PSBPsicología

Maldita amiga

Bellas, hoy escribiré acerca de un tema que nos compete directamente a nosotras en nuestro día a día. Estamos en una sociedad exitista y altamente competitiva. Pero qué pasa cuando mujeres nos enfrascamos en batallas sin sentido con nuestras congéneres. Si bien puede explicarse con la presión social, existe un perfil de mujeres que rivalizan con otras mujeres como bandera de lucha. Que buscan distintos pretextos para hacerlo y que se disfrazan en excusas frágiles para justificarse ¿Qué opinan?

Parece que el orden cultural nos obligara a competir entre nosotras. A veces pareciera que se busca el mantener la desunión. Se viralizan ideas como que usamos ropa linda para que nos miren otras mujeres, que no existe un consejo adecuado si viene de otra mujer, etc. Finalmente, e insertas en esta lógica, nos cuesta sentirnos seguras, tendemos a desconfiar desde pequeñas en las demás y a desear lo que las otras tienen, lo cual genera que nos defendamos día tras día y que cumplamos la profesía que nos enseñaron (“no existen amigas de verdad”). Pero si te fijas también nos enseñan a que los hombres no son amigos, sino que quieren algo más… Entonces al final todo indica que no debemos creer en nadie y que debemos desconfiar de todos. Eso claramente no es sano.

Toda esta rivalidad femenina tiene que ver con un tema más bien histórico, en donde la mujer vivía reprimida (y aún en muchos ítems) entonces debía sobresalir para llamar la atención del hombre, ahora esto se extrapola al ámbito laboral, social etc. No se queda en la elección de pareja: te has fijado que si en una relación de pareja las cosas no funcionan por presencia de otra mujer canalizamos toda nuestra energía en odiarla a “ella” en vez de darnos cuenta quiénes de verdad tienen la responsabilidad de lo sucedido (desplazamos nuestra rabia hacia la figura de una “enemiga” y sacamos el foco de nosotras mismas, del chico en cuestión y de la relación que es lo verdaderamente analizable). Esto nos limita en aprendizaje, en crecimiento y nos deja mirando desde un solo lente. Debemos ampliar nuestra observación, analizar, analizarnos.

Es importante explorar en la inseguridad, que podría ser un factor fundamental en el competir constantemente con las mujeres, y hacer consciente que si es que nos cuesta ver lo positivo en otra es porque pensamos que si ella lo tiene nosotras no, entonces es como si nos quitara algo. Si lo ponemos en palabras nos damos cuenta lo ridícula de la situación porque perfectamente podemos tener varias un mismo atributo.

Si nos vemos inmersas en esta dinámica tan tóxica en varios casos se sugiere que enfoquemos la energía. Partamos alegrándonos por los triunfos de las demás y observando la manera en que los han conseguido, para que sea un aprendizaje y un aporte. Simple.

Es necesario construir relaciones interpersonales sanas, el llamado es a no actuar con prejuicios, a acercarte y ser tu misma.

Claramente la forma de actuar con otras mujeres la vamos a heredar de nuestra relación (a que ya adivinaron!) con nuestra madre. La primera disputa con el género será la competencia que hemos tenido por la atención de nuestro padre. Va a depender de cómo hayamos salido de esa primera experiencia, el lugar que ocuparemos frente a nuevas relaciones con lo femenino.

Es sumamente importante que nos conectemos con nuestras fortalezas y debilidades, así vamos a saber qué tenemos para aportar a nuestro entorno y qué debemos aprender. Desde ahí nos moveremos con sinceridad frente a lo que somos (y lo que no somos) y con seguridad. Si hay algo que queremos lograr entonces enumerar los pasos necesarios para cumplir los objetivos y sueños. E ir por ellos!

El llamado es a tratarnos con más cariño, si las mujeres fuéramos solidarias entre nosotras mismas, si nos uniéramos, nos quisiéramos y ayudáramos entre nosotras seríamos una tremenda fuerza. Un muro invencible. Seríamos un tremendo grupo de contención y de fuerza femenina. No se imaginan todo lo que podríamos lograr juntas.

Por eso adoro este espacio.

Un abrazo a todas!

beso-varinia-300x108

18 comentarios

  1. No es un tema menor, la rivalidad del genero es potente y muy destructiva. Es por eso que aplaudo este blog, su actitud, su generosidad y a todas quienes son parte de la comunidad “paraserbella”. Algo tan básico como compartir datos de belleza con la intensión mas pura de ayudarnos a ser precisamente mas bellas, lo encuentro total!. No hay nada peor que una modelo diciendo que su dato de belleza es “tener actitud positiva”. Me parece maravilloso tener actitud positiva, pero la respuesta no es otra cosa que egoísmo.
    Todos mis hurras para Renata!!!!

  2. el peor enemigo de las mujeres son las propias mujeres , cuando un hombre sale en la noche es bacan, cuando una mujer sale en la noche es …………….

  3. Hola chicas quede con una duda que pasa si no existe un padre y por lo tanto no tengo esa primera rivalidad con una mujer??

  4. Hola Vari!!
    Yo muy pocas veces he sentido envidia de alguien, si alguna vez la tuve no recuerdo a quien, ni porque seria. Siempre tuve buenas relaciones con mis pares, en el colegio y el trabajo.
    Pero te cuento, hace 1 año me vine a vivir a Buenos Aires, y trabajo en una empresa donde hay gente de varios países latinoamericanos… y con las colombianas no me puedo llevar. Es un tema como sociocultural, ellas son recompetitivas y siempre andan impecables, tan, pero tan arregladas que llega a ser medio grotesco. Si se tienen que operar dos veces al año, lo hacen sin problema.
    Yo hablo con ellas y siempre chocamos en eso, porque yo creo que la belleza debe ser algo natural (claro uno todos los días se arregla para lucir bien, pero no es tu mayor desafió diario) y ellas tienden a ser mas envidiosas, como que se fijan en todo… pero mal. En cambio con mis compañeras que son argentinas todo bien, nos cagamos de risa… no existe esa rivalidad porque cada cual es feliz con lo suyo.`
    Esa es mi experiencia, tal vez uno no sea la envidiosa.. pero que hacer cuando uno es la que causa envidia en los demás? Envidias absurdas, sin sentido?

  5. Muy acertado de que la inseguridad nos hace fijarnos más en las otras mujeres! yo antes era más segura, me sentía atractiva y no sentía que nadie era competencia para mí..hace unos años eso cambió y ahora siempre como que me fijo en otras niñas, ” que por que ella se ve bien con eso? o “pucha ella es más bonita que yo” es desesperantee!
    yo en realidad no tengo amigas amigas.. tuve una yunta un tiempo pero era una bitch traicionera y creo q nunca me apegué a niuna mujer de nuevo.. creo q no confio mucho en las mujeres.. a pesar de q mi relación con mi mamá era muy muy buena.. igual es genial cuando una tiene con quien compartir cosas de mujeres.. por eso me encanta este blog! siento que hay mucha buena onda siempre, siempre responden bien en todo y se siente como una complicidad muy bkn!

  6. Caro:
    Así es, las cosas que nos suceden y en especial las malas experiencias nos marcan y cierran espacios… Danos una nueva oportunidad y da a tu vida una nueva oportunidad en eso de confíar y tener amigas.
    Nosotras desde acá te enviamos mucho cariño.
    Un abrazo
    Vari

  7. Ani!
    Eso que tiene que ver con la cultura en la que uno está inserta o la que uno hereda por cuna es bien difícil de abandonar. Claro que choca cuando una no está acostumbrada y le da valores a otras cosas.
    Creo que cuando notas que alguien te envidia uno debe intentar ser noble y acercarse para ayudar en esa inseguridad de la otra y generar un vínculo sano, claro va a depender de las ganas que tengamos, el tiempo y las posibilidades. Pero trae buenos frutos, a menos claro que la otra tenga alguna patología severa y por más que intentemos no se puede aportar (ahí podemos recomendar ayuda profesional)
    Te mando un abrazo. Gracias por tu experiencia.
    Vari

  8. Vero!
    Es así. Tienes razón, los juicios femeninos permiten a los hombres muchos patrones de acción que a nosotras se nos reprochan. No más! 😉
    Un beso
    Vari

  9. Que interesante punto, cuando las mujeres queremos ser unas yeguas lo logramos de maravillas…. Se da mucho en los ambientes laborales, por ejemplo; a mis 25 años ya llevo 3 trabajando como enfermera (saque mi carrera al día) y muchas de las “antiguas” me odian; si no es una cosa es otra; que converso mucho con los hombres, que me llevo bien con todos, que me rio siempre…. LLega un punto en el que pienso…. Porque agradar a las personas que viven buscando lo malo del otro???? Por mi parte me esfuerzo para tratarles con el mismo amor y dedicación que a los demás y saben bellinas, me he dado cuenta que eso es lo que más envidia les da, que a pesar de todo sus deseos venenosos yo sigo siendo feliz…. Creo que es la mejor forma de pararnos frente a la vida, amando a las demás y en lo que a nosotros respecta tratando cordialmente incluso a aquellas que nos descueran a las espaldas, sólo así demostramos la grandeza de nuestro corazón y de la familia que nos inculcó esos bellos valores.

    Creo que muchas mujeres y hombres también piensan así y esos, son mis amigos, de esos de los buenos, casi como hermanos!

    Besos para todas, adoro nuestra bella comunidad

  10. Pilar,
    es lo más noble que podemos hacer.
    Por otro lado, no cambiar aunque haya gente que intente que seas distinta.
    Siendo uno misma es como una puede llegar a desarrollarse tanto profesionalmente, como en los personal.
    Un abrazo grande
    vari

  11. Javi,
    es quien actúe como tal. Si no hay otra “persona” es el colegio, la institución, cualquiera que separe esa fusión materna. Lo paterno como función, no como persona.
    Un abrazo
    Vari

  12. Pauli,
    No puedes cambiar tu forma de ser por lo que los demás sientan. Es importante intentar ser noble con las otras personas y hacerles ver implícitamente que no es una competencia.
    Generalmente la gente que envidia busca ser envidiada.
    Tranquila. Intenta mirar bien a tu alrededor y saber a quiénes tienes cerca.
    Un abrazo
    Vari

  13. Linda Vari!!! Gracias por tu respuesta!

    Me encanta tu espacio, le da otra dimensión al blog!

    Te felicito, sigue así con más post!!!

  14. es el espíritu de PSB! que profundicemos, nos conozcamos y sepamos de que manera sentirnos más seguras y contentas con nosotras mismas.
    Eres absolutamente una bellina pau!
    Un abrazo grandito!
    Vari

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X