MujerNutriciónPSBSalud

Sandía, la reina del verano

¡Hola guapas!  Espero que estén muy bien.

En la nota de hoy les hablaré de una fruta que es sin duda la reina de esta temporada: la sandía. A mi personalmente me encanta! Y hay muchos mitos que se tejen sobre esta fruta  así que la idea es que queden con la película clara sobre esta delicia.

Haciendo un poco de historia, les cuento que la sandía se considera originaria de países de África tropical y su cultivo se remonta desde hace siglos a la ribera del Nilo, desde donde se extendió a numerosas regiones bañadas por el mar Mediterráneo. Los europeos fueron quienes la llevaron hasta América, donde su cultivo se esparció por todo el continente. Hoy en día es una de las frutas más extendidas por el mundo, y los principales países productores son: Egipto, Turquía, Grecia, Italia, España, China y Japón.

En cuanto a su composición, se puede decir que es la fruta que contiene mayor cantidad de agua, 92% aprox. Al aportar principalmente agua, la sandía es una fruta con un bajo aporte calórico, sólo 32 kcalorías por 100 grs. Contiene 7,2 gramos de carbohidratos, 0,4 gramos de grasa  y 0,6 gramos de proteína por 100 gramos. Dentro de los micronutrientes, el potasio y el magnesio son los que más destacan.

Una de las cosas que más me preguntan mis pacientes en esta temporada es si la sandía engorda. La respuesta es no, la sandía per sé no engorda. tiene mucho menos calorías y carbohidratos que otras frutas y aporta principalmente agua, pero esto no significa que la podamos comer libremente. El gran problema de la sandía es su elevado índice glicémico. Es una fruta que aporta muy poca fibra (0,3 gramos de fibra por 100 gramos de sandía).

¿Qué es el índice glicémico? El índice glicémico (IG) es una clasificación de los alimentos que se basa en la respuesta de éstos sobre la glicemia después de haberlos ingerido. Podemos tener dos alimentos diferentes, uno de alto y otro de bajo IG, que nos aporten la misma cantidad de carbohidratos pero, aun teniendo el mismo nivel de carbohidratos, los alimentos con un IG elevado producen fluctuaciones importantes en el nivel de azúcar en la sangre, mientras que los alimentos con IG bajo provocan un aumento menor. Lo mismo ocurre con la insulina.

Los alimentos de alto IG no se recomiendan a personas diabéticas, con intolerancia a la glucosa o que presenten resistencia a la insulina.

Debemos tener claro que si comemos sandía (alimento de alto IG) junto con algún otro alimento alto en fibra podemos bajar el índice glicémico de nuestro tiempo de comida. Por ejemplo al desayuno, si incluimos 1 taza de sandía (200 grs), pero además consumimos 1 yogur diet con 3/4 taza de cereal All bran (de Kellogg´s), la fibra que estamos incorporando ayudará a que no se eleve tan rápido la glicemia. ¿Se entiende? Espero que sí, porque la sandía es una fruta muy buena y que no debemos dejar de consumir. En el invierno la echamos de menos, ¿cierto? Aquí les señalo algunos beneficios de esta fruta:

–  Antioxidante, contiene licopeno, que le da el color rojo y que en el organismo actúa como un potente antioxidante.

– Diurética y depurativa. Ayuda a eliminar toxinas.

– Hidratante

– Alcalinizante

– Su consumo produce saciedad y al tener un bajo aporte calórico la hace perfecta en las dietas para bajar de peso.

Cuando compramos sandía es casi una lotería. Rogamos para que, al momento de partirla, nos encontremos con una sandía roja y dulce. Buscando cómo poder escoger bien las sandías me encontré con las siguientes recomendaciones: “El truco para elegir una sandía madura, además de que la mancha de la cáscara en contacto con el suelo sea amarillenta, está en darle golpes suaves con los dedos o las palmas de las manos y sentir que suena a hueco”. Guapas, ¿esto les ha dado resultados?, tienen más recomendaciones o “secretos” para escoger una buena sandía?, por favor compártanlo!

Bueno, espero haber aclarado algunas dudas que muchas tienen sobre la sandía. No dejen de consumirla, es un regalo para los riñones.

Quedo atenta a sus dudas y comentarios. Un beso,

beso-jose

9 comentarios

  1. Me encanta la sandía!
    Ah, y aprendí otro consejo: las vetas claritas de la cáscara de la sandía, deben ser bien claras/amarillentas, gruesas, continuas, y que lleguen a los polos.
    Cuando no son continuas, o aún no llegan a los polos, la sandía todavía no está lista 😉

  2. Tengo la misma duda con respecto al Melón, ¿tampoco engorda? Siempre he escuchado, es que tienen mucho azúcar, por eso engordan…¿que frutas tienen bajo indice glicémico?
    Saludos y Gracias!

    PD: Amo comer fruta en el verano y como recomendación para bajar me dijeron que solo podia comer una fruta pequeña por día (por el azúcar), quiero bajar 5 kilos y soy feliz (me gustaría saber de la dieta de la piña, algo fresco para el verano)

  3. Que es rica la sandía!
    Jose que bueno lo que nos cuentas, me encantan tus notas, las leo siempre.
    También tengo la duda sobre el melón, se nota que tiene menos agua, y me da la sensación de tener menos azúcar, pero al tener más “cuerpo” no sé como se dice técnicamente, me da la impresión de ser más calórica, o nada que ver?
    Saludos desde Viña!

  4. Yo me como las pepas pero hay que mascarlas, están llenas de vitaminas , aminoácidos y un montón de puras cosas buenas! No las boten y no se las traguen, mastiquenlas

  5. El otro secretito para una buena eleccion es el peso de la sandia, el color para mi es un factor que puede variar, pero comprar la mas pesada es la clave ;), por lo menos nunca me ha salido una que no me guste jajaaja… tengo otra pregunta, por su aporte glicemico, es igual a la azucar que tengo entendido que se va acumulando en nuestras guatitas?

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X