MujerPSBPsicología

La felicidad y el yo

¿Qué tal guapas? Cómo han andado… Casi las veo en sus días a días. Cada una con sus rutinas, a veces tan simples, a veces cuesta arriba; cada una con sus trabajos, amigas, familias, miedos, alegrías y dolores.

Como todos los días, hoy me levanto, me ducho y mirando el espejo empañado, paso la mano para verme, ahí, en ese momento que muchas veces es mi minuto de reflexión, de alegría y a veces de automatismo absoluto.

Pero hoy no. Hoy veo que ya son 37 los años que he vivido conmigo misma. Suena ridículo, pero así es. 37 años en que he compartido con tantas personas, vivido momentos especiales, soñados, alegres, solitarios y a veces tristes.

Pero hoy soy yo, frente a yo.  En medio de una vorágine absoluta, bellas, muchas veces olvidamos que el actor principal de nuestra vida, somos nosotras.  Es por eso, que hoy me detengo a pensar en lo que busco, a qué voy… y saben chicas, estoy 100% segura que nacimos para ser felices. Esa es nuestra misión principal y final.

Obviamente hay circunstancias que nos afectan, tanto positivas como negativas, pero aquí van algunos tips que nos pueden ayudar (me incluyo absolutamente) para avanzar hacia nuestro destino:

También puede interesarte...

–          Busquemos cuál es nuestro sitio, nuestro YO, olvidemos esos ruidos que nos confunden, y miremos todo lo que cada día dejamos pasar cuando no estamos felices.

–          Trabajemos por alcanzar, o tratar de alcanzar la felicidad. Hay que buscarla, ganarla, tomar las riendas…. Hacerse cargo.

–          Empecemos:

ü  Desarrollemos “estrategias” para enfrentar los momentos difíciles. Así como en la pega o en los estudios, buscamos ser lo más eficientes, proactivas y eficaces, apliquemos nuestro criterio, e inteligencia para salvar las circunstancias complejas.

ü  “Saboriemos” las pequeñas alegrías de la vida: un buen cafecito en la mañana, un beso gordo de nuestros bellinos, el olor del pasto recién cortado, una buena siesta, una conversación con una amiga querida… estemos atentas y tengamos una “cuenta de ahorro” a nuestro favor para aquellos momentos más bajitos.

ü  Tengamos un acto de generosidad a la semana, partiendo por los más cercanos, lo que nos conducirá poco a poco a aumentar nuestro bienestar, y nuestra “cuenta de ahorro”.

ü  Proyectemos un camino de vida, con sentido, pensado para cada una; obviamente que sea flexible, dado que las cosas no todas las veces resultan como las soñamos.

ü  Tomemos los hechos que nos “mueven el piso” como oportunidades de cambio, de desarrollar nuevas estrategias, incluso de vivir el dolor a concho, aprender, salir adelante y seguir en esta senda inagotable.

ü  Compartamos con nuestros seres queridos, démosle el tiempo a nuestras parejas, hijos, familia….. y un tiempo debido. Escapemos de la tecnología y disfrutemos del tener al otro al frente.

ü  No dejemos de maravillarnos con el otro, cada persona tiene su magia interna, su “caja de pandora”. Si nos damos un momento, podremos descubrir esos secretos que viven en cada uno, y crecer como seres humanos.

ü  Vivamos conscientemente de acuerdo a nuestros valores, nuestras esperanzas, nuestras metas… no es necesario que todo parezca bien, a veces tenemos ganas de llorar o de decir que no estamos tan bien. Obvio que todo en su debido y adecuado momento.

Vuelvo a mirarme al espejo, y ahí estoy nuevamente, cierro los ojos, respiro profundo y aunque cueste pongo una sonrisa, tomando conciencia de que tengo mucho por hacer y mucho por aprender.

En ese minuto, escucho las voces de mis pequeñines, y la sonrisa se vuelve real, y crece, crece y crece. Y empieza mi vida “caóticamente” bella.

Vamos bellinas, esta invitación es a vivir plenamente, a buscarse a ustedes mismas, y en definitiva, y tratar de hacer realidad esos sueños, que de niñas llenaban nuestras mentes y corazones.

besocecilia

15 comentarios

  1. Todo eso suena muy bonito…lastima q llevarlo a la practica sea tan díficl, más cuando uno tiene q coexistir con personas negativas y mal intencionadas q pareciera q disfrutan haciendo comentarios hirientes y desagradables.

  2. Hola, que buena reflexion tu post , me gusto mucho. Justamente hoy me sentia estresadisisima, hasta que llego a mi la maldita jaqueca y me hizo pensar que no saco nada andar apurada por la vida si al final ni siquiera alcanzo a disfrutar el último besito que nos damos con mi bebe antes de dejarlo en el jardin… y alli esta la madre del cordero (como dice mi mama) disfrutemos los pequeños momentos que nos entregan felicidad y cuando llegue uno complicado o malo, acordemonos de esos olores ricos, los besitos que damos a nuestros seres queridos, los abrazos, las risas.. lo que nos haga feliz.. si al final todo pasa y todo tiene solución. Buen dia :)!!

  3. Vale, es cierto que las circunstancias o personas, negativas, nos rodean y muchas veces hacen que nuestro día a día sea súper complejo e incluso, insostenible. Por eso mi invitación a hacerse cargo, de lo bueno, y de lo malo.
    En este caso, y frente a personas negativas e hirientes, es muy importante aprender a trabajar en estar parada y firme en nuestras piernas, e intentar pensar en desarrollar una estrategia para superar la situación. Por ejemplo, frente a un insulto o comentario hiriente, respirar primero ( para calmarse) y luego preguntar: ¿que es lo que te ha pasado que te hace sentir mejor el herir a otra persona?
    En definitiva, el trabajar por ser feliz es tomar las circunstancias que existen, y tratar de hacer lo mejor o posible con tus recursos.
    Y sabes qué? ( y por experiencia propia) hay personas que no van a cambiar, y que tienen serios problemas internos por lo que buscan constantemente herir a otro, mi consejo: si la estrategia es imposible de aplicar, aléjate de esas personas, (cambiando de trabajo, de grupo de amigas, no sé) apóyate en tu entorno e incluso en un especialista que te ayude a enfrentar los malos momentos.
    El estado de felicidad es un objetivo “ideal” pero es un trabajo constante y muchas veces re difícil de lograr. Es por eso que las invito, a trabajar por ello, a fortalecerse, en tomar las riendas, en no dejar que sea otro en que domine las circunstancias. Ok, es destructivo, uno se siente atrapada, pero vamos para adelante… si no tienes una puerta, busca una ventana.

  4. Que bueno tu comentario, pequeñayguata… tomemos lo que tenemos y lo que somos fortaleciendo lo positivo de nuestro ser, soñemos más, tratemos de reírnos más…. y si nos toca llorar, también reventémonos llorando… el SENTIR nos hace estar vivos. Sentir el amor e incluso el dolor.. Gracias por tu linda reflexión y aprovecha a full a tu bebé.. crecen tan rápido….

  5. Cecy, desde chica pensé en la felicidad como algo que te “llegaba” o una característica interna, o algo que tenia que ver con tu familia, o amigos, colegio… no lo había pensado como una pega de uno…. pienso que hay que partir de a poco, gracias x los consejos, a ver cómo me va.

  6. Muy buena reflexion, el concepto de “cuenta de ahorro” me pareció muy inspirador, muchas veces necesitamos tener en nuestras reservas conviertiendolas en nuestras espadas y escudos frente a las dificultades que debemos enfrentar, creo que la única manera de llegar al anhelado exito personal requiere como punto de partida el valorar nuestra vida, el seguir deseando lo que tenemos…

  7. Hola! que buena, siempre he pensado que la caridad parte por casa…. y haciendo una comparación quizás lejana uno debiese partir por uno, quererse, regalonearse, conocerse en fin… buenas reflexiones, saludos. Mari

  8. Tere me parece una super idea el partir de a poco…. y también estoy de acuerdo en que el ambiente y circunstancias influyen, positiva o negativamente. La idea es trabajar desde uno hacia afuera, aprovechar lo bueno, trabajar nuestras aptitudes…. saludos.

  9. Mari, gracias por tu comentario. Mas que caridad, entiendo que es una analogía (ojo) pienso que es una obligación: partir por quererse trabajar en ser feliz, y de ahí, reflejar en lo otros lo que hayamos trabajado…. en tu comentario también lo mencionas, así que TOP lo agradezco. Muac!

  10. Hola Cecilia! Hace 8 meses tuve a mi primera guagua… pase por un periodo de estrés mas o menos, fue un tema el volver a trabajar y dejar a mi baby en una sala cuna, … y me sentí muy mal… por recomendaciones de amigas fui a una sicologa, para que me ayudara a sentirme mejor, y a tomar las cosas de otra forma… y me comento algo similar a lo que dices, y que es uno la que debe involucrarse a full en su vida y tomar las mejores decisiones con lo que te toque
    aun no estoy 100% pero estoy metida para que todo vaya mejor y así mi vida y mi familia este mas ok saludos

  11. Cecilia, disfruté con tu reflexión.
    Este último tiempo he pensado harto en el tema de la felicidad (a propósito de haberme dado unas vueltas por la pena) y llegué a la conclusión q la tristeza es parte de la felicidad.
    No es contraria ni están en guerra.. de hecho la pena resignificada y trabajada se transforma en aprendizajes y nos engrandece y eso nos hace más felices.
    Creo que todo el tiempo se nos cruzan posibilidades para sonreir y disfrutar, depende de nosotras no dejar escaparlas.
    Gracias por regalarnos tu mirada.
    Un abrazo,
    Fran

  12. Llevo tiempo trabajando el tema de la felicidad en mi, todo comenzo con algo simple, ser madre (simple y maravilloso) luego vino lo de comenzar a cuidar mi cuerpo, me inscribi al gym, me hice cargo de mi misma y ahora toy entera rica, ja, no,.. sino que me siento bakan… luego vino lo de asumir, entender y ejecutar, que no tenia que estar con la pareja que estaba, heavy… heavy heavy, porque una de las cosas a las que mas le temia en la vida es a la soledad… pero le di palante y si, ha sido una buena decisión, me compre depa, armamos un equipo maravilloso con mi porota, mi pega va bien, me va bien con los minos… sin embargo al fondo fondo de mi corazaund algo pasaba, era plena pero no feliz, asi de felicidad misma… y viendo una charla ted, caí en que mi gran problema es creer que soy supermujer y que no puedo ser vulnerable… he luchado toda mi vida contra eso, porque cuando era pendex fui muy vulnerable y me hicieron pebre, amigos, mi mamá, mi papá… entonces entendí que el problema era yo y mi vulnerabilidad.. cerre esa puerta y era chorisima, podrian haberme encarado con odio y yo… sonreia y seguia de largo, no permitia que vieran, ni me permitia a mi misma como alguien que necesitara de su existencia, de su presencia, de su cariño… y es lo peor

    Estoy en un trabajo a conciencia, permitiendome y obligandome a ser vulnerable, porque solo si se valorar el sufrimiento, podre saber que merezco y ganare la felicidad.

    igual no ando llorando por los rincones… todo lo contrario, estoy feliz porque supe que hay una cosa mas que puedo hacer por la plenitud de mi corazoncito, mi vida como yo, mi vida como mamá, mi vida como todo…. =)

  13. Mane es bien común que después de ser mamá y mad aún cuando te toca volver a la pega uno se bajonea. Me parece muy bien que te hayas apoyado en un profesional y que tomes las riendas de tu vida , ahora tienes a tu guagua que depende de ti . Mucha fuerza!!! Beso.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X