Cerrar
Cuerpo

Los daños que puede producir el abuso de un “waist trainer”

Sí, está bien un par de horas, ¿pero siempre?

¿A quien no le gustaría tener cintura de avispa? Si hay un tema que a mí me obsesiona del cuerpo es la cintura. Es una de las cosas que más trabajo en el gym y trato de destacar con cinturones. Sin embargo, dentro de mi obsesión, creo que nunca he llegado a ciertos métodos que puedan afectar mi salud, como lo son las famosas fajas “waist trainer”.

Estas son aquellas que se concentran en la zona de la cintura -como dice su nombre- y tienen como finalidad disminuir el contorno de la zona, lo que las diferencia a otras fajas.

Rostros famosos nacionales e internacionales cada cierto tiempo nos invitan a probar este famoso y antiguo método para lucir una diminuta cintura, aún cuando hay cuerpos que anatómicamente y por naturaleza no lo tienen.

Qué dicen los expertos sobre el “Waist Trainer”

Le pregunté a una amiga kinesióloga que opina al respecto. Ella me indicó que “no siempre son malas, algunas incluso pueden ayudar a mejorar la postura”.

El problema se genera cuando tenemos a personas un poco más extremas que la usan 24/7 y más apretadas de lo que deberían, presionando las costillas a tal punto que afecta la respiración y posición de algunos órganos.

Consecuencias de no usarlas como corresponde

Hay casos donde las mujeres incluso sufren síntomas de por vida. Como adormecimiento o dolor crónico de la zona el cual puede expandirse hacia las piernas. Hay gente que las usa para “bajar de peso” pero en realidad esto no funciona, solo moldea por unos días y luego el efecto se va.

Ojo cómo tratas tu cuerpo

Escribir sobre este tema se me hace un poco difícil, ya que explicar de una manera tajante que estas prendas no ayudan tanto como uno cree no es lo que la mayoría quisiera, pero lamentablemente es cierto. Para disminuir el peso hay que adquirir hábitos saludables y luego de averiguar me doy cuenta que el waist trainer no es un extra que ayuda a conseguir los resultados mas rápidos, solo es una solución parche.

Sin embargo, no quiero ser agua fiestas y decirles que jamás los usen. Quizás para alguna ocasión especial donde queremos vernos regias y estupendas no estaría mal… Pero ¿todos los días? eso podría afectar nuestra salud y creo que nadie quiere eso.

¿Qué opinan ustedes?

¡Un abrazo grande a todas!
Javiera.

X
X