MujerPSBPsicologíaSlider

Cuando pase el temblor

Queridas, en esta nota quiero hacer llegar un personal abrazo a todas las personas que viven en el norte de nuestro país. La génesis de mi familia, mis muertos y muchas de mis personas favoritas en la vida viven/están/estuvieron ahí. Siempre alardeo de llevar a mi desierto en el corazón, por esta razón hoy tiemblo con ellos y tiemblo más porque estoy lejos y no puedo abrazarlos.

Vamos a intentar comprender la magnitud de vivir una situación de este tipo, para que ustedes que lo han vivido entiendan los procesos emocionales por los que van pasando. Y también para que los que no están ahí dimensionen lo que ha sucedido y le den la importancia necesaria.

Cualquier situación imprevista genera mucha ansiedad y mucho estrés ya que todo nuestro sistema de alerta se activa repentinamente para defenderse, la defensa innata ante un estímulo de peligro ¿cuál es? – ya lo sabías – la huida. Todo nuestro sistema nervioso prepara al cuerpo para la huida (quienes tienen hijos notarán que visceralmente aparece también eso de proteger a la cría que es tan primitivo, bello y necesario por los demás) ¿entonces qué hacemos con esto? Si bien nuestro instinto primitivo nos insta a correr, sabemos que no es lo que DEBEMOS hacer, entonces durante el terremoto estamos luchando internamente entre esta sensación y lo racional que nos indica: quédese donde está, no se mueva porque será peor. Esa doble instrucción (el cuerpo te dice corre! Y la cabeza te indica quédate quieta! Es el primer gran estresor). Seguido, por supuesto por la incertidumbre, ya que no se sabe cuanto tiempo va a durar, qué intensidad tendrá y todos estos pensamientos hacen que los minutos se hagan eternos y la angustia insoportable.

Luego aparecen las alarmas, el establecimiento de zonas a las que debemos huir y el sentimiento de abandono de lo que nos pertenece, con la concomitante incertidumbre ya que no sabemos qué pasará con eso. Este punto es tal vez el menos complejo ya que entendemos que lo más importante es la vida y que todo lo material se puede recuperar/construir/reemplazar. Bellas, es importante que en una evacuación te preocupes de solo eso… evacuar, se que es tremendo no saber de los seres queridos pero seguramente ellos harán lo mismo. Somos un pueblo entrenado en catástrofes, sabemos lo que es perder y volver a construir y especialmente nosotras: tenemos power! Podemos con todo, nos apoyamos entre nosotras y acá estamos.

Todo lo que puedas haber sentido anoche con el remezón que te tocó vivir es valido, tienes el permiso y el derecho de sentirlo. Que nadie te diga lo contrario. No dejas de ser valiente por sentir miedo, valiente es quien se sobrepone al miedo no quien no lotiene.

Ahora que descansas un poco date el tiempo de escuchar a tu corazón, de llorar, de escribir lo que sientes, de gritar, de desahogarte, que nadie te lo impida.

Si tienes cerca niños debo decirte que una manera para ayudarlos a pasar el susto y de tramitar la angustia que ha generado es dibujar, regala lápices de colores, dales hojas. También sirven las plasticinas. Déjalos y motiívalos a que dibujen por horas, si estás en estado más creativo entonces cuéntales cuentos, inventa historias y juega con ellos, les/te hará bien.

Qué puedes hacer para sentirte mejor:

– Abraza a tus seres queridos

– Comparte con los niños que tengas cerca

– Descansa

– Confía en que sabes bien qué debes hacer

– Si te gusta pintar, cantar o escuchar música es el momento

– Conéctate con lo verdaderamente importante de tu vida

– Reestructura la disposición de los objetos de tu casa para que sea más segura

– Júntate con amigas y conversen del tema, cuando se juntan más de tres mujeres el clima suele ser de reparación y contención.

Les mando un beso a todas las personas que lo están pasando mal, no duden en escribirnos que estamos acá para acompañarlas. Las quiero enormemente de aquí a Marte!

*les quiero dejar la dirección de mi página de fcbk para que dejen mensajitos si quieren:

https://www.facebook.com/pages/Psicóloga-Varinia-Signorelli/233885353401945?ref=hl

 

beso-varinia-300x108

 

10 comentarios

  1. Además de todos los lamentos y repeticiones de lo que dicen en los diarios, hoy leí algo super útil que comentó una sicologa, y era como hablar de este tema con los niños, pedirles que dibujen lo que sintieron/sienten con esto del terremoto, explicarles en palabras muy simples que lo que paso fue porque hubo un choque de la tierra en la profundidad, y que pasaran muchos años antes que pase otro igual, conversar sobre sus sentimientos y abrazarlos mucho (no son palabras textuales pero es lo que se me quedó), y creo que es lo mejor, al igual que este articulo, lo que mas se daña con un terremoto, ademas de las cosas materiales, falta de luz, agua y demás, es la parte emocional, y es la que uno mas deja de lado…

    No tengo familia ni amigos en el norte (solo uno que esta por trabajo alla y está super bien) pero el haber sentido un terremoto parecido acá, me hace conectarme emocionalmente con todos los que viven alla.

  2. Estoy en Brasil y mi familia es toda del norte. Encontré fantastico lo que publicaste, con un gran profesionalismo ,sensibilidad,cariño etc. Algo que no se aborda comunmente en una tragedia. Te felicito y te agradesco.

  3. Judith! Es tan difícil estar lejos de los que uno quiere cuando pasan estas cosas, te entiendo tanto y me alegró infinitamente que te haya gustado. Un gran abrazo. Obrigada.
    Vari

  4. Querida,
    La empatía nos permite solidarizar y preocuparnos. Me alegró que tu amigo esté bien. Gracias por tu comentario.
    Un beso
    Vari

  5. Vari, me encanto como les das espacio a todas, especialmente a las mujeres y leer como racionalizas todas nuestras reacciones, me hace sentir una persona emocional y normal y no una histerica. Me encantaron los datos para los niños!!

    Tamy

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X