MujerNutriciónPSBSalud

Alimentos funcionales, más allá de la nutrición

Hola bellas! Cómo están! Me imagino que con todo el ajetreo que implica fin de año! Me alegra que se tomen el tiempo de leer esta nota. Hoy les comentaré sobre los alimentos funcionales.

Los alimentos funcionales son aquellos alimentos naturales o procesados que además de aportar nutrientes, nos aportan componentes que ejercen efectos beneficiosos para nuestra salud. Estos efectos van más allá de la nutrición. Ejercen un efecto preventivo, reducen el riesgo de que presentemos algunas enfermedades.

La idea de desarrollar alimentos funcionales comenzó con el fin de ver a los alimentos como un fármaco.

Los alimentos funcionales pueden ser consumidos por todas las personas, pero están especialmente indicados a quienes por alguna situación fisiológica tienen necesidades nutricionales especiales (ejemplo: embarazo, lactancia, niños, adultos mayores, etc).

Algunos ejemplos de alimentos funcionales naturales:

Tomate: Contiene Licopeno cuyo beneficio para la salud es reducir el riesgo de cáncer a la próstata e infarto al miocardio.

Brócoli: Contiene Sulforafano. Evidencia científica sugiere que el sulforafano podría ayudar a prevenir el cáncer.

Pescados: contiene ácidos grasos omega 3 que disminuye el riesgo cardiovascular, ayuda en el embarazo a prevenir parto prematuro y ayuda al desarrollo neurológico y de la retina de las guaguas. (Escribí una nota sobre el Omega 3, échenle un vistazo).

Zanahoria: Contienecarotenoides. Los carotenoides son compuestos que cuentan con una importante acción antioxidante, los cuales tienden a funcionar como precursores de otra vitamina igualmente importante: la vitamina A. Carotenoides ayudarían a prevenir el cáncer.

Ajo: Contiene componentes  organosulfurados que ayudaría a  reducir el riesgo de cáncer.

Té: Contiene polifenoles, compuestos con propiedades antioxidantes y catequinas que disminuyen el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y ayudarían a prevenir el cáncer.

Ejemplos de alimentos funcionales procesados:

Leche descremada alta en calcio: contiene mayor cantidad de calcio que una porción de leche normal. Bueno, todas sabemos que una ingesta adecuada de calcio ayuda a reducir el riesgo de osteoporosis. También hay leches a las que se les incorpora fibra , que ayuda a regular la digestión,  la glicemia y baja el colesterol. También encontramos leches fortificadas con omega 3, un alimento funcional diseñado especialmente para embarazadas (hombres y mujeres no embarazadas también la pueden consumir).

Lácteos fermentados como el yogur: Decimos que el yogur es un alimento vivo. Contienenprobióticos que mejoran la función gastrointestinal y colaborar en la inmunidad. Los probioticos son microorganismos vivos que protegen a nuestro cuerpo de organismos patógenos que pueden provocar enfermedades.  Los probióticos se establecen en la flora intestinal y, desde ahí, nos defienden.

Cereales fortificados: Los cereales fortificados también se incluyen dentro de los denominados alimentos funcionales. En Chile, la harina está fortificada con ácido fólico. El pan que comemos a diario está fortificado con esta vitamina que ayuda a disminuir el riesgo de que los bebes nazcan con defectos del tubo neural como la espina bífida. De todos modos, esta vitamina se debe comenzar a suplementar 3 meses antes de embarazarse para disminuir los riesgos.

Vino en cantidad moderada (1 a 2 copas diarias): El vino contiene flavonoides que tienen propiedades antioxidantes. Colaboran a mantener la salud cardiovascular. Está claro que se debe consumir en cantidades moderadas, sino podrían existir riesgos para la salud.

Lácteos con estanoles vegetales: El estanol vegetal  ayuda reducir la absorción del colesterol LDL (colesterol malo). Esta sustancia está presente en los alimentos vegetales, aunque no en altas cantidades. Estos lácteos a los que se les ha agregado estanoles vegetales son buenísimos para personas con dislipidemia.

Mucho criticamos a la industria alimentaria por algunos alimentos que se desarrollan, algunos totalmente artificiales y que consumidos en exceso van dañando nuestra salud, pero debemos reconocer que las investigaciones y tecnologías que se aplican en esta industria han permitido desarrollar alimentos que nos ayudan a potenciar nuestra salud, y por qué no, también a tratar enfermedades.

Bueno, una maravilla estos alimentos funcionales. Bien decía Hipócrates, el padre de la medicina, “que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”.

¿Conocían los alimentos funcionales? ¿Qué les parecen estos alimentos?

Un abrazo! Espero sus comentarios

beso-jose

7 comentarios

  1. Gracias por los datos Jose. Que bueno lo de estos alimentos, al menos con los funcionales naturales ando bien! Jajaja
    :*

  2. Gracias por la información, pero extrañe en la lista la quinoa orgánica. Es considerada el alimento perfecto por la NASA y la FAO, sin gluten lo que la hace ideal para los celíacos, previene la osteoporosis y el cáncer de mamas, con todos los aminoácidos esenciales (tiene más proteínas que la carne de cerdo pero sin el colesterol asociado a la carne), con fósforo, calcio y potasio, baja en triglicéridos y de fácil digestión.
    Besitos!!

  3. Hola Samantha, imagínate si me pongo a nombrar todos los alimentos funcionales? Jajaja en la nota puse los más comunes y que comemos a diario sin conocer sus beneficios, sino la nota habría salido eterna!!! La quinoa, como bien dices es una maravilla. A pesar de lo bueno que es este pseudo cereal, su consumo no es tan masivo, ademas es un poco cara comparada con la mayoria de los cereales. Escribiré una nota específicamente sobre la quinoa, te tinca?
    Besos! Gracias por tu comentario 🙂

  4. Gracias Jose!
    Es verdad que aún no es masiva la quinoa, menos la orgánica, pero creo que lo será pronto ya que Chile es productor de ella y tiene ventajas comparativas. Y no es tan cara, sabes, ya que un kilo de quinoa, una vez preparada, aumenta entre 3 y 4 veces su volumen; es decir, comprar un kilo de quinoa significa comer 4 kilos. A diferencia de la carne, la cual un kilo tiene un precio similar pero disminuye su volumen una vez cocida. Por último, yo tengo un casero que me vende quinoa orgánica (la no orgánica es más barata en los supermercados) a precio mucho menor.
    Besos!!

  5. Buenísimo! danos el dato de tu casero! 🙂
    Gracias Samantha

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X