Psicología

Sentido del amor / humor

Bellas queridas: con el sol sobre nuestra piel parece que todo se ve más bonito, ¿o sólo me pasa a mí?.

Hoy vamos a revisar un tema que suele ser muy importante cuando mantenemos una relación de pareja: el sentido del humor.

Es importante que sepamos que desde pequeñas hemos aprendido a interpretar lo que nos ocurre desde cierto ángulo, es como un par de gafas que nos  ponemos para mirar la realidad (esto explica que, por ejemplo, para alguien el que le digan “flaca” puede ser una ofensa terrible y para otra un apodo que se lleva hasta la adultez).

“Todo es según el color del cristal con el que se mire”- dijo Calderón de la Barca.

Entonces pasa que en una relación de pareja, en donde las cosas al principio son diversas y emocionantes. Luego comienzan a ser rutinarias y conocidas, es ahí que se requiere usar las gafas de las que hablamos y poder evaluar lo que acontece de manera positiva.

Bellas, a veces nos pasa que nos cuesta mirar las cosas de manera constructiva, somos tan perfeccionistas e idealistas que nos exigimos mucho y exigimos a nuestro chico cosas que desgastan la relación.

El positivismo es la clave, no se trata de lanzar chistes en cada situación, se trata de mirar con cariño y confianza las situaciones, sin intentar defendernos a priori de lo que nos ocurre, ni de controlar la vida de otro.

Si sientes que te está costando mirar la relación de manera constructiva para ambos recurre a estos recordatorios de emergencia:

– Evoquemos la razón por la cual decidimos estar en pareja: lógicamente es acompañarse y pasarlo bien, cumplir sueños y tener metas en común.

– No olvidar que lo que nos une a nuestro chico es amor y atracción, es la razón fundamental y debemos encontrarla porque si alguna vez existió puedes recobrarla si quieres.

– Cuando existe sentido del humor las cosas no se perciben como agresión y podemos encontrar más fácilmente solución a los conflictos.

– La risa une a las personas: el cerebro humano recuerda más fácilmente rostros sonrientes que caras de brujas enojadas y nosotras queremos que nos recuerde ¿no?

(Recordar significa “volver a pasar por el corazón” y queremos que nos pase mil veces por su cuore, ¿verdad?).

Finalmente, reflexionemos y pensemos: a qué amiga preferimos invitar a comer ¿a la que siempre se está quejando y nos está cuestionando? o ¿a la que nos cuenta cosas entretenidas y nos acepta tal como somos tomando las situaciones con positivismo y humor?

Las cartas están echadas entonces: o eres la bruja furiosa o el hada que ríe y disfruta de lo que viven juntos.

¿Quién eres tu?

Besos!

beso-varinia-300x108

15 comentarios

  1. Excelente artículo, y tienes toda la razón Vari, el ser bruja solo intimida. Es evidente que hay que poner límites, pero el buen sentido del humor y las buenas vibras son la clave del éxito. A mi me ha funcionado perfecto 🙂

  2. Que buen articulo!! lo tendré que leer cada vez que me ponga bruja jaja. lo peor es que creo que va en nuestro ADN el ser idealistas, siempre buscamos la relación perfecta, el hombre casi perfecto y no disfrutamos los mejores momentos pensando en eso, así que a ponerlo en practica jiji.
    besos 🙂

  3. Completamenta reflejada, a veces asumo lo bruja y cabra chica pero solo, segun mi estado de animo, cosas hormonales creo, no se si les pasa pero derrepente te dicen algo y te duele en el alma, y en otras situaciones te dicen lo mismo y mueres de la risa, quizas son cosas de mujeres que los hombres solo deben aceptar creo yo.
    Cariños,
    Graciela

  4. Las brujas se arrugan más rápido jasmín, lo pasamos mal buscando detalles feos: además es bien sabido que si buscamos es porque no nos detendremos hasta encontrar… Así que busquemos lo bueno para encontrarlo sí o sí.
    Besitos
    Vari

  5. Bon,
    nada que el adn. acá la cosa es como cada una decide.
    Te recomiendo pegar en la heladera un dibujo de una bruja de cabeza… así recordaremos lo fea que nos vemos al serlo.
    besos
    vari

  6. graci,
    fluctuamos sí, pero es buena idea ir registrando los días de nuestro calendario en las que somos más susceptibles para anteponernos a las visicitudes hormonales, es cierto que a veces nos llegan más las cosas pero no podemos exigir que nos entiendan si no somos capaces, primero, de entender nosotras.
    Un beso grande
    bruja

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X