Cerrar
niñosTendencia

Viajar con niños… y un solo padre.

Bellas, por una separación; vacaciones de uno solo; o cualquier tipo de circunstancia, nos puede tocar viajar con los niños pero solo con uno de los padres. Dentro del país esto no es problema, pero como sabemos, sacarlos del territorio nacional no es lo mismo.

Este año me tocó y me estresé muchísimo más de lo debido, dada la información contradictoria que encontré en las webs del Gobierno de Chile. Mientras que de relaciones exteriores me mandaban a firmar los papeles hasta con el cónsul y su abuelita; otros aseguraban que era un papel notarial y tres fotocopias simples.

Pues bien, finalmente decidí mandar a mi pobre ex con cero información a una notaría (lo único que supimos es que sólo tenía que ir el padre que no viajaba, así que le tocó) y averiguar qué era lo que había que llevar. Tras una corta llamada para pedirme mi rut, llegó a mi casa con tres copias notariales de un poder que te redactan en la misma notaría.

 

Cómo obtener este papel:

Para obtener este papel tiene que ir el padre que no viaja, con el rut del que sí y el de él o los niños en cuestión, y ellos en notaría te arman todo. Cero atado! Ideal que el papel se haga 15-30 días antes del viaje, por la vigencia de este, y que indique las fechas en las que se estará afuera.

Ahora, ¿qué pasa si ustedes se llevan pésimo con su ex o de frentón no existe? En esos casos hay que ir al juzgado a pedir un permiso especial.

 

¿Eso es todo?

Noooo señores, no nos salvamos tan fácil. ¡Ahora tienes que averiguar cuáles son los requisitos para INGRESAR al otro país! Hay países que no ponen ningún drama, y otros que sí. Por ejemplo, nosotros íbamos a Canadá. Llevamos una carta de mi ex autorizando el viaje, con su firma y la de un testigo (la polola). La carta debía ser en inglés o francés y llevar todos sus datos de contacto en Chile, no sé por qué, allá en policía no se quedaron con ninguna copia y a la hora que yo me desaparecía no tenían su número. Además debíamos adjuntar copia de su carnet de identidad por ambos lados, firmada. Como si fuese un poder simple de autorización de vacaciones.

Para qué les cuento:

me fui súper estresada y ni en policía internacional de salida o entrada me dijeron ni pio. Llevaba fotocopias de todo, hasta de nuestros pasaportes y CIs. El chico en Canadá ni leyó la carta, apenas la hojeo para ver que estuviera todo. Así que ya saben: no invoquen a Murphy, vayan con una carpeta con todos los papeles, lleven fotocopia de todo, porque mientras más cosas llevas, menos te piden, eso ¡seguro!

Total que me devolví con mi maleta íntegra de papeles (que no me atreví a votar por el camino); los llevé en cada trasbordo, subida a tren y lo que fuera y: NADA. Con Murphy como guía, ¡nada nos fallará!

Maku

 

Sigue leyendo 8 maravillosas razones para viajar sola.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X