Cerrar
Nutrición

Cómo cocinar las cebollas según el tipo

cebollas

No todas las cebollas son iguales. Tienen distinto color, sabor y textura. Por lo mismo, el cómo la cocinamos depende netamente del tipo, ya que así podrás disfrutar al máximo los sabores.

Conoce los tipos de cebollas

Cebolla morada

cebollas

La cebolla morada es mejor comerla cruda. Su sabor es intenso por lo que queda deliciosa en hamburguesas, ensaladas o con pescado crudo (como en el cebiche).

¿Cómo conservarla? basta con almacenarlas en un lugar oscuro, fresco y seco.

Cebollín

cebollas

Generalmente se come cruda porque su sabor no es tan fuerte y es de textura crujiente. Su sabor se preserva mejor así.

¿Cómo conservarla? la mejor opción es guardarlas en una bolsa de malla (como las que se usan para lavar) dentro del cajón de las verduras. Esto permite la circulación del aire pero se evita que se sequen.

Cebolla blanca

cebollas

Esta es del tipo crujiente y aporta siempre algo especial a todos aquellos platillos en los que necesites más textura. Esta se puede cocinar y freír porque no pierde nada de su sabor.

¿Cómo conservarla? Deben almacenarse en un lugar oscuro, seco y fresco.

Cebolla amarilla

cebollas

Esta es la que encuentras en todas partes. Además es la cebolla con el sabor más intenso en relación a las otras variedades. Es una buena opción para casi todos los platos, especialmente si quieres caramelizarla ya que tiene altos niveles de azúcares naturales.

¿Cómo conservarla? Esta cebolla se puede almacenar cortada y envuelta en plástico en el refrigerador por unos días antes de que se eche a perder.

Chalota

cebollas

Es pequeña y tiene una forma my similar a la de la almendra. Su sabor es más dulce, por lo que es ideal para comer con tus ensaladas y platillos que no requieran cocción.

¿Cómo conservarla? Hay que dejarlas en un lugar oscuro y fresco en la cocina. Podrían aguantar por varias semanas o un mes aproximadamente.

Cebolla dulce

cebollas

Es similar a la amarilla pero su cáscara es más anaranjada. Su sabor es tan suave que es posible comerlas crudas y, como tienen un mayor porcentaje de agua, son un ingrediente perfecto a la hora de preparar salsas.

¿Cómo conservarla? Se deben almacenar en un lugar fresco y oscuro.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X