MujerOpinión

Agenda feminista y el fin de la toma de la Casa Central de la UC

Cuatro días que se suman a esta lucha que sigue creciendo.

Agencia Uno

Después de cuatro días de toma, las estudiantes de la Universidad Católica decidieron dejar el lugar después de llegar a tres acuerdos clave dentro del petitorio que exigían -los detalles en este link-. Pero, ¿cuál es el mensaje que nos deja este momento histórico?

Alumnas vs alumnas: ¿Quién se tomó la casa central?

Este fue el pleito desde que se tomó la UC, comenzando otro polo de lucha que exigía volver a clases. De acuerdo a éste, la decisión de la toma no se hizo entre todos los estatutos universitarios. Además, dicen que vulneraba a aquellos alumnos que tenían beca o que necesitaban continuar con sus evaluaciones.

El fin de semana conversé con una estudiante de ingeniería y otra de arte que demandaban que se depusiera la toma ya que iba en contra de los estudiantes. Eso sí, siempre destacaban lo urgente que era terminar con la educación sexista y mejorar los protocolos, pero que “esa no era la forma”.

Por otro lado, veía cómo alumnas y ex alumnas ayudaban a quienes permanecían al interior del casco histórico y quienes insistían en que rectoría había cerrado varias veces las puertas a sus demandas.

La respuesta de la rectoría

“Este fin de semana hubo un diálogo fructífero y profundo para escucharlas y saber sus demandas. Pero también para expresarles que una toma es un acto violento con toda la comunidad universitaria”, dijo el rector Ignacio Sánchez.

“Nuestra lucha no queda hasta aquí. Las movilizaciones seguirán tanto a la interna como fuera de nuestra casa de estudios”, dijeron en el comunicado de vocería de la toma.

Por mucho que hubo alumnos y profesores que igual pudieron hacer ingreso a las aulas -técnicamente estuvo el casco histórico tomado, ya que atrás está el ingreso del Hospital que no puede ser cerrado y seguían algunas clases en Derecho, Ciencias Biológicas y en Comunicaciones-, este acto deja una marca dentro del movimiento feminista. No es una lucha de un simple descontento. Son más mujeres que suman garra contra actos de injusticia.

De los puntos acordados, se acordó realizar un barrido de casos de abusos desestimados en los últimos años para ofrecer apoyo psicológico a quienes hayan sido afectadas(os) y una reformulación del protocolo de denuncia en caso de acoso.

La Agenda Mujer

Un 55% aprueba la forma en que el gobierno está gestionando las demandas feministas, de acuerdo a la encuesta Cadem. Bien sabemos lo tendenciosas que pueden ser ciertos estudios, ¿no? Dejamos el criterio abierto a cada una sobre si creen o no su resultado. En tanto, un 68% dice estar de acuerdo con las movilizaciones feministas.

Pero, ¿qué opinan los legisladores? Me resulta inevitable no hablar de lo ocurrido este domingo en Estado Nacional de TVN con Jacqueline Van Rysselberghe. “La educación no sexista es un título de la canción que puso la izquierda hoy día en la pantalla”, expresó. Después insistió en que había que centrarse en la discriminación que existe contra “el ser humano, no solo de la mujer”.

Necesitamos reflexionar aún más de cada palabra que usamos para referirnos a lo que está pasando. Frases como estas no las podemos dejar pasar. Sí, bien que defendamos a hombres y mujeres, pero recordemos que también hemos estado mucho tiempo en desventaja.

Joce Acuña
Editora general de PSB. Amante de los 90', los unicornios, la cerveza y Britney Spears. Millennial senior a toda honra (por si no se notó antes).

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X