MujerNutriciónPSBSalud

Diario de un trastorno alimenticio. Capítulo 2: Obsesionándose con el peso

Hola bellas, cómo están? Yo he andado más sensible, pero según lo que dijo Pedro Engel en el matinal, las virgos andamos más depre cuando vamos a estar de cumpleaños y yo estoy la otra semana, así que me hizo sentido! Jajaja

Les doy las gracias a las que postearon en mi primera nota, me encantó que se hayan abierto a comentar y cualquier cosa pueden seguir haciéndolo y dejarme sus mails si necesitan hablar de algo más privado.

Continúo con mi historia…

Como les contaba, pasaron seis meses en que mi vida se convirtió en un infierno, estaba en un hoyo y no sabía lo que me pasaba. Era todo nuevo.

Cuando comencé con mi “dieta” me empecé a pesar todos los días, y esto durante seis meses. ¿Qué agotador o no?  100 gramos se volvieron significativos para mí y los números de la pesa empezaron a regir mi ánimo: si bajaba de peso estaba “feliz” y si subía sabía que ese día sería duro porque restringiría mucho más para bajar esos mini gramos que decía la pesa, y además, estaba más irritable aún.

También puede interesarte...

Como me ha explicado mi psicóloga, a quien le agradezco un montón, las personas con anorexia basan su autoestima  en un 90% en el peso o en su figura corporal, por lo que se explica que esos gramos de los que les hablo pudieran definir mi ánimo y hacerme sentir más segura o insegura respecto a mí misma.

Después de un tiempo, de terapia y de un poco de sentido común, me fui dando cuenta que los números son sólo eso, NÚMEROS. No pueden determinar cómo nos sentimos y menos pueden determinar nuestro ánimo.

Luego de seis años en que he tenido que lidiar (con altos y bajos ) con esta enfermedad,  de la que ya  estoy bien, me he ido dando cuenta que me siento bien y estoy cómoda con mi cuerpo, cuando estoy realizando deporte y cuando me estoy alimentando sana y EQUILIBRADAMENTE. Además cuando estoy más relajada y menos exigente conmigo y mi cuerpo y no estoy intentando ser “perfecta”.

Para aquellas (o aquellos) que aún no saben si tienen o no anorexia, que saben que tienen un tema con la comida y con el cuerpo pero aún no detectan qué es lo que les pasa, este es un factor a considerar. El peso o figura corporal pasa a ser un factor determinante en la vida y ánimo de la persona, y sobretodo en su autoestima.

Esto no es algo que les pase sólo a las personas que tienen estas patologías, sino a muchas mujeres y hombres, es por eso que el consejo va para todos: el peso no determina lo linda o “regia” que eres. ¿De qué sirve ser un esqueleto, pero ser una persona amargada, deprimida y sin ánimo? DE NADA. Mi llamado es a dejar la pesa de lado (no en los casos de enfermedad o tratamiento donde se necesite y sea requerida por los médicos tratantes) y a empezar a guiarnos por cómo nos sentimos con nuestro cuerpo de manera intuitiva y JAMÁS centrarnos en los números. Aceptarnos y querernos como somos, tener buen ánimo, dejar las rabietas de lado y disfrutar de la vida hace que nos veamos, indudablemente, mucho más lindas.

Para qué les voy a mentir, esto no es algo que se me haga fácil. Hay días en los que amanezco más sensible o estoy más fijada en las imperfecciones de mi cuerpo, pero trato de aceptarme, sé que es la única manera de poder ser feliz. Como me dijo la Maku el otro día “la perfección nunca lleva a la felicidad” y eso es lo que me trato de meter en la cabeza todos los días y lo que les quiero comunicar a ustedes también.

Y a ustedes bellas, ¿les ha pasado que el peso ha determinado su estado de ánimo? ¿Qué han hecho cuando les pasa esto? ¿Sienten que dependen de la pesa o de tener una figura corporal “ideal” para sentirse seguras?

Un beso a todas y cualquier duda o comentario, las invito a dejarlo abajo.

coni

14 comentarios

  1. ufff este tema es TEMA para mi. Siempre he estado pendiente de mi peso y como me veo pero me es muy dificil mantenerme en un peso saludable. Ahora despues de mi primer embarazo y con un hipotiroidismo de esos caballo, me siento pesimo; mi esposo me dice que me encuentra linda y que me ama como soy, pero como creerme el cuento si ni yo me amo? es fuerte asumirlo, me da pena, trato de aceptarlo, principalmente por mi hija, no quiero trasmitirle esto a ella como mi madre lo hizo conmigo.

    Hace años que no tengo pesa en la casa, me rijo por como me queda la ropa, pero despues de el embarazo todo ha cambiado, espero volver a encaminarme.

  2. Ánimo Coni!! Gracias por compartir tu historia! Si bien, no padezco esa enfermedad, si me obsesiono mucho con mi físico. Tiendo a culparlo por cada fracaso amoroso que tengo. La verdad, tengo la autoestima muy baja y leer esto me hace dar cuenta que el cuerpo no es lo importante. Me llego mucho la frase: “la perfección no hace la felicidad”. La recordaré cada vez que mi ánimo flaquee.

    Que estés bien!! Vas a salir adelante!

  3. Respecto al tema del peso tengo una experiencia que contar… un ejemplo sobre la dferencia entre vida saludable y sedentaria a morirsh
    Muchas personas se sienten terribles pesando 65 kilos, por ejemplo, cuando ese es su peso normal, es decir, se ven “normales”, ni gordas ni flacas, pero sienten que estan terribles, la guata, las piernas, los brazos… bueno, a mi me pasaba eso,,, me puse a hacer ejercicio (por otras razones) y baje n de peso, entonces no me acordaba de mi yo mas rellenita, hasta que hace mas de un mes me asaltaron, y cagué, me puse mil ansiosa porque no me permití tirarme a llorar de miedo ni nada de eso, entonces retome un patron antiguo, comer para calmar el alma. La cosa es que subi en un mes y medio casi 5 kilos… horror!!! pero me di cuenta que como no deje de entrenar, sino que empece a comer todo el chocolate que se me cruzara… subí no mas, pero mi alza de peso fue mucho mas armada, mas linda, de hecho si, tengo guata y el flotador se nota un poco, pero mis brazos no estan terribles, las piernas lo mismo… entonces no tenemos que dejar de comer si lo que queremos es vernos bien, solo incluir ejercicio… como rutina de vida, no digamos que no tenemos tiempo, siempre se puede, yo me tomo la hora de almuerzo para hacerlo, corro al gym, hago una rutina ultra rapida, me ducho a la velocidad de la luz, vuelvo a la oficina y despues almuerzo disimuladamente en mi escritorio (y todo eso pk somos solas con mi hija y al salir de la oficina debo ir a buscarla al jardin, entonces no tengo vida despues de las 18:00, vida para mi misma digo.)…

    Y pida ayuda si no sabe que hacer, es lo mejor… muestrese vulnerable, no somos superherues…

  4. Caro, pucha…bueno sabes que te entiendo. Es tan difícil despegarse de ese “ideal” perfecto de belleza que nos meten en la cabeza y poder aceptarnos como somos. Sólo me queda decirte que SÍ, vas a poder encaminarte de nuevo. El embarazo es un evento muy importante para la mujer y también muy fuerte en cuanto a todo lo que implica. El cuerpo se transforma y para muchas es difícil aceptar el cambio durante el proceso y después de él. Pero el otro día hablando con una chiqui que había sido mamá hace 5 meses, me dijo que había bajado todo lo que había subido en el embarazo en el periodo de lactancia. No todos los cuerpos son iguales, pero la naturaleza es sabia y todo vuelve a ordenarse. Dale tiempo al tiempo. Un abrazo grande.

  5. Javi, muchas gracias por tus palabras. Qué bueno que te haya servido el post, vienen más en camino para que estés atenta al blog. Un abrazo apretado!!!

  6. Qué heavy tu historia Vancuer, qué bueno que la compartiste acá. Es cierto que para estar bien no hay que dejar de comer, sino hacerlo de manera equilibrada y hacer ejercicio. Gracias por comentar, te mando un abrazo grande!!!

  7. Yo también tengo anorexia, llevo un año de tratamiento, lograr qe el peso deje de ser lo más importante es un tarea tremenda, que bueno que cuentes tu historia, muchos creen qe la anorexia es estar en los huesos o una enfermedad física, pero es una enfermedad qe afecta el cerebro y produce daño cognitivo, es horrible pelear cada día para salir de esto, ánimo para todas las que tendremos este monstruo en nuestra cabeza para siempre y qe día a día luchamos para domesticarlo.

  8. Que fuerte el tema, yo desde que tengo uso de razon tengo problemas con el peso, incluso cuando me dicen estas flaca y te ves bien, mi espejo no dice lo mismo, ahora voy al nutriologo cada un mes o dos para no descontrolarme, prefiero gastar plata a subir de nuevo, me da panico verme.gorda, me peso cada vez que siento que como mas, y so subo me.restringo toda una semana es horrible! Ojala espero algun dia ser feliz con mi peso y con mi cuerpo saludos chicas!

  9. Camila, yo llevo seis años de tratamiento y como tu dices, es una tarea de todos los días de no pescar esa “vocecita” que vive con nosotros todos los días. Pero algo de lo que me he podido dar cuenta, y lo digo por experiencia propia, es que cuando más restringo y le hago caso a esa vocecita o mounstruo como le dices tu, más espacio le doy para que empiece a manejar mi vida de una u otra manera, más control le doy sobre mí, por lo que, cuando se presenta, trato de no pescarla y de seguir mi vida ignorándola. Creo que es un trabajo diario y para toda la vida, pero hay que ser perseverante y no rendirse. No te la puede ganar. Voy a seguir escribiendo de este tema en las próximas semanas para que estés atenta. Espero tus comentarios! Mucho ánimo, vas a salir adelante.Un abrazo apretado!

  10. Hola Graciela! A mi me pasaba lo mismo respecto del peso. Pero hoy ya dejé la pesa de lado y trato de guiarme por otras cosas. Es fuerte lo que cuentas porque es súper desgastante vivir en torno al peso o a cualquier cosa que determine tu ánimo. Está súper bien que te controles con un nutriólogo, pero pienso que sería una buena idea ver a un(a) psicólogo(a) para que te ayude con este tema. A veces se vuelve mucho más “llevable” esta situación cuando tenemos profesionales que nos ayudan a lidiar con estos temas que nos pueden deprimir y afectar nuestra vida diaria. Es un alivio cuando podemos desahogarnos y recibir ayuda de un experto, de verdad hace la diferencia. Muchas gracias por contar tu experiencia, te mando un abrazo apretado y ánimo!

  11. Hola a todas!! en lo personal, el Peso, es Tema!! y es horrible!! tengo una figura de pera: poco busto, poca cintura, pero muuuchas caderas. Con los años aprendí a aceptar que después de mi periodo el busto no me iba a crecer más, y lo acepté; en los últimos años he comenzado a amar mis caderas y podríamos decir que ya la acepté tal cual es; llevo 6 meses casada y mis estilo de vida cambió del cielo a la tierra,salgo a las 8:00 al trabajo cada día y además estudio de noche, llego a mi casa después de las 23:30 hrs, mi trabajo está muy lejos de la civilización y no tengo tiempo para ejercitarme, es horrible ver como mi abdomen y mi cintura se desfiguran todos los días…. cuido cada bocado que entra en mis labios, y como con tanta restricción, y esto me hace sufrir… mi pobre esposo es mi pañuelo de lagrimas cada noche, y tengo tanto miedo de aburrirle con este tema, él dice que no le importa, que ya tendré tiempo para ejercitarme, me ha dicho hasta que deje mi trabajo para dedicarme a mi, pero y mi vida profesional?? Quiero aceptarme del todo, pero no puedo, agradezco tus palabras, y motivan a pensar positivamente desde hoy… muchas gracias

  12. Danii, te entiendo mucho y creo que tu caso es el de muchas mujeres que luchan con las responsabilidades de la vida y tratan de cumplir en todo. Al final, eso es lo que se nos transmite o no? Que tenemos que ser mujeres íntegras, multifacéticas y “perfectas” en todo sentido, donde el cuerpo también está considerado dentro de esa perfección. Es súper difícil luchar contra eso porque yo soy así también, pero por cosas de la vida he tenido que ir cediendo en algunas cosas. No siempre podemos cumplir con todo lo que queremos de manera perfecta, porque simplemente el tiempo no alcanza. Sin embargo, encuentro importante algo de lo que dice tu marido, es súper necesario que dediques tiempo para ti, porque sino pasan estas cosas. Frustraciones por falta de tiempo. Mi consejo no va por el lado de “deja de trabajar para ir al gimnasio y tener un cuerpo perfecto”, sino que puedes ver la posibilidad de cambiar de trabajo a uno part-time por mientras terminas de estudiar y luego, cuando hayas terminado, meterte a uno de tiempo completo. Hacer cosas que nos gustan o dedicar tiempo a actividades que nos gustan o nos hacen sentir bien es súper necesario y positivo. Si esta situación te está colapsando y te está pasando la cuenta en cuanto a ánimo, creo que es importante considerar la posibilidad de salir de esa rutina que te está agobiando y buscar otras opciones que te dejen más tiempo libre. Te podría recomendar esos entrenamientos HIIT de los que postearon acá hace poco tiempo, que son cortos y super efectivos para gente con poco tiempo, pero la cosa no va por ahí, sino que creo que necesitas un poco más de tiempo libre, para descansar y poder hacer cosas que te hagan bien. Saludos y suerte en todo!

  13. que heavy todo esto, yo nunca fui a un profesional, pero a los 15 deje de comer, estaba gorda si, pero cada vez comía menos porque en el colegio me hacían bullying no por el peso, por otras cosas, y de alguna forma encontré que dejar de comer y estar flaca me ayudaría a controlarlo, me daba asco la comida y bajé abruptamente de peso, lo que me tiene con estrias de por vida…
    toda mi vida he estado subiendo y bajando de peso, muchas veces con sobrepeso, y tiendo a obsesionarme cuando comienzo a bajar, empiezo a hacer mas ejercicios aún y a mi pololo creo que lo dejé chato diciéndole que estoy gorda…que mi guata, q me veo fea, q me siento fea, rechazando sus invitaciones a comer, o peor aun, aceptándolas y después recriminandole que por su culpa estaba “mas gorda”,en marzo entré al gimnasio y mi peso se reguló, estoy normal según imc, pero yo me sigo viendo gorda, y veo la tele las mujeres que salen ahi y siento que soy obesa máxima, que ellas son tan hermosas siendo delgadas!!! o cuando escucho comentarios de que regia! sobre las amigas mas flacas que tengo, me deprimo, me comparo con las demás mujeres que según yo son mas lindas porque son mas flaca y luego pienso que mi pololo me va a engañar por una mujer asi, aunque si eso llega a pasar probablemente solo sería una profecía autocumplida debido a mi obsesión insana…finalmente giro en torno al peso, mi estado de ánimo, paso pensando en mi guata, en la gordura, celulitis, comida, grasa…. hasta que leí esto me di cuenta…

  14. Carolina! Gracias por comentar y compartir tu historia. De verdad creo que vivir así es muy agotador y abrumante. Estar todo el día pensando en esto es terrible, además de abrumador. Lo sé porque lo he vivido. No sé cuantos años tienes, pero mi consejo más sincero es que veas a un(a) psicólogo(a) que sepa de estos temas. A veces lidiar con esto sola es peor, porque uno cree que agota a los demás después de un tiempo entonces lo deja de conversar, y uno se empieza a guardar todo, hasta un minuto en que colapsa. Por eso, es bueno tener una persona que te escuche y que te ayude. Que te contenga y que te de herramientas para aprender a quererte más allá de si estás flaca o no, más allá de tu peso o de tu guata. No digo que sea fácil, a mi aún me cuesta no fijarme en esos detalles, pero lo que sí te aseguro es que te ayuda a hacer de este problema algo más llevadero y finalmente lo logres superar.
    Mucho ánimo, un abrazo enorme!

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X