancias liberadoas de formaldehído:
• Benzylhemiformal
• 2-bromo-2-nitropropane-1,3-diol
• 5-bromo-5-nitro-1,3-dioxane
• Diazolidinyl urea (no confundir con urea sola, coadyudante de la hidratación)
• 1,3-dimethylol-5,5-dimethylhydantoin (or DMDM hydantoin)
• Imidazolidinyl urea
• Sodium hydroxymethylglycinate
• Quaternium-15

La Prueba Good Guide

Good Guide (www.goodguide.com) es un buscador que entrega una evaluación (1-10) sobre cuán verdes, sanos, seguros son para la salud y medio ambiente más de 200 mil productos. Se pueden sondear por marcas, gamas de productos o el químico que nos preocupa. Ingresen en el buscador la sustancia (en inglés) y se desplegará la lista de todos los productos que lo contienen.

Hice la prueba con algunos liberados de formaldehído y estos fueron los resultados. Hay que aclarar que son cientos de productos. Fueron tomados los más representativos de marcas que están en Chile.
– 2-bromo-2-nitropropane-1,3-diol: shampoos y acondicionadores, realzadores de color, cremas, bases de maquillaje, sombras, gel de baño.
-Imidazolidinyl urea: polvos sueltos, tónicos, máscaras de pestañas, bases de maquillaje, removedores de maquillaje, protectores solares, esmaltes.
-DMDM hydantoin: toallitas de guaguas y de limpieza facial.

En las próximas notas veremos qué hay de cierto en las preocupaciones acerca de los parabenos, ftalatos, derivados del petróleo y otros químicos controversiales o qué quiere decir natural u orgánico y el rol de las certificaciones.

Besos!

CAROLA NAVARRETE FRITZ

carolan

5 comentarios

  1. Recuerden chicas, que este será una serie de reportajes que develarán cómo leer las etiquetas de nuestros cosméticos y qué químicos debemos evitar. Así que estén atentas a los reportajes que cada dos semanas daremos a conocer. Dejen sus comentarios, con sus preocupaciones o qué les gustaría saber acerca de sus cosméticos.

  2. Muchas gracias Carla, se vienen varios reportajes más, todos estarán en relación a los ingredientes/químicos santos y no tantos, que hay en nuestros cosméticos. Saludos!

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X