Belles y lectoras: “Yo soy Malala”
Por Margarita Cortez
24
septiembre
2015
Lectura | Tendencia

Hola querid@s lector@s, esta semana traigo un libro cargado de poder, fuerza interna, lucha, sacrificio, igualdad, justicia y sobre todo querer cambiar al mundo, se trata de “Yo soy Malala” de Christina Lamb y Malala Yousafzi.

La contraportada dice así:

Yo soy Malala, de Christina Lamb y Malala Yousafzai, es el excepcional relato de una familia desterrada por el terrorismo global, de la lucha por la educación de las niñas, de un padre que, él mismo propietario de una escuela, apoyó a su hija y la alentó a escribir y a ir al colegio, y de unos padres valientes que quieren a su hija por encima de todo en una sociedad que privilegia a los hijos varones. Yo soy Malala nos hace creer en el poder de la voz de una persona para cambiar el mundo. Malala Yousafzai se dio a conocer a los once años con un blog para el servicio en urdu de la BBC , en el que, bajo el pseudónimo Gul Makai, escribía sobre la lucha de su familia por la educación de las niñas en su comunidad. Como reconocimiento a su valor y a su lucha, ha recibido numerosos premios: Premio Nacional de la Paz de Pakistán en 2011, Premio Infantil Internacional de la Paz en 2013, XXV Premio Internacional Catalunya 2013. Es la persona más joven en haber sido nominada para el Premio Nobel de la Paz. Malala sigue abogando por el acceso universal a la educación a través del Malala Fund, una organización sin ánimo de lucro que apuesta por programas de gestión comunitaria y que apoya a los defensores de la educación en todo el mundo. Christina Lamb ha sido corresponsal en Pakistán y Afganistán desde 1987. Educada en Oxford y en Harvard, es la autora de cinco libros y ha recibido numerosos premios internacionales de periodismo. Yo soy Malala está clasificado en la materia política internacional. «Yo no hablo por mí, sino por aquellos cuya voz no puede ser oída. Aquellos que han luchado por sus derechos. Su derecho a vivir en paz. Su derecho a ser tratados con dignidad. Su derecho a la igualdad de oportunidades. Su derecho a la educación.» Malala Yousafzai Cuando los talibanes tomaron el control del valle de Swat en Pakistán, una niña alzó su voz. Malala Yousafzai se negó a ser silenciada y luchó por su derecho a la educación. El martes 9 de octubre de 2012, con quince años de edad, estuvo a punto de pagar el gesto con su vida. Le dispararon en la cabeza a quemarropa mientras volvía a casa de la escuela en autobús, y pocos pensaron que fuera a sobrevivir. Sin embargo, la milagrosa recuperación de Malala la ha llevado en un extraordinario periplo desde un remoto valle en el norte de Pakistán hasta las Naciones Unidas en Nueva York. A los dieciséis años se ha convertido en un símbolo global de la protesta pacífica, y es la nominada más joven de la historia para el Premio Nobel de la Paz. «Los extremistas han demostrado qué es lo que más temen: a una niña con un libro.» Ban Ki-moon Secretario General de la ONU.

Para mí, la historia de Malala es una historia valiente, de esas que te toca la fibra, que conmueve, motivan, inspiran.

Este libro nos cuenta la historia de Malala, desde sus recuerdos en su valle querido SWAT, nos habla de la historia de sus papas Ziauddin y Toorpakai Yousafzai, hasta llegar al atentado causado en Míngora por un grupo terrorista vinculado a los talibanes llamados TTP, lo cual cambio el resto de su vida.

Bueno a medida que uno va avanzando Malala va sorprendiendo con datos propios de su edad (las cosas que soñaba, que amaba, que odiaba y lo que más la entristecía), me encantó ese contraste en que es una niña, pero es una niña impresionantemente lúcida para su edad. Malala sin embargo, leía lo que más podía, le interesaba la política y la historia de su país. Esos datos los contrarresta constantemente para que nosotros, los occidentales que sólo vemos noticias, sepamos cómo funciona Pakistán, cómo viven los Musulmanes, cómo aman los Pastunes y cómo es realmente la política y los roces con Estados Unidos.

Malala nos entrega un poquito de su hogar, siempre señala que los Pastunes son hospitalarios por defecto, por lo que ella y su familia nos traspasan una pincelada de sus ideales y de su forma de ser a través de las palabras. Ziauddin es un padre valiente, que crió a Malala incentivándola a ser una niña libre. Luchó sin miedo por la educación y la política justa de quien malinterpreta el Corán. La relación de Malala y Ziauddin es algo que me conmueve demasiado, lo verán siempre apoyando a su hija y sonriendo ante sus discursos, es algo realmente muy emocionante de leer, ya que como sabemos, en el Islam no se celebran los nacimientos de mujeres, se silencian, sólo vitorean a los hombres, Ziauddin  sin embargo, cambió eso trazando en el árbol genealógico una fuerte línea con el nombre de su primogénita.

Malala Yousufzai, la niña más valiente del mundo según la ONU. El 9 de Octubre de 2012 los talibanes dispararon e hirieron en la cabeza a Malala, una pakistaní que defendía la educación femenina en su país y que ha iniciado una campaña contra la destrucción de los colegios de niñas.

Ese mismo año fue candidata al Premio Nobel de la Paz aunque finalmente en esa ocasión el premio fue concedido a la Unión Europea por sus “más de seis décadas de contribución a la paz, reconciliación, democracia y lucha por los derechos humanos de Europa”.

La UNESCO ha declarado el 12 de Julio como el día de Malala al celebrarse su cumpleaños. Esta organización ha presentado un informe que revela que unos 57 millones de niños en el mundo no van a la escuela. El  informe refleja además como la mitad de ellos están en países afectados por la guerra.

En el mismo también incluye que en 2012 se produjeron 3.600 ataques documentados contra la educación a nivel mundial que incluyeron violencia, tortura e intimidación contra estudiantes y maestros, así como la invasión y destrucción de escuelas.

Este libro nos desgarra y nos enseña, pero nos abre una puerta al alma y al sentir mas profundo del ser humano, saber que aún existen estas injusticias que independiente de una religión transgreden lo que somos en términos de seres humanos, seres universales, seres de este planeta, es necesario que aun se tenga que luchar por derechos que al parecer occidental son casi dados…esto da el derecho a matar a otro por pensar distinto…luchar por un derecho a ser educada, a recibir una oportunidad es algo de casi la prehistoria, pero para abrir nuestros ojos y almas existen muchas Malalas, para que cambien estas practicas mundiales, la vulnerabilidad política y militar de aquellos países me hace cuestionarme tantas codas que sin duda no tienen aun en este tiempo una respuesta.

Disfruten de una historia llena de verdad, sencillez, humildad y de una valentía y puje digno de ser imitados…maravilloso libro: “Mi mundo ha cambiado mucho. En las estanterías de nuestra casa alquilada hay premios de todo el mundo: Estados Unidos, la India, Francia, España, Italia, Austria y muchos otros lugares. Incluso me han nominado para el premio Nobel de la Paz, la candidata más joven dela historia. Cuando recibía premios por mi trabajo en la escuela, estaba feliz porque me había esforzado por conseguirlos, pero estos premios son distintos. Los agradezco, pero me recuerdan cuánto trabajo queda por hacer para alcanzar el objetivo de la educación para cada niño y cada niña. No quiero que se me vea como «la joven a la que dispararon los talibanes», sino como «la joven que luchaba por la educación».

Les dejo el link de su discurso en la ONU:

“Rabab mangia wakht deteer sho

Da kalikhwa ta Talibaan raaghali dena

¡Adiós, música! Silencia hasta tus más dulces melodías

Los talibanesestán junto a la aldea y han sellado todos los labios”.

 

 “Khairey ba waley darta na kram

Toora topaka woranawey wadan korona

¡Armas delas Tinieblas! ¿Por qué no voy a maldeciros?

Habéis reducido a escombros hogares llenos de amor”.

 

Un besito

Margarita.

 

 

Etiquetado con: lectura, libros, malala

14 comentarios en “Belles y lectoras: “Yo soy Malala”

  1. Malala nos enseña el sentido de la humildad, el esfuerzo por ser mejor, el amor por su pueblo, sus costumbres y su religión. Tus comentarios Margaritas me motivan a leerlo. Besos

    1. Maria Elena, muchas gracias por tus palabras y la verdad es que esta historia esta llena de fuerza, lucha, convicción, esperanza, garra, empoderamiento femenino, lo cual sin duda no nos deja ajeno a identificarnos plenamente con ella, independendiente de nuestros ideales, nuestras creencias…sin duda nos acerca aún mas a lo que es el poder y la fuerza interna de cada ser humano, a pesar de las dificultades.
      Un besito enorme

    1. Zulema, de todas maneras debemos empoderarnos de lo que somos no solo como género, sino también como seres vivientes, pensantes, creyentes, con ideales, deseos y con la garra que a pesar de toda barrera se pueden sobrellevar y sacar lo mejor del genero HUMANO…sin duda una tremenda lección de vida.
      Un besito gigante.

    1. Isidora, tal como comentas este libro nos acerca a lo mas intimo del ser humano, su esencia como ser y como generador de cambios, está escrita desde lo mas sincero, real y verdadero de una niña hecha mujer, y todo lo que vivió por seguir un ideal y transformar el mundo con un aporte tal vez pequeño a los ojos de muchos, pero un tremendo sacrificio, y lucha en términos humanos…una lección mas alla de las fronteras y religiones…una vida que contar y entregar.
      Un besito grande

  2. Hola Margarita. Qué bueno variar un poco la temática de los comentarios anteriores QUE ERAN DE PSICOLOGÍA PURA y que para unos como yo, eran exaherbadamente técnicos. Esta vez con un libro con un relato escrito con el corazón para mostrar al mundo, que la vida aunque sea muy dura, también puede ser bonita. Una historia de amor y respeto. Felicitaciones por los comentarios y por supuesto lo leeré.. Cariños.

    1. Ivonne, de todas maneras esta historia es basada en lo mas real que un ser humano puede vivir, escrita desde lo mas intimo, mas cercano y mas sincero como es la historia de Malala…esta cargada de amor, fuerza, valentía y a la vez dolor y lucha. A pesar de todo la vida está ahí para ser vivida, con los altos y bajos, la diferencia es como aprendemos y que generamos de esas enseñanzas lo que la hacen única.
      Un beso enorme

  3. Es un libro inspirador, una increíble historia, que nos enseña mucho, particularmente a luchar por tus derechos con especial importancia a la educación. Besos.

    1. Francisca, esta tremenda historia nos abre las puertas a una serie de temáticas que a veces nos parecen tan lejanas a nuestra realidad, pero que sin duda nos muestra que con convicción, apoyo y lucha se pueden generar grandes cambios y se pueden lograr incluso exponiendo mas que la vida misma, habla de ideales, derechos, idiosincracias, educación, empoderamiento femenino, coraje y mas…de todas maneras un ejemplo de los que hay pocos.
      Un besito grande

  4. Al principio me pareció un poco difícil, creo por no estar familiarizada con la historia de Pakistan, pero también ayuda a eso , familiarizarse y conocer más acerca de ese País. Historia de valentía, amor filial, amistad, religión no fanatismo. Creo que valdría la pena que este libro lo leyeran nuestras jóvenes en la educación secundaria para poder apreciar en su real magnitud la importancia de la educación y valorar el que se tiene acceso a la misma sin importar tu género. Cariños.

    1. Leonor, claramente comparto tu pensamiento y ojalá todos puedan acceder a este tipo de lectura en especial a nivel de colegios, ya que no solo abre mundos, abre mentes y también corazones…valores tan importante de ir inculcando en las nuevas generaciones.
      Un besito gigante

    1. Sergio, gracias por tus palabras y de todas maneras es un must para leer, ya que la fuerza que entrega es motivadora y necesaria muchas veces para ver siempre el vaso medio lleno.
      Un besito enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *