BellezaPSBUñas

Cutículas a salvo! NO las tritures porque las necesitas!

Las cutículas demasiado crecidas son anti-estéticas y se vuelven tentadoras para agarrarlas y tirar de ellas. Unas cutículas sanas van de la mano con una uñas sanas. Las cutículas protegen la uña nueva que está creciendo desde la raíz del blanco de la uña. Mientras que las cutículas necesitan cuidado, cortarlas incorrectamente puede causar infecciones, lo que puede llevar a otros problemas con las uñas. Cuando cortes tus cutículas, utiliza instrumentos esterilizados, hazlo suavemente y recuerda que menos es más.

Instrucciones:

1

Humedece tus cutículas con aceite o utiliza una solución removedora de cutículas. Tanto el aceite para uñas como el removedor de cutículas pueden encontrarse en las farmacias o tiendas de suplementos de belleza. Estos productos suavizan las cutículas que, a su vez, vuelve más fácil empujar hacia atrás las cutículas demasiado crecidas para así verificar cuanto deben ser cortadas en realidad.

foto1

También puede interesarte...

2

Esteriliza tus instrumentos. Antes de comenzar a empujar hacia atrás o cortar las cutículas, remoja o limpia tus herramientas con alcohol para frotar. Debido a que siempre existe la posibilidad de lastimarte la piel, es importante utilizar instrumentos limpios. Además, si compartes las herramientas para el cuidado de las uñas con otros, esto asegura que ninguna bacteria u hongo no sea transferido de una persona a la otra.

3

Empuja las cutículas suavemente hacia atrás con un palito de naranjo o con un empujador de cutícula de metal. Pasa el palito de naranjo o empujador desde el medio de la uña hacia la cutícula, de un lado del blanco de la uña al otro. Hazlo con suavidad para evitar pasarte por debajo de la cutícula, lo cual puede volverte más susceptible a las bacterias y a que se te lastime la piel. Puede que necesites realizar este proceso varias veces, por cada uña con el fin de empujar todas las cutículas hacia atrás.

fto2

4

Utiliza una pinza para cortar cualquier cutícula que sobresalga de la uña. Sólo recorta la parte suelta de la cutícula. Nunca deberías tener que hundir las pinzas bajo la piel. No estás tratando de quitarte las cutículas, ya que las necesitas como protección. El objetivo es limpiarlas; cortando lo menos posible.

foto3

Si puedes arreglártelas sólo con empujar hacia atrás tus cutículas y no cortándolas, estás previniendo una gran cantidad de problemas, tales como las infecciones, que pueden surgir por cortarte las cutículas. Además, si humedeces tus cutículas regularmente, éstas permanecerán suaves y podrán ser empujadas hacia atrás sin tener que contarlas.

jane

1 comentario

  1. Cuando estoy muy nerviosa me muerdo las uñas y destruyo las cuticulas, en eso estoy ahora, onda que no puedo ni acercarme al agua caliente pk me duele….
    Ayer leia en internet algunas cosas y entre ellas salia un tip que ayudaba a evitar morder uñas y destruir cuticulas, y esto estaba relacionado con el motivo por el que lo haciamos, principalmente por algo nervioso, onda para ocupar las manos, y el consejo mas simple del mundo era “ponte un anillo o un elastico en la muñeca y juega con ellos, onda gira el anillo, tira del elastico” eso como metodo para evitar, aunque estemos nerviosas, de destruir las pobres manos, hoy retome lo de ponerme anillos y por lo menos me he pillado girandolo cuando estoy en tiempo fuera, onda hablando por telefono, y cuando por lo general, empezaba a tirar cueritos… veremos como resulta, pa tener las manos dignas, no vaya a ser que me pidan matrimonio y con las manos impresentables, niun brillo andar mostrando el diamante a todo el mundo….

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X