Cerrar
PsicologíaSalud

Depresión: Cómo podemos prevenirla

¡Hola, Bellas! Cuántas se han sentido tan tristes o derrotadas que sienten que no pueden seguir adelante? O superadas por la situación, la vida, todo, con ganas de simplemente hacer nada y desaparecer. Eso, se llama depresión.

Yo, nunca me he visto enfrentada a una tristeza de esta magnitud, pero tengo seres amados que se han visto afectados por ella, y es por ello que quiero hablarles de esto. La Organización Mundial de la Salud, OMS, proyecta que en los próximos 20 años, la depresión superará a otras patologías en el mundo occidental. Si es que la padecemos, el tratamiento debe ser enfocado en 3 frentes: medicamentos, psicoterapia y plan de vida, junto con prolongar este tratamiento el tiempo suficiente para recuperarnos y evitar recaídas.

Qué es la depresión

Es una patología clasificada dentro de la psiquiatría, en distintos tipos y grados, es una enfermedad curable, cuyo común denominador es la tristeza vital, que se puede manifestar incluso de manera física. Existen diversos tipos, por lo cual no todas van a manifestarse a la misma edad o de igual forma.

  • Depresión endógena: generada por una predisposición genética, en algunos casos llamada
    melancolía.
  • Depresión psicógena: originada, generalmente, por un factor intrapsíquico que proviene
    de vivencias infantiles frustrantes o amenazantes.
  • Depresión situacional: ocurre a consecuencia de un evento vital adverso, la sobrecarga
    emocional, la soledad o el aislamiento.
  • Depresión somática: aquella causada por una alteración física o corporal, como el caso de
    las personas con dolor crónico.
  • Trastorno bipolar: condición genética, en que se producen variaciones del ánimo, pasando
    de la euforia a la tristeza absoluta.

Los síntomas

Principalmente, se manifiesta como tristeza vital, pero asociado a desesperanza, abatimiento, disminución o pérdida de la actividad psicomotora. Además, soledad o falta de comunicación, junto con el desequilibrio en nuestras actividades cotidianas como la alimentación o el sueño.

Qué decir y qué no decir a alguien deprimido

Muchas veces, queremos cuidar a aquellos que amamos y se encuentran atrapados en esta enfermedad, pero hay cosas que nunca debiéramos decir como criticar la actitud de la persona hacia los otros o hacerlo sentir culpable por sentirse triste o no ser capaz de enfrentar sus actividades habituales.

Es importante, hacer que esa persona sienta que cuenta tanto con nuestra compañía como con nuestro oído cada vez que lo necesite y se sienta preparado para expresar lo que siente.

Pautas para prevenirla

En vista de la proyección realizada por la OMS, se han generado pautas para poder realizar
prevención, que al final del día, es lo más importante en cualquier enfermedad.

  • Estilo de vida: dedicar tiempo suficiente a las relaciones personales y mantener un vínculo confidencial con al menos 2 personas.
  • Actividad física: realizar actividad física de acuerdo con las condiciones de la persona y, de ser posible, al aire libre.
  • Alimentación: que sea ligeramente hipocalórica y rica en ácidos grasos omega 3-
  • Cultivar el pensamiento: ya sea a través de la lectura o la meditación, con esto logramos aumentar la densidad neuronal a nivel de la corteza cerebral, especialmente, los lóbulos pre frontales, que es la zona que más atrofia sufre con el estado depresivo.
  • Mejorar la actitud ante el stress: tanto en los casos agudos como las sobre cargas emocionales puntuales, como en los casos crónicas, generalmente asociados al trabajo.

Las invito a practicar estas pautas de prevención, tanto con ustedes como con ellos a quienes quieren, para poder disfrutar de cada uno de nuestros días acompañadas por esos que amamos.

¡Un gran abrazo a todas!

Aurora Poblete Vega
Médico cirujano

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X