La revolución del segundo hijo
Por Para Ser Bella
6
enero
2017
Maternidad | Mujer

Como nos cambia la vida cuando llega el segundo. Si bien con el primero no sabíamos nada disponíamos del tiempo para ir aprendiendo con la práctica, los consejos y la lectura, ahora nos llega esta segunda maravilla pero el tiempo no es suficiente para atender a los dos. Y comenzamos a tratar de darle todo al segundo pero no queremos quitarle ni calidad ni cantidad al primogénito.

En fin, qué hacer ? Relajarse es lo único que nos queda, y  claramente se hará más fácil con esta hijo ya que no nos estamos graduando con mejor o peor nota de ” mamá”.
No seremos tan estrictos con los cambios de pañales y eventualmente se reflejará en el potito del segundo.  No me preocupo de lavar constantemente el chupete ni de esterilizar las mamaderas después de cada toma. Los baños son rápidos y menos de tinas eternas .

Y con la llegada de la revolución, qué pasa con el primero ? Le presentaron de buenas a primera a un herman@y aunque sabía que algo iba a pasar,  que vendría un partner, entiende rápidamente que también su contendiente con quien además tendrá que compartir todo lo que hasta entonces era de su exclusividad, en especial su mamá.
Para los padres no es fácil y en esta etapa se aprende a compartir con la familia y hasta con los amigos si fuera necesario. La ayuda que no queríamos con el primero ahora la ansiamos .
Tranquilidad todo se va armando con el paso del tiempo .
Como les ha ido a  ustedes con este tema?  Algo que aportar ? Alguna anécdota ?

Paraserbella 
Etiquetado con: maternidad, segundo hijo

2 comentarios en “La revolución del segundo hijo

  1. La verdad es q yo estoy bastanta bien. A veces es un poco agoviante darme cuenta de q me paso el día cambiando pañales y dando leche, y el resto del tiempo, tratando de que mi hijo mayor (de casi 3 años) esté bien. Es complicado al principio. Más aún que tuve que sacarle los pañales xq me pilló el verano y ahí es cuando. Todavía ajustandonos, si. Cansada, pero contenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *