MaternidadMujerNiños

Lactancia materna: Vuelta al trabajo

Hola, bellas. En la nota de hoy les comento sobre la vuelta al trabajo después del post natal. Durante este tiempo estuvieron con sus guaguas a tiempo completo, probablemente lograron un exitoso periodo de lactancia y ahora están enfrentadas al regreso al trabajo y todo lo que esto implica pero esto no tiene que ser sinónimo del fin de la lactancia materna.

La incorporación al trabajo materno es una de las principales razones para la disminución o abandono de la lactancia materna. Sin embargo, año tras año las estadísticas demuestran que la incidencia de ésta aumenta, así como también su duración, a pesar de la progresiva incorporación de la mujer al trabajo fuera de casa.

Algunos autores describen un mejor vínculo en los bebés alimentados al pecho. También menor incidencia de procesos asmáticos en niños que van a las salas cuna o jardines infantiles pero mantienen la lactancia materna, demás, el mantenimiento de la lactancia mientras los hijos acuden a sala cuna o jardín infantil, disminuye la incidencia, gravedad y la duración de infecciones respiratorias y digestivas.

Las madres que trabajan tienen mayor riesgo de desarrollar mastitis

Debido a la disminución de tomas y al vaciado incompleto o menos frecuente de las mamas. Diversos estudios demuestran que entre las mujeres con trabajo remunerado hay una mayor frecuencia de inicio de la lactancia materna, sin embargo, la duración es menor y está relacionada con las horas de trabajo.

¿Cómo afecta la lactancia materna al entorno laboral?

Se sabe que los lactantes de pecho enferman menos que los lactantes de leche artificial, por lo que las madres que amamantan tienen menos ausentismo laboral y rinden mejor en su puesto de trabajo.

Estrategias para mantener la lactancia materna el mayor tiempo posible en madres trabajadoras

  1. Comenzar a extraerse leche un par de semanas antes del regreso al trabajo para ir adoptando destreza y dejar banco de leche.
  2. Aumentar el número de tomas en fin de semana o por la noche para restablecer la producción.
  3. Ofrecer una toma al pecho justo antes de salir al trabajo y otra al llegar a casa.
  4. Ofrecer sólidos (si la edad de la guagua lo permite) durante la ausencia de la madre.
  5. Explicar al cuidador sobre el manejo de la leche. Como descongelar, calentar. Ofrecer con jeringa, vaso o mamadera según sea el caso.
  6. Comprar un saca-leches es mucho más conveniente y barato que alimentar al bebé con leche artificial.
  7. Por último, mantener la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses ofrece muchos beneficios para la madre, para el hijo y para la sociedad en general.

Quedo atenta a sus dudas. Cariños.

María José Acevedo B. Nutricionista, Magister en Nutrición y Coach Nutricional.
(mariajoseacevedo@inta.uchile.cl)

 

Quizás también te interese leer sobre crisis de lactancia.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X