MujerNovedadesPSB

Bellas y lectoras: “Detrás de una gran mujer siempre hay otra que se le pisa los talones”

Belliinas y Bellinos lectores esta semana tenemos un libro que apunta a nosotras las mujeres y esta interminable carrera que llevamos a diario en lo que respecta a nuestras vidas, carrera, hijos, belleza, amistades, envidias, etc. Y como no morir en el intento!!!, para eso hablaremos de: “Detrás de una gran mujer siempre hay otra que le pisa los talones” de Nora Rodríguez.

La contraportada dice así:

Con su ironía habitual, Nora Rodríguez repasa en su último libro los estereotipos y las creencias arcaicas a las que las mujeres siguen estando sometidas y que conllevan una continua rivalidad femenina: la mujer que se avergüenza del paso del tiempo, la que debe convertirse en una súpermujer para felicidad de otros, la mujer pro omega 3, pro bífidus, pro soja, pro calcio; la que siempre quiere lo que tiene la otra…Detrás de un gran mujer siempre hay otra que le pisa los talones es un libro para reflexionar sobre aspectos que nos atañen todas, independientemente de la generación a la que pertenezcamos: la competitividad entre nosotras, la resistencia a liberarnos de nuestra lógica sacrificial, cómo nos marcan los encuentros y desencuentros con otras mujeres significativas para nuestra vida o cómo dejar de sentirnos presionadas para ser como otros esperan que seamos.

La verdad que este libro apunta a todo lo que hemos cambiado en términos de nuestros roles, o como otros nos ven o quieren vernos, la cantidad de estructuras que nos hace muchas veces colapsar, ya que nos auto-exigimos demasiado y además estamos en una constante evaluación de otros y otras, lo cual hace que estemos alertas y siempre en guardia.

Es un libro entretenido, fácil de leer y que nos hace reflexionar acerca del rol de las mujeres, ese rol que hoy en día es otro, más completo y más retador gracias a que estamos más preparadas; ya que hemos demostrado una y otra vez que hacemos un buen papel dentro de muchas áreas que no solo atañen al ámbito familiar sino que también en el mercado laboral.

También puede interesarte...

La fuerza de la historia, el peso de la tradición femenina que vamos heredando y transmitiendo de una mujer a otra no ha podido remover por completo la expectativa principal de ser mujer: casarse, tener hijos y atender su hogar.

A ello debemos sumar carreras universitarias, mujeres profesionales, competidoras agresivas, comprometidas y aguerridas. Cumpliendo las expectativas otrora reservadas para los hombres y saben que: ¡lo estamos haciendo bien!.

Las familias han venido a pagar el costo del nuevo rol femenino, al cual todavía no nos acostumbramos del todo. Así como ha cambiado tanto la “definición de puesto” para los sexos, debido a que los hombres se encuentran invadidos en sus espacios y ya no se espera lo mismo de ellos dentro del hogar, las familias han sufrido terribles transformaciones, que en consecuencia han resultado en sociedades aún intentando comprender, para poder acomodarse.

Dentro de muchas familias, se sigue esperando que -como se hiciera en el hogar de su infancia y como lo hicieron sus madres- la mujer siga siendo quien realice las tareas del hogar.

La mujer ha logrado incorporar a las tareas de siempre (de madre, esposa y ama de casa) las nuevas que implican ser una profesional. Mientras, intenta cumplir con las “otras tareas” como llevar a los niños de aquí para allá, reunirse con familia y amigas, ir al gimnasio, seguir un régimen alimenticio, ir al salón de belleza para mantenerse “presentable”, encontrar un tiempo para salir y comprarse una cosita, entre otras cosas.

Es realmente admirable lo que logramos hacer. Ésas somos las mujeres de hoy. O por lo menos, es lo que la actualidad, el mundo moderno y las nuevas tendencias están permitiéndonos escoger, conocer, expandir nuestro mundo y saber que existe una amplia gama de opciones y formas de vida.

¡Adelante, mis SÚPER MUJERES! ¡Atrévanse a gozar de la nueva era que depende de cómo nosotras queremos diseñarla! Pero desde la mirada propia, dejando atrás algunas etiquetas que nos imponen sin siquiera quererlas, esta nueva mujer también debe entender que el amor parte por casa sin dejarse de lado en la lucha por la vida.

A través de esta lectura sacamos un montón de estereotipos y pautas de conductas que se nos han ido imponiendo, ya que este libro nos muestra una serie de realidades que nos permite poder conocerlos de manera tal de no caer en ellos y no transformarnos en muchas veces robots de ciertas tendencias, modas, encasillamientos que están demás y que solo nos hace terminar en una carrera, en vez de un caminar mas consciente y mas feliz.

Anímense a leerlo!!! Pero no solo las mujeres, sino también los hombres ya que permitirá conocer mucho mas a fondo estas transformaciones que hemos tenido a lo largo del tiempo y que a veces a los hombres les cuesta tanto entender. Aquí verán de donde vienen esas conductas, esas reflexiones que muchas veces mas allá de lo simple y sencillo. Es decir poder acercarse un poquito mas a lo que somos, de donde venimos y porque hemos cambiado.

Siempre dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, en cambio, este libro nos muestra que muchas veces detrás de una gran mujer siempre hay otras que se comparan con ella, que rivalizan con ella, que no le dejan tiempo para el sosiego; lo cual también ha sido parte de nuestras transformaciones.

El supuesto bienestar de las mujeres se produce, entonces, cuando consiguen aquello por lo que se les ha dicho que deben luchar. Esta satisfacción tampoco es natural y entonces tampoco las convence demasiado. Ha que tratar de que el mundo sea más amable.

Estoy segura les encantara este libro!!!

Un besito,

margarita

28 comentarios

  1. Es bueno que nos miremos en el nuevo rol. Hay cosas que hemos dejado de lado y que se resienten socialmente, sin duda (el rol frente a la maternidad). Siempre que uno gana un espacio, pierde otro. No he leído el libro, lo haré sin duda, pero tengo sentimientos encontrados con esto de las mujeres como rivales. Creo que escribiré uno que diga: “detrás de una gran mujer siempre hay otras mujeres que le dicen lo bien que lo está haciendo y que la ayudan a seguir adelante”
    Un beso Margarita

  2. Muy buenas tus observaciones Margarita de seguro muchas y muchos podremos entender esa siquis fenenina que parece ser tan compleja y a la vez tan simple . Como siempre tus comentarios me hace tener las ganas de leer mas y mas un abrazo y exito siempre.

  3. Varinia, es tan cierto poder mirarnos un ratito en nuestro interno y ver aquellas cosas que hemos dejado por otras que nos imponemos tontamente o que peor aun otros imponen en nosotras. y claramente dentro de este cambio de roles la competitividad de las mujeres no es la misma que los hombres, si no basta ver como funcionan los egos y las envidias…uf!!! valor..
    Ojala lo puedas leer es bueno!!!.
    un besito gigante,

  4. Marco Antonio, me alegro que te animes con mis reseñas a leer de todo un poco y te lo agradezco. Ademas como tu comentas esto nos permite ir conociendo a fondo los detalles que nos hacen tan únicas y a veces tan poco comprendidas!!!…aunque muchas veces es por presiones externas a nosotras mismas, donde caemos y perdemos nuestra esencia maravillosa transformándonos en robots del sistema.
    Un besito grande.

  5. Hola Margarita!!!!Las mujeres tienen que abandonar la rivalidad y atreverse a ser ellas mismas. No necesitan ser como el hombre, porque les basta con ser mujeres para aportar lo valioso de su condición. Tienen que aprender a aceptar su cuerpo como es y no pretender atraer sólo con la belleza física o la perfección estética, cultivar su interioridad que es muy valioso y sacar a la superficie lo que tienen de singular y único. Besos

  6. Que tal Margarita. Desconocía algo sobre este libro, pero tus comentarios me recuerdan la frase de la escritora Marya Mannes “ Nadie protesta si una mujer es una buena escritora, escultora o experta en genética, siempre y cuando logra ser a la vez una buena esposa, buena madre, guapa, está siempre de buen humor, vestirse bien, ir bien arreglada y no quejarse nunca. Saludos.

  7. Que cierto Margarita, lo que dice la autora “Un libro para reflexionar sobre aspectos que nos atañen a todas, independientemente de la generación a la que pertenezcamos: la competitividad entre nosotras, la resistencia a liberarnos de nuestra lógica sacrificial, cómo nos marcan los encuentros y desencuentros con otras mujeres significativas para nuestra vida o cómo dejar de sentirnos presionadas para ser como otros esperan que seamos”. Difícil tema……Cariños.

  8. Roberta, es tan cierto lo que comentas, estamos en una constante lucha por igualdades en tantos planos en nuestras vidas que muchas veces terminamos dejando lo mas importante de lado a nosotras mismas. Es una lucha salir día a día a trabajar, a cumplir roles que se nos imponen, que olvidamos ser felices, aceptarnos y no luchar con nuestro peor enemigo “Nosotras”…
    Un besito grande.

  9. Peter, bueno lo que comentas es parte de esta inalcanzable lucha por tener que ser…y mas encima aun buena, perfecta, correcta, dentro de los cánones que se establecen y dejamos de lado la parte entretenida de vivir, dejamos de lado lo que queremos por lo que otros quieren, y siempre estamos mirando a los demás y sus reacciones cuando seria tan fácil cambiar el switch de “perfección” por el de ser…y aprender que este camino es mas corto de lo que pensamos, por lo que hay que disfrutarlo siendo como uno es.
    Un besito.

  10. Nortina, es verdad que estamos insertas en una sociedad, con reglas y estándares, pero colocar ese acento en nuestras cabezas y corazones es donde estamos errando, ya que si uno esta feliz en como es, las cosas que hace y como se desarrolla, el resto debe no importar. La verdadera felicidad es en estar en paz y armonía con uno mismo, desde adentro y de ahí hacia afuera…la caridad empieza en casa..y se nos imponen tantos roles absurdos que tenemos que cumplir por el hecho de ser mujeres, que la verdad agota!!!…descubramos esa magia en lo que verdaderamente importa y seamos felices, aunque signifique romper reglas.
    Un beso grande.

  11. Bellinas….Con motivo de este comentario yo pienso que mientras las relaciones entre hombres y mujeres no se desarrollan en un plan de absoluta igualdad no serán justas. Y no siendo justas, no son buenas para ni para hombres ni para mujeres. Voy a leer el libro. Saludos.

  12. Hola!!!! No olvidemos que la mujer ha avanzado mucho pero aún la proporción de mujeres en cargos altos es mínima, porque todavía vivimos en un mundo organizado en gran parte por hombres.Besos

  13. Claro que si…….Y es que cuando una mujer rivaliza contra otra esto es un claro indicio de que continuamos atrincheradas creyendo que sólo competimos cuando salimos a la arena laboral. Este es un argumento simplista que se usa cuando no hay argumentos sólidos y se camina sobre un terreno tan resbaladizo y pegajoso. Saludos.

  14. Margarita, no he leído el libro pero pienso que algunas mujeres creen que para progresar en sus trabajos tienen que comportarse como los hombres. Llegan a prescindir de la maternidad y renuncian a formar una familia para poder estar en las mismas condiciones que los hombres; ignorando que la perspectiva femenina, aún con todas las limitaciones prácticas, lejos de ser un obstáculo, puede representar un aporte esencial para una empresa. Cariños.

  15. Margarita….Por cierto, una mujer tiene más visión de detalles y más sentido práctico y puede integrar todo; el hombre es más agresivo y más audaz, pero puede tomar decisiones apresuradas que pueden tener graves consecuencias. Voy a leer el libro. Cariños.

  16. Margarita. VIVA LA MUJER….La mujer es más sensible y puede ser más solidaria; es capaz de crear redes de ayuda, de buscar soluciones para otros y de compartir más que competir. Cariños.

  17. Hola Margarita, ya sólo con leer el título del libro me sacó una sonrisa! Es verdad que nos exigimos de ser una superwoman, pero también va en lo que la sociedad nos pide porque claramente lo que nos piden a nosotras no es ni la mitad de lo que se le pide a “ellos”. Concuerdo contigo en que además constantemente nos enfrentamos a nuestros egos y a la lucha codo a codo que algunas mujeres (te dan por no decir codazos) cuando ven que brillas un poco más que ellas en algo.
    Gracias por la recomendación literaria!!!

  18. Margarita: Las mujeres tienen que aprender a aceptar su cuerpo como es y no pretender atraer sólo con la belleza física o la perfección estética, cultivar su interioridad QUE ES MUY VALIOSO y sacar a la superficie lo que tienen de singular y único. cARIÑOS

  19. Maria Elena, ojala lo puedas leer, esta bueno!!!, y como comentas aun falta para que exista una igualdad entre géneros en muchos ámbitos y terrenos, pero siento que también esas diferencias son las que nos hacen únicas y que tampoco debemos dejar de lado, ya que por esa carrera por las igualdades estamos perdiendo un montón de cosas presentes y dejando de lado, causando un stress mayor a lo que la vida ya nos hace enfrentarnos.
    Un besito grande.

  20. Maritza, en términos de trabajo falta demasiado para lograr esa igualdad de géneros, tanto en cargos laborales como el tema de salarios. Aun existen conceptos malentendidos frente al tema y se piensa que todo lo que hemos avanzado como genero femenino no es suficientes…En la actualidad la capacidad de actuar de las mujeres es cada vez más evidente e impresionante: en los movimientos de mujeres de todo el mundo, en las organizaciones de la sociedad civil, en
    el ámbito del Estado y la sociedad política, y en el sistema internacional de asistencia para el desarrollo. Los procesos de democratización, a los cuales contribuyeron los movimientos de
    mujeres, han alterado los términos bajo los cuales los grupos de mujeres emprenden la actividad política; claro que aun hay que seguir dando la batalla sin perder nuestra esencia.
    Besitos

  21. Pati, las mujeres claramente somos un mundo infinito de ir descubriendo día a día y que en ese descubrir vamos sufriendo cierto dobleces, porque caemos en los círculos de presiones tanto de nuestras mismas pares como de otros géneros, lo cual hace que automáticamente nos subamos a un ring de lucha, lo cual es errado, si bien debemos lograr independencia, igualdad, no debemos perder lo que nos hace únicas e irrepetibles, lo que somos en esencia y que no pasa por igualdades con nadie, sino que ser verdaderas a nosotras mismas, a nuestras creencias y valores sin perder esa identidad.
    Besitos

  22. Hernando, asi es, este afán de igualdad de lucha hace que perdamos muchas veces ese norte que nos hace únicas, muchas se postergan, aplazan y dejan de lado lo que verdaderamente se quiere por lograr un lugar dentro de otros, es una “competencia” con el mundo; y peor aun con nosotras mismas…es por eso que hay que darse el tiempo, el espacio y el lugar según lo que somos y queremos y no olvidar nuestro propio norte no el del resto…
    Besitos

  23. Herna Fernanda, siiii!!!! trata de leerlo esta buen. Y como comentas nosotras nos caracterizamos por ser detallistas en todo lo que hacemos y como nos movemos por la vida, y cuando tomamos las decisiones les damos un millón de vueltas, aunque no seria malo tomar esa audacia y garra masculina a la hora de hacer lo que queremos y sentimos.
    Un besito grande

  24. No he leído el libro Margarita. Sin embargo por tus comentarios pienso que la rivalidad es una actitud propia de los hombres porque las mujeres evitan el enfrentamiento, tienen un espíritu más conciliador, tienden más a la colaboración y pueden valorar más los aportes de otros. Bye

  25. Isabel, así es viva nosotras!!! por todo lo que somos y a veces dejamos de hacer por otros, somos un mundo fascinante que merece ser fiel y verdadero a esa esencia…si bien nuestra sensibilidad a veces topa con otros y otras es una de las cosas que nos hace tan únicas y que nos permite ir mas allá de lo que nosotras mismas somos, esa capacidad que tenemos de empatía y de ayudar hace que se muevan montañas en términos de apoyo a otros. De eso es lo que no hay que despojarse nunca ni tranzar, ya que somos un millar de tesoros listos para descubrir.
    Un besito grande.

  26. Lovely Pink, me alegro que hayas partido con una sonrisa y que puedas leer este libro que nos habla precisamente de lo que tu comentas, muchas veces nos exigen el doble que lo normal en todo ámbito, por el hecho de ser mujeres y nosotras como tenemos una enorme capacidad de entregar ahí estamos dando todo, y dejamos de lado lo que verdaderamente debemos dar y entregar, apartamos esa esencia que no debemos tranzar por esas exigencias externas. Para que decir cuando la que te pisa los talones son otras mujeres que por egos o envidias tratan de apagar ese brillo que debe haber en cada persona y que seamos honestas en ciertas personas brilla mucho mas que otras…o por lo menos han sabido sacarlo al exterior.
    Muchas gracias por tu comentario y un besito enorme.

  27. Heli, este libro nos habla de este constante tratar de ser “Super Women” y dentro de eso es el tema con como nos vemos y sentimos, como aceptamos quienes somos y nos amamos desde el interior hasta el exterior; claramente es un trabajo y un ejercicio difícil de realizar, ya que la sociedad nos impone tantos cánones de belleza de perfección de lo que debemos consumir, etc; pero esta en nosotras no caer en ese circulo tan dañino para nuestra autoestima y nuestro espíritu, conservando lo que somos de manera integra. Lo que somos por dentro lo reflejamos al exterior, es por eso que como comentas es vital cultivarlo desde siempre…
    Un besito

  28. Francisca, ojala puedas leer este libro, ya que nos abre la puerta a soltar un poco y dejar fluir lo que somos y lo que queremos, sin importar esas presiones, esas rivalidades, esa carga extra que ponemos en nuestro hombros por tratar de ser perfectas en todas la áreas de la vida…vale la pena ir soltando las amarras que nos atan a cosas que no valen la pena.
    Un beso grande.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X