Cerrar
Maternidadniños

El desafío del cepillado dental infantil

Mamás, sabemos que no es cosa sencilla...

Hoy vengo a hacer un mea culpa. Fui mamá hace dos años y hasta ese momento me pasaba el día insistiendo a las mamás de mis pacientes que debían ser rigurosas con el cepillado desde pequeñitos, muchas veces juzgándolas en secreto. Pensaba que era flojera de ellas o que sencillamente no les importaba la salud de sus hijos.

Pues bien, hoy me doy cuenta de que el cepillado dental infantil muchas veces se parece más a una lucha cuerpo a cuerpo que a un idílico momento educativo. Pero la realidad es que desde que aparece el primer diente, debemos comenzar el cepillado.

¿Cómo debe ser el cepillo?

Debemos adquirir uno adecuado a la edad del niño, con filamentos suaves, de cabeza pequeña. A mí me gustan mucho las marca PHB y Curaprox. En niños menores a 2 años, lo ideal es que el mango esté adaptado a la mano del adulto y la cabeza a la boca del niño.

¿Cómo debe realizarse?

La técnica recomendada es la rotatoria: con la boca cerrada, se realizan movimientos circulares con el cepillo, hasta cepillar todas las caras externas. Luego, con la boca abierta cepillamos las superficies de los molares y las caras internas de todos los dientes. Finalmente, la lengua con movimiento de barrido hacia fuera ¡¡y estamos!!

Idealmente, debemos realizar esto en el baño, con el niño frente al espejo y nosotros situados por detrás. Así, lo hacemos partícipe de la rutina, para que sea más fácil que comience a hacerlo solo y por voluntad propia cuando sea el momento.

Sin embargo, muchas veces no les gusta. Otras veces no están de humor y un millón de veces cierran la boca con el cepillo dentro y mueven la cabeza insistentemente de un lado a otro. También, a medida que van siendo más autónomos nos quitan el cepillo para hacerlo ellos mismos según su propia técnica, esto es mantener el cepillo en la boca, chuparle toda el agua y finalmente morderlo.

Entonces, ¿qué hacer?

Primero que todo: armarse de paciencia. Entender que para ellos todo es un juego e intentar por todos los medios que sus dientes queden bien limpios. Algunos consejos:

  • Recurrir a sus monitos favoritos, videos musicales, etc. No será más de 1 minuto, y lo hacemos por su bien. No crearemos adictos a la tecnología por usar ese recurso a nuestro favor de vez en cuando.
  • Utilizar canciones ad hoc. En youtube hay de ídolos infantiles como el Perro Chocolo, entre otros.
  • Variar la técnica y hacerlo sobre la cama, con ellos recostados mirando la tv.
  • Pedirle a un familiar (papá, tío/a, hermano mayor,etc) que nos ayude animándolo y distrayéndolo.
  • Utilizar la técnica rodilla-rodilla: dos adultos sentados de frente, el niño sentado “a caballito” sobre uno de ellos, se recuesta y el según adulto realiza el cepillado.

Ahora tienen un montón de tips para lograr un cepillado correcto. No olviden que al menos debe realizarse 2 veces al día (mañana y noche) ¡y toda técnica es válida! La idea es ir de a poco logrando que el niño coopere y se adapte, para que luego pueda realizarlo solo y por voluntad propia. ¡Suerte!

X
X