Salud

¿Estás cansada? 6 señales que ayudarán a descubrirlo

cansancio

Hola bella! ¿Te has sentido alguna vez tan cansada que sientes que necesitas un par de días libres, sólo porque no son capaces de salir a trabajar?

Ese es el momento preciso en que debemos pedir uno o más días libres, para poder tomar el merecido descanso.

Necesito un descanso, estoy cansada

Madelyn Parker, es una estadounidense que hace un par de semanas publicó un intercambio de correos con su jefe, donde lo principal era la solicitud de días libres, sólo por su salud mental: “Me voy a tomar hoy y mañana libres para concentrarme en mi salud mental. Espero poder volver la semana que viene revitalizada y al 100%”.

Y la respuesta del jefe…

Lo más destacable de la historia, no es sólo la solicitud de días libres, sin la justificación de un compromiso familiar o cualquier otra cosa lejana a la realidad que no sea sólo nuestra necesidad de descanso, sino, la respuesta que le entregó su jefe:

“Sólo quería agradecerte que me envíes e-mails como este. Cada vez que lo haces lo utilizo como un recordatorio de la importancia que tiene tomarse días libres por temas de salud mental. No puedo creer que esto no sea la práctica habitual en todas las organizaciones. Eres un ejemplo y nos ayudas a superar el estigma para que podamos dar lo mejor de nosotros mismos en el trabajo”, aseguró Ben Congleton, su jefe.

Pero, ¿cómo tomar la decisión si no nos damos cuenta de que realmente necesitamos un descanso? Ahora, les cuento un poco de las señales a las que debemos estar atentas.

Señales que estás cansada

  1. Irritabilidad: hasta el gesto más pequeño, el contratiempo más mínimo o lo que sea, te molesta y te pone de mal humor.
  2. Crisis de llanto: no sólo llorar porque te sientes sobrepasada frente a ciertas situaciones que ocurren en el trabajo, sino que la aparición de otro tipo de ansiedades o ‘vicios’, como las compras compulsivas.
  3. Hablar incoherencias: Nunca completar una oración o comenzar a hablar de un tema sin terminarlo. Esto se puede asociar a hablar muy lento o muy rápido.
  4. Desinterés por el cuidado personal: cosas tan simples como la ducha diaria, peinarse o maquillarse, se vuelven una carga y casi lo hacemos por obligación, no por sentirnos bien ni por el autocuidado que practicamos a diario.
  5. Insomnio o pesadillas: el mal dormir es un signo claro de que estás agotada, lo cual además provoca somnolencia, irritabilidad, desgano, entre otras cosas.
  6. Falta de concentración: El ruido ambiente o cualquier otro estímulo externo impiden que te centres en tu trabajo, teniendo que repasar varias veces la misma línea que leíste, para poder terminar tu trabajo y producir como estás acostumbrada.

Lo más importante, es el autocuidado, por eso las invito a hacerse cargo de todas estas señales y aquellos pequeños síntomas que nuestro cuerpo de a poco nos muestra como alertas para que nos tomemos un pequeño reposo y recuperemos esa energía de hacer lo que más nos gusta.

Les dejo un gran abrazo como siempre.

Aurora.

 

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X