Queridas bellinas, este es el primero de muchos post que me propongo escribir sobre todas esas dietas “mágicas” de las que todas hemos escuchado hablar. Estos serán apoyados por información tanto científica como datos de bellinas que me quieran comentar sobre sus dietas, así que siéntanse libres de postear su experiencia con diferentes dietas aquí, para poder investigar sobre ellas.

En primer lugar quiero decirles que hay muy poca información disponible, de carácter científico, sobre el tema que vamos ahora a discutir. Casi todo lo que se encuentra son notas publicitarias y sin rigor científico, es decir, sin grupos de control, estudios de panel, ni nada por el estilo, lo cual hace difícil distinguir publicidad de la posibilidad de algo más.

En segundo lugar, quiero contarles que, para mí, la única dieta que de verdad funciona es el autocontrol y el ejercicio, aprender a comer bien, hacerlo variado, darse gustos (pero de vez en cuando y no siempre) y quererse a una misma.

El amor a nosotras mismas ayuda, porque hacemos lo que sea mejor para nuestra salud a largo plazo (y el tema estético enfermizo que a veces nos ronda pasa a un segundo plano). Amarnos a nosotras mismas permite estar en un peso que sea saludable para nosotras, y no más, ni menos. Les cuento esto porque mi visión puede ser sesgada con respecto a muchas de estas dietas, pero seré objetiva al hablar de ellas.

La dieta que cada una debe llevar es sumamente específica, depende de cada metabolismo, y por tanto no creo en recetas mágicas que funcionen “para todas”.

Ahora sí, y sin darles más la lata, hablemos en general sobre las “dietas mágicas”. Algunas de estas dietas son la dieta de la luna, la antidieta, la dieta de la sopa, la de los jugos, ayunar, etc. Por supuesto que no todas son iguales y las tomaremos de a una en los siguientes posts.

Quiero citarles un estudio que estaba leyendo, que ilustra lo que puede suceder si nos lanzamos a una dieta que no cubre nuestras necesidades nutricionales. “Estas dietas (…) están basadas en principios científicos infundados o en el mejor de los casos no demostrados científicamente. (…) En la mayoría de los casos, a la pérdida de peso le sigue una recuperación ponderal mayor que el adelgazamiento obtenido, y en el peor de los casos, carencias nutricionales y alteraciones metabólicas que pueden conducir a enfermedades severas e incluso la muerte”.

El aumento de peso post dieta, y la mayor dificultad para volver a bajarlo cada vez, tiene que ver con que, al ponernos en un régimen hipocalórico, nos exponemos a perder músculo. Por eso, se baja muy rápido (el músculo pesa más que la grasa… y abulta mucho menos), sin embargo, perdemos poco volumen y recuperamos el peso rápidamente. Esto porque perdimos más músculo que grasa. Debemos tener en cuenta que el músculo, aunque no esté trabajando intensamente, quema calorías, y no así el tejido adiposo. O sea, más vale tener músculo que grasa, pues aunque comamos más, también quemaremos más. Por esto es esencial siempre acompañar el régimen con ejercicio. Aunque no sea mucho, ¡todo suma!

Pareciera ser que, sólo con la mentalidad de “debo ponerme a dieta”, nos ordenamos y comemos más sano, con lo cual cualquier cosa funciona y luego pensamos que restricciones que llegan a ser ridículas son efectivas (como licuar los alimentos en vez de comerlos sólidos).

En un próximo post, les hablaré de la “antidieta”, en qué consiste, sus pros, y sus contras.

Recuerden contarnos en comentarios de qué dietas les gustaría que tratáramos, y también sus experiencias.

Cariños,

beso-maku

10 comentarios

  1. Hola,

    A mi no me gusta que hablen de las dietas mágicas porque no existen… son mágicas por un par de días, después uno recupera el peso y peor aún, más peso de lo que se tenía antes. Si fueran reales, ya no existirian obesos en el mundo. Yo fui una adolescente gorda, y viví engañada por las famosas dietas mágicas… no sirve de nada hacer dieta por un par de días, si después al volver a la normalidad, nos zambullimos las galletas Kukis o Oreos, o las papas fritas. O si nos dá la flojera, en vez de hacernos una ensalada, andamos a puro pan y mantequilla. Yo bajé 20 kilos. Los primeros 15 kilos son los más fáciles, simplemente dejando el pan la sal y el azúcar, de a poco. Me demoré como 1 año en bajarlo. Los otros 5 kilos fue con ejercício y masajes reductivos. Hasta hoy no como fritura, no tomo bebida de ninguna marca y trato de tomar harta agua. Dejé de hacer ejercicio, pero volveré a hacerlo… soy mamá y trabajo independiente y se me complica con los horarios, pero volveré a hacerlo. Y me he mantenido mas flaca que nunca, me doy mis gustos, pero solo los fines de semana. Es cosa de control y saber que nada es por magia. La magia no existe.
    Cuando me embarazé subí 17 kilos, pero a Dios gracias bajé todo con la lactancia, jaja. Pero estuve mas flaca que en mi obesidad de adolescente… todo auto control. No es por estar embarazada que comí a destajo… me cuidé relativamente bien y ya ven, igual subí 17 kilos… y haciendo yoga y todo. O sea tengo la tendencia, por eso me cuido y disfruto cuidarme porque me siento bien ahora… no soy ninguna modelo, pero como dices tú, me amo y me gusta mi cuerpo ahora y me siento activa.
    Yo probé de todo en la adoelscencia, incluso esas pastillitas que supuestamente te dejan mas llenas y comes menos… no sirven! Porque una vez que dejas de tomarlas, se acabó la magia… la idea es que no dependamos de dietas mágicas, ni de pastillas, ni nada….. lo mejor es como dices tú: Ejercícios, comer sano (darse sus gustos pero no exagerar).
    De tanto hacer este tipo de dietas, sospecho que me embarré la tiroides.. ahora la tengo normal, pero hay epocas en que se me dispara y tengo hipertiroidismo….. por eso hay que tener mucho ojo.
    Cuando veo en el sitio chicas preguntando si funciona tal pastillas, tales gotitas, me dan ganas de decir NO GASTEN SU PLATA EN TONTERAS! Incluso la gente que se hace la operación gastrica, no sirve si no hacen un cambio de mentalidad… yo he visto gente que se operó, estan flacos por un tiempo y vuelven a tener el mismo problema… porque no cambian el chip que uno tiene en la cabeza.
    Insisto, las dietas mágicas no existen.

    Gracias

    Cariños a todas

  2. Tocaya tienes toda la razón!! Hay que aprender a comer sano todos los días.. No hacer dieta. Tener un estilo de vida saludable!!

  3. Holi,

    Creo que todas estamos conscientes de que las dietas magicas no existen, pero aun asi caemos en el error de hacerlas por el tiempo. Tengo que confesar que las he hecho antes de algun evento importante que se me habia olvidado. Ejemplo “Ohhh el matri es la prox semana!!”…usualmente eso termina en mi haciendo una mini dieta de una semana. Pero obviamente lo que mas me ha dado resultado ha sido ordenarme con las comidas. Me encantan los dulces, pero como tambien mucha fibra y tomo mucho te verde para ayudar mi digestion. Ojala hablen de la de la luna, me interesa mucho la info de esa 😉

    Tamy

  4. Caro te encuentro toda la razón. pero como hay mucha gente a la que le interesa saber de qué se tratan, igual les iré contando de lo que vaya investigando. De todas formas por eso les puse de entrada que no creo que sean soluciones reales ni a largo plazo, porque lo único que en verdad funciona, es cuidarse y quererse 😉

  5. Tamy, la dieta de la luna es una de las que hablaremos. Básicamente, consiste en ayunar tomando agua, lo cual poirsupuesto te dará un resultado inmediato en la balanza (como cualquier ayuno), pero lo que más se pierde en estas dietas es músculo, por lo que al final el remedio es peor que la enfermedad. Ya hablaremos de ello en más detalle de todas maneras 😉

  6. Hola Alejandrina,

    Me imagino que deben ser pacientes que solo necesitan bajar 4, 5 kilos. Lo difícil después de estas dietas es no tener efecto rebote, me imagino. Una vez que dejan de ir a una consulta, deben seguir controlándose solitos.

    Saludos

  7. Hola Maku.

    Si me quedó claro que nuestros comentarios apuntaban a lo mismo, pero, veo que hay muchas personas que buscan soluciones rápidas al tema de bajar peso y con el título “mágico” esperan que exista algo literalmente mágico. Quizás las personas que tienen que bajar unos 3 kilos, está bien.
    Veo que mucha gente anda buscando una solución rápida al tema del sobrepeso. Quzás yo podria haberme demorado menos en bajar todo lo que bajé, pero fue el tiempo que me tomó en ordenarme y aprender qué cosas me hacían más mal.

    Saludos

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X