BellezaCuerpoMujerNovedadesNutriciónPSB

A cocinar con pocas calorías para terminar el verano

Chicas, como he visto en sus comentarios trucos buenísimos para agregarle menos calorías a nuestras comidas al prepararlas (como la idea de hacer las tortillas al horno), decidí dejarles algunos de los míos:

–          Yo uso aceite en spray, hace años de años. Así, en vez de ponerle a la sartén aceite desde la botella, le das una pasada del spray y listo. Venden en los supermercados en la sección de aceite, y viene de oliva, de canola (sin sabor) y de mantequilla (que no me agrada pues es dulce).

–          Sin frituras. Muchos productos que freímos pueden hacerse al horno, como las papas fritas de bolsa o las papas duquesas. Como cuando como papas fritas estoy dispuesta a aceptar que es una chanchada, las hago fritas no más, porque si no prefiero no comer, pero las duquesas hasta me gustan más al horno. Pongo sobre la bandeja un papel de aluminio, le aplico mi spray, hecho las papas, y listo. Maravillosas. Las papas salteadas las hago de esta misma manera, aunque agrego una capita del spray sobre estas y pongo el horno en grill.

–          Quitar las yemas. Seamos realistas, las tortillas blancas no son muy buenas, pero si van a hacer una tortilla tamaño familiar y utilizan varios huevos, no es necesario meter todas las yemas. Saquen unas cuantas. Si esto no les tinca, antes de hacer la tortilla batan el huevo como si fueran a hacer merengue. Cuando ya no suba más añadan de a poco el relleno, revolviendo con movimientos envolventes. ¡Verán que requieren muchos menos huevos!

–          Meter los platos al refri. El pollo asado, las sopas y otros tantos platos tienen grasa que no vemos. Pero una vez que se enfrían, es fácilmente sacable, y hasta puede darnos un poco de asco meternos esas materias gelatinosas al cuerpo.

–          Asar sobre una rejilla. Hay bandejas de horno que vienen con rejillas a medida, estas son para que asen las carnes sobre estas, dejando abajo la grasa.

–          Una conocida cuece los chorizos en agua antes de haceros, y de esta manera pierden bastante grasa. Este truco sin embargo no me gusta, porque pierden bastante sabor, y yo creo que si uno se va a comer un chorizo, que sea rico o no comerlo. ¿Para que agregar calorías si son malas? Por eso yo prefiero el truco de comer chorizos muy, muy de vez en cuando, pero lo dejo escrito por si les tinca y quieren probar.

–          Freír huevos en agua. Esto si que jamás lo he hecho, pero lo he visto hacer, ¡y quedan maravillosos! No me atrevo a hacerlo yo porque veo desastre en mi futuro, pero es para las valientes.

–          Salsas de yogurt. Muchas veces toca que salimos y nos sirven salsas de crema, mayo, y cosas por el estilo, que resultan tremendamente pesadas. Yo hago una salsa de yogurt natural: basta agregar limón, si quieren un poco de ajo, una cucharadita de mayo, y listo. Agreguen ciboulette o la hierba de su elección para un toque especial. Por supuesto, igual dejo la mayo para los invitados, pero siempre se acaban el yogurt primero 😉

Por último quiero decirles que siempre podemos darnos un gustito (como yo con las papas fritas), sin embargo hay que evaluar si no nos estamos dando demasiados gustitos. Muchos de estos truquitos dejan la comida con el mismo sabor, y más sana, ¿qué más podemos pedir?

Espero les hayan gustado y nos cuenten sus trucos de cocina ligera.

 

Cariños,

beso-maku

8 comentarios

  1. Lo que yo hago es comer poquitas, y no tan seguido. Si total, no hay que dejar por completo lo que a una le gusta, sólo comer con moderación 😉
    Si son las de paquete, me sirvo un plato pequeño, y luego no saco más, no hay otra forma de controlarse, jajaja. Lo mismo si son papas-papas, me sirvo una porción y listo. Que si me sientan frente a una chorrillana me como la mitad sin darme cuenta!

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X