Las maravillas del sexo consciente
Por Constanza del Rosario
12
agosto
2016
Relaciones | Sexualidad

Muchos hombres y mujeres viven la actividad sexual de forma mecánica, desconectados de su cuerpo y/o del cuerpo del otro. Siendo clave para aumentar su disfrute, conexión de pareja y capacidad de dar placer el comenzar a trabajar para desarrollar una sexualidad consciente; esto es, ser capaces de habitar el cuerpo y enfocarnos en nuestra sensibilidad, durante el acto sexual, para apagar el cerebro pensante.

 

¿Cómo se logra esto?

 

  1. Practicando diariamente la atención consciente en todo momento, para así lograr sincronizar cuerpo y mente en el mismo espacio y tiempo: en el aquí y el ahora. Para luego, transferir esta práctica de conciencia desde las actividades diarias a la intimidad sexual.  Esta práctica es necesaria, ya que nuestra mente suele viajar constantemente al pasado y al futuro y en este movimiento se desalinea del cuerpo que solo vive en el presente y que, a diferencia de la mente, no puede atravesar la temporalidad como ésta lo hace, produciéndose una desconexión que puede dar pie a  trastornos sexuales y trastornos psicosomáticos.

En este sentido si durante la actividad sexual, nuestra mente está divagando en un sinfín de pensamientos en vez de estar enfocada en el presente a través del cuerpo, no alcanzaremos a tomar suficiente consciencia de nuestras sensaciones y por lo tanto se dificultará el experimentar excitación y placer, afectando nuestro disfrute y capacidad orgásmica.

 

  1. Un segundo paso es eliminar la presión al coito y al orgasmo de nuestras interacciones eróticas, ya que al poner en el horizonte la “máxima” de que todo beso o caricia debe dirigirte a la penetración y que toda penetración o caricia debe terminar en un orgasmo, hace que nuestra mente se separe de nuestro cuerpo, al dirigir la atención hacia resultados futuros y no estar centrada en el proceso presente. La práctica de una sexualidad consciente implica que seamos capaces de soltar metas y centrarnos en la tarea de percibir a través de todos los sentidos las sensaciones de dar y recibir placer.

 

  1. Un tercer paso de utilidad es explorar con que elementos se activan mi respuesta sensual, (qué imágenes, texturas, gustos, olores, sonidos, etc. Activan mis 5 sentidos) y me conectan con el presente y con el cuerpo. y me ayudan a sentirme más conectado, relajado y presente. De manera de crear un rincón y un tiempo diario para dedicarte a conectar con tu sensualidad, a modo de una práctica de minfulness pro erótica.

 

  1. Finalmente, les recomiendo la practica semanal (idealmente dos veces por semana) de citas sensuales (basadas en ejercicios de sensibilización sistemática) Consistentes en sesiones de caricias por turnos (por todo el cuerpo y sin centrarse exclusivamente en el área genital) de manera que uno de los integrantes de la pareja da las caricias y otro las recibe. El objetivo de la actividad es enfocarse en la experiencia de dar placer y recibirlo,  conectar, relajarse (y no de excitarse o excitar) sin que la mente esté vagando en preocupaciones o adelantándose a la realidad presente.

Constanza Del Rosario (www.constanzadelrosario.cl)

1 comentario en “Las maravillas del sexo consciente

  1. Tuve una pareja que cada tanto me decía: “por que no puedes acabar? (orgasmo) eres muy complicada…” y claramente al decirme eso, yo no me podia concentrar en disfrutar al máximo sólo estaba pendiente de poder llegar al orgasmo para poder darle en el gusto. Fui muy tonta al hacer eso. Me encantaría hacerle llegar este post para que cambie esa mentalidad cavernicola y se informe un poco jaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *